Inicio > Política > Guerra entre disidentes de la Farc y el ejército venezolano no da tregua

Guerra entre disidentes de la Farc y el ejército venezolano no da tregua

Compartir

 

La situación es tensa en la frontera con Venezuela. Mientras fuerzas militares del vecino país intensifican sus operaciones contra disidentes al mando de ‘Gentil Duarte’, miles de personas han cruzado hasta el municipio colombiano de Arauquita para refugiarse de los fuertes combates.

Mientras en Caracas eran enterrados los militares venezolanos Jesús Alexander Vásquez Pérez y Ándriel Istúriz Sojo, dos de los cuatro soldados muertos en combates contra las disidencias de las Farc en zona fronteriza, este sábado se agrava la situación de orden público en zona limítrofe entre el estado Apure y el departamento de Arauca, en Colombia.

Diego Molano ministro de Defensa: “El narcotráfico se está tomando lentamente a Venezuela”: ministro de Defensa

El comandante del ejército venezolano, mayor general Domingo Hernández Larez, informó que los uniformados recibieron un ascenso post-mortem, al tiempo que unidades aéreas y terrestres del ejército del vecino país continúan con ataques hacia posiciones de grupos armados ilegales.

“El sargento segundo Jesús Alexander Vásquez Pérez es ascendido post-mortem a la jerarquía de sargento primero y condecorado con la cruz del Ejército por haber cumplido con el sagrado deber de defender a la patria y sus instituciones”, señaló el alto oficial en redes sociales. La misma distinción recibió el sargento segundo Ándriel Istúriz Sojo por parte de la Armada.

Las muertes de Vásquez Pérez y Istúriz Sojo se suman a las del mayor Edward Ramón Cobo Segovia y el primer teniente Yonathan Miguel Duarte, que se dieron el pasado jueves en medio de fuertes combates en la frontera colombo-venezolana, que comenzaron el domingo 21 de marzo.

En la emboscada un vehículo de infantería mecanizada de fabricación rusa BTR-80A fue impactado por RPG “quedando inutilizado y quedando heridos con traumatismos, contusiones, esquirlas y aturdimiento” cinco militares venezolanos.

En la emboscada un vehículo de infantería mecanizada de fabricación rusa BTR-80A fue impactado por RPG “quedando inutilizado y quedando heridos con traumatismos, contusiones, esquirlas y aturdimiento” cinco militares venezolanos. – Foto: Ejército venezolano

Los militares fallecieron en medio de una emboscada de disidencias de las Farc, según información de autoridades. “En horas de la noche del 31/03/2021, sobre inmediaciones de El ripial-Estado Apure, una comisión mixta de 12 miembros del ejército y unidades de la Armada venezolana, tanto navales como de Infantería de Marina, fue impactada en una emboscada en la cual fueron empleadas minas antipersonas y fuego de armas antitanque”, dicen reportes oficiales.

El ejército venezolano señaló además que “un vehículo de infantería mecanizada de fabricación rusa (…) fue impactado”. Asegura que cinco militares resultaron heridos con traumatismos, contusiones, esquirlas y aturdimiento.

Ese mismo día se conoció el fallecimiento del teniente Vásquez Pérez. En su momento, el ejército atribuyó el ataque a “estructuras activas de las Farc” denominadas en Venezuela con las siglas GEDO (Grupo Estructural de Delincuencia Organizada), lo mismo que en Colombia es conocido como GAO (Grupo Armado Organizado Residual) o disidencias, en específico se trataría del Frente 10 del guerrillero Miguel Botache Santillana, alias ‘Gentil Duarte’, una facción que está enfrentada a muerte con el sector comandado por Jesús Santrich e Iván Márquez, los jefes de la que han denominado La Nueva Marquetalia.

Se agrava la situación

Tras esa emboscada, el viernes se conoció que desde el municipio de Paez, en el estado Apure, en Venezuela, el general de división Leonardo Alfredo Bello Ortega, comandante de la Zona de Defensa Integral (Zodi) 31, del ejército de ese país, lideró el refuerzo a las tropas que continúan combatiendo contra guerrilleros de las disidencias.

La confrontación aumentó en la frontera y este sábado las fuerzas militares venezolanas revelaron que, luego de que unidades militares de la Zodi 31 reforzaran el combate, unidades aéreas y terrestres “desarrollan ataques simultáneos hacia posiciones de los irregulares, al otro lado del río Arauca, en cercanías a La Victoria, en el estado Apure”.

Los enfrentamientos se han presentado en el municipio de El Charco, en Nariño.

Impresionantes enfrentamientos en el sur del país por parte de las disidencias de Iván Márquez

“Los combates de los bandos en contienda se han intensificado”, admite un breve informe del ejército, en un capítulo más de la tensa confrontación que ha llevado a que unas 5.000 personas crucen la frontera hasta el municipio colombiano de Arauquita para refugiarse de los fuertes combates. Algunos denuncian ejecuciones extrajudiciales de civiles a manos de uniformados venezolanos.

El balance oficial de las autoridades venezolanas es de nueve “terroristas” muertos, 39 detenidos y cuatro militares fallecidos.

Enfrentamientos en el sur del país

Además de la situación de orden público en la frontera con Arauca, una difícil situación se registra en el sur del país desde el pasado jueves por violentos combates entre disidencias de las Farc. El punto del combate sería la región de Barbacoas, en Nariño.

De acuerdo con el ministro de Defensa, Diego Molano, tropas del Ejército desembarcaron en el municipio de El Charco tras el desplazamiento de un grupo de personas en la zona.

Información militar indica que en el sur del país están las disidencias de las Farc que se consideran como independientes, es decir, grupos como Los Contadores, Las Guerrillas Unidas del Pacífico y también la Oliver Sinisterra, entre otros.

La información de inteligencia militar revela que los independientes, reunidos, estarían conformados por al menos 520 hombres en armas.

Otras información de inteligencia militar señalan que en la región también delinquen las estructuras de las disidencias de las Farc conocidas como la Franco Benavides, que mantiene constante enfrentamiento con el bloque occidental Alfonso Cano.

Revista Semana de Colombia

 

Compartir
Traducción »