Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Niño venezolano se desmayó llegando a Chile

Gerónimo Figueroa Figuera: Niño venezolano se desmayó llegando a Chile

Compartir

 

Para los que no vieron la noticia el 4 de febrero 2021, cuando los del régimen madurista celebraban esa fecha como una gran vaina ocurrida en 1992, para la mayoría de los venezolanos fue funesta porque hubo más de trescientos muertos que los golpistas no pagaron, un cable publicado por algunos portales y las redes sociales, daba cuenta que un niño venezolano de dos años, léase bien, dos añitos de edad, se desmayó al llegar a Chile caminando junto con sus padres que huyeron de la crisis humanitaria en nuestro país. Lamentablemente los medios de comunicación venezolanos a esa noticia no le hicieron ningún comentario adicional sino que le dieron tratamiento como una más del montón que llegó en el paquete que envían las agencias internacionales de noticias.

Ese bebé de apenas dos añitos puede ser hijo o nieto nuestro o de alguno de los lectores de esta columna. Sin embargo, la noticia no tuvo mucha trascendencia no solo para los medios de comunicación social que no hicieron un buen despliegue, sino que tampoco fue de interés ni alarmante para el mundo político que hace vida en el país. Para algunos políticos que diariamente se rasgan las vestiduras y se dan golpes de pechos diciendo que defienden al pueblo porque una noticia como esa no es importante para ellos, lo relevante es montar diálogos y elecciones fraudulentas que producen muchos dividendos por los recursos que se mueven en las campañas electorales para mantener los privilegios que disfrutan.

Ese niñito de apenas dos añitos de edad que junto a sus padres y 90% más de los venezolanos que son víctimas de la terrible crisis humanitaria sembrada por la peste roja en el país,  no solo es un valiente y un héroe por haber llegado caminado a Chile huyendo de su propio país para no morir de hambre o falta de medicamentos como ocurre diariamente a muchos niños en los hogares donde no hay dinero para comprar comida porque los precios están dolarizados y los padres ganan apenas 70 centavos de dólar por mes como salario mínimo, o en los hospitales donde no hay medicinas ni fórmulas lácteas para los recién nacidos.

Mientras el régimen de Maduro gasta millones de dólares en bufetes de abogados extranjeros para defender al colombiano Alex Saab, quien está preso en Cabo Verde por orden de captura emitida por EEUU a través de Interpol por lavado de dinero, los venezolanos, especialmente niños y abuelos de la tercera edad, comen de la basura depositada en los contenedores por los grandes restaurantes donde comen los enchufaos venezolanos y sus socios extranjeros, que tomaron por asalto al país que más progreso tenía en Latinoamérica y convirtieron a sus habitantes en los más pobres de la región, generando una diáspora de casi seis millones regados por todo el mundo, con proyección hacia los ocho millones para este año 2021 si no se la da un parao a la usurpación.

Si niños y jóvenes siguen abandonado el país, y los que se quedan continúan muriendo de hambre o por falta de medicamentos por no tener dólares para comprar alimentos ni medicinas, Venezuela en poco tiempo será un pueblo fantasma sin habitantes porque los abuelos de la tercera edad también están muriendo por desnutrición por recibir mensualmente solo setenta centavos de dólar como pago de su pensión después de haberle dedicado los mejores años productivos a su país, y que ahora el régimen madurista los trata como vasos desechables. Al régimen solo le interesa el oro, los diamantes, el coltán y el hierro que hay en las minas venezolanas que están siendo explotadas por rusos, chinos, iraníes, turcos y las guerrillas colombianas del ELN y las Farc.

En ese sentido, honestamente creo que si en los medios de comunicación venezolanos: diarios, televisoras y emisoras de radios, existiera un mínimo de sentido nacionalista, no solo hubiesen desplegado esa noticia por varios días, sino que los editoriales fijando posición como medios de comunicación hubiesen sido el orden del día… ¿Qué pasó al final? Honestamente creo que más del 95% de los venezolanos no se enteraron que un niñito de dos añitos de edad cuando llegó a Chile caminado con sus padres se desmayó, no solo por cansancio sino también por hambre, y todo eso paso el 4 de febrero de 2021 mientras los del régimen celebraban lo que fue el golpe de estado del 4 de febrero de 1992 con el cual querían acabar con la democracia y donde hubo más 300 muertos.

@lodicetodo – Geron2ff@yahoo.com – Geron2ff@hotmail.com

 

Compartir
Traducción »