Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Italo Olivo: El sastre digital

Italo Olivo: El sastre digital

Compartir

 

“Cuidado con los cerebritos que van con una fórmula debajo del brazo“. Warren Buffett, una de las personas más ricas del mundo.

Llegó a mis manos el relato de una sastrería digital. Me pareció interesante la idea y decidí compartirla con ustedes, más que nada para que interpreten los movimientos que hizo este emprendedor español, que le podrán servir de ayuda para llevar adelante su posible idea.

La fábrica de camisas utiliza un software que guarda las medidas de sus clientes y les sugiere ofertas según sus gustos.

En el 2012 existían dos tipos de tiendas de camisas a la medida en España. Por una parte las muy costosas y por el otro las que ofrecían un precio reducido, pero que trabajaban de forma más artesanal. Así es que Emilio Colomina creador de la idea, reconoció que en el sector existía un nicho que no estaba siendo satisfecho. Comenzó poco a poco, junto a su hermano y dos amigos del colegio.

Realizaron una prueba piloto en la que ofrecían a amigos y familiares confeccionar camisas a medida. Una vez confirmado el éxito de la idea, crearon La Fábrica de Camisas y fueron puerta a puerta para darse a conocer.

El negocio iba creciendo, pero el tiempo empezó a ser un problema. Los cuatro fundadores continuaban con sus trabajos paralelos y Colomina empleaba todo su tiempo libre en el negocio textil. Contaba Colomina que aprovechaba por la noche cuando llegaba a casa o a la hora de comer, pero llegó un momento en el que pase la línea roja en la que debía decidirme por una cosa u otra porque estaba afectando a mi desempeño en ambas.

Finalmente, Colomina decidió dejar su trabajo como consultor y se puso a administrar a tiempo completo el negocio propio. Convencido de que la tecnología marcará la diferencia, contrató a una empresa para que creara un software que controlará todos los aspectos de la compañía, desde la captación de la orden y el monitoreo de un pedido, hasta las medidas de un cliente, sus gustos y los artículos que ya había comprado con anterioridad. El programa crea también los patrones de las prendas solo con introducir las medidas de los clientes y envía promociones personalizadas gracias a la ayuda de la inteligencia artificial.

Esta base de datos cuenta con la información de 16.000 clientes, de los cuales el 65% ha realizado algún pedido en el último año.

Realizan mensualmente, entre 600 y 1000 camisas a la medida, pero también confeccionan trajes y venden prendas fabricadas en serie, tanto camisas y trajes, como zapatos, corbatas, etc. El negocio está enfocado principalmente a los hombres, ya que las prendas de mujer son muy complejas.

Definitivamente, es una ventaja competitiva muy importante, porque a un cliente de camisas a la medida al final le da igual pagar 10 euros más o 10 euros menos. Lo que quiere es que su camisa este bien, en tiempo y en forma. Esto lo afirma Colomina con mucha firmeza.

Italo Olivo – www.iolivo.com

 

Compartir
Traducción »