Julieta Cantos: ¿La visión de quién?

Compartir
 

 

Aprender a leer entre líneas es fundamental, porque permite entender la intención del otro, en su mensaje. Por ello, es de suma importancia, por lo menos, en el idioma materno, el manejo de nuestro lenguaje, lo cual implica vocabulario, manejo gramatical, ortográfico, y signos de puntuación, entre muchos otros.

Existen diferentes lenguajes para comunicarnos. El inicial es el lenguaje no verbal, como el llanto de un bebé; luego se va desarrollando el lenguaje verbal, oral, cuya riqueza se va incrementando en función de lo que reciba en su entorno -desde las demostraciones de afecto, hasta el manejo del lenguaje familiar…- y así, va subiendo escalas. La educación, tanto la formal como la no formal; el lenguaje musical, artístico, el académico, el técnico, el deportivo, van conformando, moldeando esa herramienta que le permitirá relacionarse, vincularse con el otro.

Existe también el lenguaje de los símbolos y signos, llevados al extremo en las nomenclaturas de las ciencias, de la publicidad, de los medios…y de la ciudad. Sí, existe un lenguaje urbano. Y a partir de este lenguaje de los símbolos y de los signos, se desarrolló el término de semiología y semiótica. Se dice que la semiología es una ciencia que se encarga de los signos en la vida social, y suele usarse como sinónimo de semiótica, aun cuando se realizan distinciones entre ambos.

Y no sé si es correcto expresarlo así, pero el lenguaje permite el desarrollo del pensamiento. Lo cierto es que las personas comprenden el mundo, y sus relaciones, según su visión de él. Esa visión que han ido conformando en base a lo recibido, aprendido, incluida esta nuestra sociedad visual, y el manejo cada vez mayor de las redes para interrelacionarnos. De allí, la importancia de un manejo real de nuestro lenguaje, y me refiero en concreto al manejo de nuestro idioma, porque, sea el que sea el lenguaje que usemos, nos puede llevar a expresarnos mal, o malinterpretar al otro. Los avances no vienen solos, vienen, como toda moneda, con dos caras. En una época en donde se están dando transformaciones en el manejo del lenguaje, a través del cambio de las palabras por signos comprimidos -en lugar de la palabra por se usa la letra X-, requerimos un manejo del idioma y una capacidad de abstracción para entender de manera correcta ese mensaje. Por ejemplo, ahora que se expresa tácitamente como un derecho ganado, los dos géneros, es decir, los hombres y las mujeres, se utiliza el signo de arroba @, para fusionarlos. Podemos decir tod@s, entendiendo que incluimos ambos; lo que no podemos olvidar es que. así como la arroba (@), nos significa lo colectivo fusionado, eso no debe privar, y debe respetar la sustanciación, la diferenciación, de lo individual. Lo individual, me aporta a la conformación de lo múltiple. Porque el hombre sigue siendo hombre, con su artículo “el”, masculino, singular y determinado. Y la mujer sigue siendo mujer, con su artículo “ella”, femenino, singular y determinado. Y allí es importante el manejo internalizado, aprendido de manera consciente -para poder ser aplicado en los tiempos y momentos correctos-, de los signos de puntuación, del género, de los tiempos (pasado, presente, futuro), etc. ¡Es tanta la riqueza de nuestro idioma, para expresarnos, racional y emocionalmente! ¡Es tanta la importancia del desarrollo del pensamiento complejo!

De allí, que quiera contar lo siguiente. Me enviaron un video muy bello, en donde la necesidad imperiosa del sentido crítico y razonado, importa para deslindar el manejo emocional tendencioso. El video trata de Glass Marcano, una venezolana que se proyecta como la joven promesa del mundo de la música clásica. A sus 24 años, el video resalta que se convirtió en la primera directora negra de una orquesta sinfónica en Francia. Señala también que tuvo que vender frutas en el mercado y hacer una colecta para reunir $180 que costaba la cuota de inscripción, de la primera edición de La Maestra, un concurso internacional de directoras de orquesta. Glass manifiesta en el video que en su país, nuestro país, Venezuela, es difícil tener un sueño, habla de la importancia de la persistencia y de trabajar mucho. Los organizadores la ayudaron a viajar a Francia, a través de un vuelo humanitario, mientras las fronteras de Venezuela permanecían cerradas por la pandemia. Ella no ganó el primer premio, pero deslumbró con su talento al director de la ópera de Tours, quien la dejó a cargo de la dirección de la orquesta para un concierto que se realizó el 7 de febrero de 2021. El director de la orquesta, Laurent Campellone, declara que Glass deja una marca increíble en la historia de la interpretación y en la historia de la música occidental, insistiendo en que es la primera mujer negra en dirigir una orquesta. El video reseña que ella era una apasionada de la música desde muy pequeña, que empezó a tocar violín a partir de los 8 años y que luego se dedicó a estudiar leyes, al mismo tiempo que dirigía orquestas infantiles en Venezuela. Ella cierra con sus sueños futuros inmediatos, y la importancia no del género ni del color sino de la pasión y el compromiso que se pone. El video en general, me hace emocionarme por el sueño realizado de un ser humano, que además es compatriota, pero mi manejo del lenguaje, y del pensamiento evidencia lo que me molesta…no es difícil tener sueños y cumplirlos en Venezuela, mi país, nuestro país. A los 8 años, tocaba el violín…por lo que deduzco que fue formada en el sistema de orquestas de Venezuela; luego pudo estudiar leyes, es decir Derecho, y dirigir paralelamente las orquestas infantiles en Venezuela. Esos son muchos sueños hechos realidad. El sistema de orquestas existe desde hace mucho tiempo en Venezuela gracias al maestro Abreu, y a gobiernos que apoyaron ese proyecto. Pero se olvida que los proyectos tienen sentido cuando se les da continuidad. A este proyecto se le dio continuidad, y respaldo absoluto, se le construyó una sede, y se dotó al sistema, como nunca antes, de instrumentos a ser usados por los estudiantes. En el video también se subrayan en color algunas frases, como para destacarlas, frases muchas de ellas, que no aportan al mensaje que se quiere transmitir. Pero cuando ella habla de persistir, y trabajar mucho, o cuando habla de que lo más importante es hacer música, independientemente del color o el género, y que lo importante es la pasión y la energía que se ponga, eso no se subraya. Yo agregaría a la pasión y la energía, tener norte.

 

Me llegó otro video del gobierno de El Salvador, dotando a los estudiantes de la educación pública de computadoras, el cual fue viralizado y aplaudido como política gubernamental; también videos de Colombia y Chile, de las cajas de comida que reciben en pandemia. Esas han sido políticas permanentes del gobierno venezolano que paradójicamente son viralizadas despectivamente, no aplaudidas. O cuando se cuestiona la expulsión de la embajadora de la UE, pero no se cuestionan las sanciones, sino que se invocan y se aplauden.

Permanentemente, he convocado a través de esta columna a que todos los sectores se sienten a hablar con manejo del lenguaje y pensamiento crítico, asertivo y propositivo. Es tiempo ya de seguir construyendo país, de forma colectiva, diferenciando lo que cada uno es, aportando desde lo individual. La diversidad, las diferencias en el ejercicio de la política deben ser demostradas con un manejo y pensamiento de altura y tolerancia. Dejemos de mirar la paja ajena, y veamos la nuestra en nuestro comportamiento. Aportemos a ese proyecto país que es Venezuela, con dedicación, trabajo, norte y propuestas conjuntas.

Comentarios bienvenidos a julietasinlimite28@gmail.com

 

Compartir
Traducción »