Inicio > Opinión > Román Ibarra: Volver al voto

Román Ibarra: Volver al voto

Compartir

 

Está circulando en las redes sociales un importante documento-exhortación dirigido a toda la sociedad, para sensibilizar acerca de la necesidad de retomar el camino electoral como herramienta necesaria para reencontrar a todos los venezolanos, hoy extraviados tras la multiplicidad de ¨ensayos¨ lamentables y equivocaciones recurrentes de la dirección política de la oposición desde la anterior Asamblea Nacional.

El documento de marras está acompañado por luchadores sociales; intelectuales; políticos; profesionales, y ciudadanos del quehacer nacional cotidiano, preocupados por el deterioro de la vida de los venezolanos bajo la dirección de un gobierno insensible; errático; abusador, y violador de sistemático de derechos de toda índole, pero que al mismo tiempo sabe que puede hacer eso y más, porque no tiene contención que le obligue a frenar o reflexionar.

La falta de contención, y freno ocurre porque quienes han dirigido a la oposición, en su afán de alcanzar el poder de manera irreflexiva e inmediata, han torcido la voluntad de los venezolanos que creemos en la vía electoral, para decidir por su cuenta y sin consultar a nadie, el camino de la guerra y los golpes de estado que tantas vidas, cárceles y descrédito ha costado, y no precisamente el de sus promotores.

La falta de contrapesos al poder abusivo del oficialismo, tiene que ver con la equivocada y recurrente abstención electoral de la oposición bajo ardides falsos, y la repetición de frases hechas y lugares comunes (Maduro vete ya; dictadura no sale con votos; todas las opciones están sobre la mesa, y debajo también; votas , pero no eliges, o el solos no podemos), que reflejan la incapacidad de esa dirigencia, y auspicia el poder desmedido del gobierno de Maduro, lleno de imperfecciones, y atropellos contra los venezolanos.

Ahora, luego de la frustración sembrada en la población con la abstención reiterada y la estafa que supuso la inútil ¨Consulta Vinculante¨, ahora algunos cambiaron repentinamente el discurso hacia el camino electoral porque varios de ellos aspiran a lanzarse como candidatos a Alcaldes; Gobernadores; Concejales, o Diputados a los Concejos Legislativos Regionales.

Lo grave es que lo hacen como el que no ha roto un plato, sin dar explicaciones de su conducta irracional a favor de la abstención, sin pedir perdón a los venezolanos a quienes indujeron al error, y sin rendir cuentas de los millones de dólares recibidos en ayuda internacional, lo cual, genera muchas suspicacias, pues se podría pensar que más les conviene seguir medrando como opositores mantenidos en exilio dorado por esa ayuda internacional, y administradores de los recursos de empresas venezolanas incautadas por los gobiernos aliados en el mundo.

En medio de todo ese panorama obscuro, la sociedad toda que vive en suelo venezolano, soportando miserias y tratando de sobrevivir en una economía hiperinflacionaria y creadora de hambre y muerte; y de manera paralela, la diáspora en el exterior supera los cinco millones de compatriotas tratando de adaptarse y sobrevivir en lugares difíciles, y no siempre solidarios.

Debe promoverse una nueva dirección política de la oposición sin exclusiones, ni vetos. Integrar una dirección democrática, que rinda cuentas y evite cualquier forma de persecución contra quienes sostuvimos siempre la ruta electoral como la alternativa más coherente para enfrentar al gobierno. Se trata de recomponer la fuerza opositora con inclusión, y no al contrario. Respetar la ayuda internacional, pero no dejarse dirigir desde afuera, ni renunciar a la lucha electoral.

Por todas esas razones, necesitamos un camino que nos agrupe a todos tras la ruta electoral, como única vía posible para avanzar, y potenciar las aspiraciones de crecimiento de la sociedad. Sugiero acompañar esta iniciativa, y con ella intentar concitar la atención de toda la sociedad. Vale.

@romanibarra

 

Compartir
Traducción »