César Malavé: Cuentas claras  en gerencia eficiente

Compartir
 

 

Una obligación elemental de lealtad democrática obliga a los gobernantes a rendir cuenta pública de su actuación. Alfredo lo hizo municipio por municipio en su condición de gobernador del estado con el anhelo de encontrar un veredicto público de significación moral y política. Y persuadidos estamos que este veredicto no se hizo esperar, porque cada evento fue un espaldarazo del pueblo a su gestión y una manifestación espontánea de calor humano. El dinamismo, la eficacia y la transparencia administrativa del gobernador Alfredo Díaz, lo ha hecho merecedor de la confianza del pueblo que lo llevó a la primera magistratura regional. Inclusive quienes votaron en contra de él reconocen, públicamente, su tangible obra de gobierno en medio del bloqueo de competencias y de la asfixia financiera y fiscal, de parte de la autocracia. La gestión de Alfredito recibió y recibe el respaldo y solidaridad cada día más creciente de la comunidad neoespartana. Esta certificación comunitaria ha sido la respuesta a las voces sin aliento que han salido espasmódicamente de los labios de las falsas casandras. El pueblo se ha encargado de desenmascarar a quienes maledicentemente, saturados por la pasión de los mediocres, han pretendido desconocer una obra que está en la calle. En esta tarea ciclópea no ha recibido respaldo de parte de los burgomaestres del indolente madurismo y, el espurio Consejo Legislativo ha sido un constante  estorbo.

La estrechez de los recursos que recibe la gobernación del estado, la política entorpecedora de frustrados de oficio y el centralismo exacerbado del régimen de Maduro, impide la realización de grandes obras de infraestructura que el estado insular requiere. No obstante, con recursos propios, producto del ingenio y la creatividad del primer mandatario insular, se ha desarrollado una política de acercamiento a las comunidades que redundan en bienestar colectivo. En este sentido se han ejecutado programas de salud (móvil salud y AMI), becas estímulos a nuestros estudiantes, asistencia a los pescadores, Nueva Esparta bonita, un abrazo a mi comunidad, atención al adulto mayor, dignificación del magisterio, masificación del deporte, lucha contra la pandemia y rescate permanente de los espacios culturales, entre otras tareas, que forman parte de una visión estratégica y de manejo eficiente de los pocos recursos.

 

Desde Acción Democrática ratificamos, que los hombres y mujeres progresistas de esta tierra de gracia, queremos y vamos a conducir el nuevo liderazgo que está abriendo caminos con Alfredo Díaz. Queremos y debemos conducir a Nueva Esparta, con las mejores capacidades, con probidad, idoneidad, ganas de trabajar. No más “paños calientes” en la planificación de desarrollo del estado, hay que darle concreción a un proyecto que rompa con la Nueva Esparta atada al centralismo, subsidiada y rentista, para dar paso a la auto sostenible, sobre la base del desarrollo real, competitivo, integral e innovador, fundamentado en el turismo y las alianzas estratégicas. Este objetivo soberano sólo será posible con la construcción de una Unidad Superior, que vaya más allá de  las fronteras neoespartanas.

@cesarmalave53

 

Compartir
Traducción »