Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Hay un quiquiriguiqui raro entre Ramos Allup y Bernabé Gutiérrez, dijo Homero Parra

Hay un quiquiriguiqui raro entre Ramos Allup y Bernabé Gutiérrez, dijo Homero Parra

Compartir

 

Homero Parra, coordinador de la comisión renovadora Ad hoc de Acción Democrática, afirma que la vieja dirigencia del partido ha decidido hacerse cargo de su destino, a los fines de reposesionarlo; para redefinirlo, rediseñarlo; colocarlo en el lugar, que le corresponde en la política venezolana, y no dejarlo en manos de Henry Ramos Allup; quien, a su juicio, lo está acabando.

¿Se puede considerar que Acción Democrática entra en un proceso de renovación; luego de la intervención del Tribunal de Etica, que expulsó a Bernabé Gutiérrez y suspendió a Henry Ramos Allup?

-Tú eres un científico social, y sabes perfectamente bien, que los países encuentran su rumbo a través de iniciativas apropiadas a sus partidos políticos, a sus fuerzas políticas; a sus fuerzas emergentes. Acción Democrática siempre fue el pivote fundamental en el propósito, de cómo conducir a Venezuela. Pero en los últimos años se ha convertido en un parapeto de un gobierno despótico, tiránico; en lugar de estar participando activamente en la búsqueda de soluciones democráticas.

-Hay que reposicionar el partido por completo o hay que buscar fórmulas; que nos permitan rescatar la identidad organizativa; promoverla de tal manera que pueda, nuevamente, tener aspiración de poder, y eso no es nada difícil. Hoy la política se maneja en términos científicos; se maneja sobre la base de planes y programas. Cambridge Analítica es una de las instituciones, que crea programas políticos, para reposesionar partidos, y si nosotros somos inteligentes, tendremos que buscar la asesoría necesaria, para reposesionar AD y mantener su estatus.

-Pero, hay que cambiar las autoridades. Hay que hacer nuevos procesos de convenciones; que se perdieron en la organización; que no se llevan a cabo desde hace unos veinte años. Entonces el partido está secuestrado por el gobierno. En ese sentido, es necesario reposesionarlo; para encontrar un nuevo rumbo para Venezuela, y una nueva condición de país; orientado sobre la base se principios y normas contenidas en la nueva orientación de la política venezolana.

Aquí está en discusión la existencia de ese Tribunal de Etica; toda vez que con la reforma estatuaria, que solicitó Henry Ramos Allup en el 2003 ante el CNE, se presume que él pudo haberlo eliminado. ¿Qué piensa usted?

-Ese Tribunal de Etica está vigente y existe. Aún más, cualquier modificación estatuaria, que sea; ninguna autoridad no tiene el rango necesario, para eliminar a una institución partidista de tanto peso, como el Tribunal de Etica. Si eso hubiese ocurrido, sería una violación flagrante de los estatutos del partido y de las normas políticas, que rigen AD.

-Pero lo importante está en que el tribunal existe, y han tomado una decisión salvadora de AD, y que está convocando, precisamente, a adecos viejos; que no tienen ninguna ambición de poder; para reposesionar el partido; para redefinirlo, rediseñarlo y colocarlo en el lugar, que le corresponde en la política venezolana.

¿En qué quedó la comisión ad hoc, que se nombró precisamente para la reestructuración del partido, y que encabezaba Carlos Canache Mata?

-Carlos Canache Mata no aceptó esa postulación; argumentando que, realmente, tiene problemas de salud serios; que también entiendo. Bueno, lamentablemente estamos ante la alternativa, de que parte de los equipos humanos de Venezuela está enfermo. Pero hay otras personas, como Humberto Celli, Carlos Ortega, Lilian Arvelo o, en mi caso, que fui secretario nacional de profesionales y técnicos de AD durante muchos años.

-Aquí hay un equipo bueno, que quiere participar sin ninguna naturaleza; sin ponerle piedras a nadie; sino estableciendo normas claras, precisas y transparentes; que se vaya a un proceso de convenciones. Se posesionen del partido, y comiencen a darle una nueva vida.

Homero Parra

Homero Parra

Esta AD no es legítima a los ojos del Tribunal Supremo de Justicia; puesto que la legítima es la que le otorgó la secretaría general  a Bernabé Gutiérrez. ¿No le parece?

-El problema de la legitimidad en Venezuela en este momento está seriamente cuestionada; empezando por la legitimidad del TSJ. Entonces, esto hay que verlo muy bien. No existe un TSJ legítimo; de manera que no podemos estar catalogando las posibilidades de un esquema de trabajo de una institución que es, absolutamente, inválida, írrita. Entonces, habrá un proceso de discusión al respecto; de tareas legales que revisar.

Además de la expulsión de Gutiérrez, el Tribunal de Etica suspendió a Ramos Allup. ¿Por qué a él, si más bien vino a ser una víctima de la decisión del TSJ, que lo despojó del partido?

-Las cosas están tan complicadas, que no sabemos definir… hay un quiquiriguiqui raro ahí; hay una especie de gato enmochilado. No sabemos exactamente lo que pasa; porque a veces ocurre que yo me pongo de acuerdo contigo, y entonces te digo: haz tal cosa, que yo voy a hacer otra cosa, y coincidimos al final. Ese es un manejo político muy conocido, y nada favorece al partido.

-Porque no le está aportando nada nuevo, y lo están acondicionando, para volverlo una organización antidemocrática; como el PSUV. Eso no quiere decir que el PSUV no haya hecho lo imposible, para ponerle la mano al partido. Está en su derecho de hacerlo. Pero nosotros los adecos verdaderos estamos en condiciones de iniciar ese proceso.

Una vez llevado a cabo el proceso de reposicionamiento del partido, lo que vendría a continuación sería la convocatoria a un proceso electoral interno. ¿No cree usted?

-Lo estamos convocando ya, al establecer las normas, para que en un año se lleven a cabo las elecciones internas en todo el país; elecciones que vayan desde los comités locales, distritales, estadales; hasta la convención nacional del partido.

¿Se puede considerar que la gestión de Ramos Allup, en la conducción del partido, ha estado signada por la hegemonía personalista?

-No todas las cosas son tan malas, como son tan buenas. Podemos decir que Ramos Allup cumplió una etapa y muy importante. Se le agradece porque estuvo por más de veinte años soportando el peso de AD. Pero, básicamente, eso no lo autoriza a que acabe con el partido. Entonces, hay que quitárselo de las manos, antes de que siga destruyéndolo.

¿Cuáles son los cuadros directivos, que la comisión ad hoc reconoce: si los de Bernabé Gutiérrez o los que se habían quedado con Ramos Allup?

-Los nombramientos hechos por Bernabé, bajo un acto de traición, no tienen ninguna validez; mientras que en el partido vienen funcionando las autoridades sectoriales durante mucho tiempo, y que son muy prestigiosas. Por ejemplo, el movimiento sindical, el movimiento agrario, el movimiento femenino, el movimiento juvenil; El de profesionales y técnicos y municipales. Solo haremos el trabajo correspondiente a la Presidencia que se manejara por la Comisión y la Secretaria General y la Secretaria de Organización que en esta semana designaremos a sus encargados

Igualmente las autoridades Seccionales que operaban bajo la administración del  compañero Ramos Allup, no son sustituibles son las reconocidas y a las cuales les asignaremos las tareas partidistas de carácter general y ellos implementaran las de carácter local, con la excepción que pueda producirse  de aquellos compañeros que quieran ser eximidos de responsabilidades partidistas.

Enrique Meléndez

 

Compartir
Traducción »