Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Oscar Fuenmayor: Primer gran certamen nacional de mentiras

Oscar Fuenmayor: Primer gran certamen nacional de mentiras

Compartir

 

El evento recibirá la atención de todos los medios nacionales e internacionales.

Próximamente se celebrará en Caracas –de acuerdo con la tradición centralista– el PRIMER GRAN CERTAMEN NACIONAL DE MENTIRAS, rutilante acontecimiento político que seguro será de gran trascendencia en nuestro país, donde verdaderamente sí que se vienen diciendo bastantes mentiras desde los tiempos de la colonia.

La ocurrencia de semejante evento nos fue informada por el tristemente célebre Dr. Roñoquero Guaid Madur, uno de los hombres mas embusteros del país, motivo por el cual no estamos seguros si se va a realizar o no tan abominable certamen. No obstante, lo cierto es que según el presunto  Dr. (él dice que es constitucionalista), se espera una participación numerosa de personalidades de dentro y fuera del país vinculadas a la banca, política, comercio, iglesias y negocios.

Para enterarnos acerca de los pormenores del evento entrevistamos al propio Dr, Roñoquero, uno de sus mas destacados organizadores.

─Dr Roñoquero, ¿podría decirnos para qué una cosa tan extravagante y ociosa como un certamen de mentiras? ¿Acaso el país no está harto ya de mentiras y de que mientras tanto aumente el hambre, los problemas de servicios y salud, los precios de los alimentos? Por favor, díganos algo que le podamos creer.

Con mucho gusto le explico, confíe en mí. Pues bien, apreciado ciudadano, estamos conscientes de que en nuestro país decimos  mentiras a diestra y siniestra para todo tipo de propósitos: para alcanzar cargos públicos, para apropiarnos de la renta petrolera y minera, para conseguir novios con dólares o esposa bonita, para pedir el voto, para solicitar invasión a potencias extranjeras, para lograr meterle mano a las finanzas públicas, para traficar con gasolina y oro, aprobar leyes que lesionan la soberanía, etc. Inspirados en esa realidad,  varios ciudadanos muy emprendedores hemos tenido esta interesante iniciativa para darle reconocimiento y formalidad a toda esa creatividad en materia de embustes acumulada en el país hasta el 2020. Realmente ya era una necesidad un evento como este que apuntara a dar orden y concierto a la mentidera nacional, que lo que ha logrado hasta ahora es crear descreimiento generalizado entre nosotros  y respecto de las instituciones. Fíjate Oscar, por ejemplo, ya no creemos ni en el Presidente ni en su partido cuando nos dicen que «este es el año de la recuperación económica», Tampoco le creemos al otro presidente que se apropió de CITGO ─según dice él─ hasta que cese la usurpación y la tiranía. Precisamente porque no hay control ni en la cantidad ni en la calidad de embustes que los políticos lanzan sobre nosotros se ha desprestigiado mucho el discurso. ¡Hace falta un cambio! Hay que aprender a decir mentiras que la gente pueda creer, de tanto abusar hemos desprestigiado el arte de decir mentiras. Por eso fue que el Pueblo no votó.

─O sea, que las mentiras de los políticos arrasaron con la credibilidad en las elecciones, en el TSJ, el CNE, la ANC y hasta en la recién elegida AN; ¿Fue eso lo que quiso decir?

Exacto. Como ya te dije, existe un gran caos en materia de mentiras y hay que inventar un orden. Cada quien anda por su lado diciendo lo primero que se le ocurre y estafando la buena fe de los ciudadanos. Observa, el país tiene dos presidentes  que hacen lo mismo pero cada uno echa su cuento como si fueran dos cosas distintas. Ambos sirven a sus negocios y poco les importa lo que pase a la gente; si comemos o nos morimos de hambre, por ejemplo. Solo se interesan por ellos mismos y por el poder. Son la misma cosa capitalista pugnando por las rentas del país y sus recursos. Por eso es que le digo que es necesario unificar las mentiras tanto como a las presidencias, así acabamos con la confusión.

─ ¡Caramba Dr Roñoquero!, qué explicación tan profunda, me parece que tiene razón.

Para que tu veas, hasta los mas mentirosos tenemos nuestros momentos de iluminación. Entiéndenos; estamos obligados a decir mentiras, también tenemos que comer y también nos pega la crisis que nos imponen esos dos políticos.  Si te pones a analizar, casi todos decimos mentiras por necesidad. El comerciante miente cuando adultera los precios, el político para ganar votos, el monseñor y el pastor cuando cobran diezmo y que para salvar del pecado. Estamos todos haciendo la misma cosa, juntos como hermanos miembros de una iglesia; cayéndonos a coba, los unos contra los otros.

─Aparte de unificar las mentiras de los políticos que mencionó, Dr. Roñoquero, ¿Cuál otro objetivo se plantea este certamen?   

Tenemos que comenzar a cambiar  el rechazo de la sociedad a tanto político o empresario quienes, en el redondeo  de sus intereses y de sus marañas para apropiarse de la renta petrolera y minera, se han visto obligados a engañar de forma muy silvestre a tanta gente. Así es como han escalado posiciones dentro del Estado y del mundo de los negocios, por cierto, muchos de ellos bastante turbios. Sabemos que los mentirosos desean salir del closet y ser reconocidos como tales, mentir abiertamente como cualquier ciudadano en el ejercicio de sus derechos y con la frente muy en alto. Que se nos reconozca como a un gremio que trabaja por su superación

─Engañando a la gente

No me interrumpas, permíteme iluminarte… Es menester reconocer que las mentiras de los políticos y empresarios han jugado un papel principalísimo en la construcción de nuestras democracias y de nuestras dictaduras y la sociedad está en mora respecto al esfuerzo perseverante de tantos hombres y mujeres que, desde las alturas del poder económico y político,  hemos modelado a Venezuela a imagen y semejanza de nuestras marañas y  nuestros  negocios.

─Debe ser por eso que estamos como estamos, por tanto político mentiroso. ¿Qué opina?

Lo que le diga es mentira, hablemos mejor de los objetivos del certamen,

─De acuerdo Dr Roñoquero, continúe.

Como te comenté hace un momento, los mentirosos y, muy especialmente los políticos mentirosos, desean tener el reconocimiento social que se tiene en otros ámbitos.  Usted ve, por ejemplo, cuantas mentiras le dicen los curas y los pastores a sus devotos y cuanta adoración reciben de ellos. Desde sustanciosos diezmos hasta donaciones de mayor tamaño que los pobres bonos del Gobierno que no alcanzan para redondear el frito. ¿Y los militares? Cuanto reconocimiento reciben por la mentira de cuidar la distribución de la gasolina

─Perdone que lo interrumpa Dr., pero me parece que usted no está hablando de reconocimiento sino de beneficio y de corrupción; debería darle pena andar promoviendo ese certamen.

Casualmente, ahora que lo mencionas,  el certamen es el primer gran paso para crear  el ministerio de la mentira, que se lo vamos a proponer al Gobierno.

─ ¿Está hablando en serio Dr.? No estará pensando que el Gobierno está interesado en un ministerio de la mentira cuando tiene tantos ministerios donde hacen ese trabajo todos los santos días. 

Precisamente por eso, para que haya un solo ente que dé las versiones del Gobierno sobre todos los asuntos. Un ente que especializado que regule la mentidera dentro y fuera del Gobierno, que seleccione técnicamente las mentiras que tengamos que decirle a la gente para que no salga a protestar. Ya el Gobierno controla todo y apenas le falta terminar de atar algunos cabos sueltos para el control total de los ciudadanos. Para continuar en el poder debemos mantener a la gente tranquila aunque sea a fuerza de bonos chucutos y mentiras acerca de su verdadera situación. Además

─O sea, Dr.,  que usted también está en la movida, ¿Le darán el Ministerio de la Mentira a cambio de sus grandes ideas?

Eso espero, Oscar, el talento también tiene su tarifa; me ha ido bien asesorando al Gobierno en sus intríngulis leguleyos.

─Si así es la cosa, entonces no se vaya a conformar con una cajita clap; pida como es, en dólares, que esa es la moneda oficial del alto Gobierno.

Se ve que entiendes de negocios, Oscar, deberíamos trabajar juntos.

─Gracias Dr Roñoquero, mejor pasemos a otro tema. ¿Qué me dice del jurado? ¿Será también de mentirosos como usted?

Estamos manejando una lista de nombres  muy distinguida con una altísima credibilidad para este tipo de evento, así nadie tendrá quejas del jurado.

─ ¿Podría darme algunos nombres?

Solo le puedo decir que habrá representación del Gobierno, de la CEV y de las otras sectas, de la banca, de Fedecámaras y de fuerzas vivas del país. Es posible que el Gobierno Interino también tenga su representación en ese jurado, los mentirosos debemos ser como una gran familia y no estar matándonos entre nosotros.

─Me va a perdonar Dr Roñoqurero, pero quienes estamos muriendo somos nosotros, el Pueblo de a pie, de hambre y de tristeza, muchísimo menos que de covit; a los mentirosos los veo gordos, rosados y bien vestidos.  

Pero bueno, Oscar, déjate de estar buscándole las tres patas al gato, relájate… Así es el socialismo territorial, pocos van alegres y muchos van llorando; mejor vamos terminando la entrevista, ¿en qué mas te puedo ayudar?

─Hábleme  de las bases del concurso, ¿Quiénes tienen derecho a concursar?

─El certamen es abierto y puede participar cualquier venezolano mayor de 18 años que sea ya capaz de articular una buena mentira sobre cualquier tema prefijado por las bases del concurso:

  • Eficiencia en nuestro sistema de salud pública,
  • Elevado salario de los docentes y todos los trabajadores
  • Calidad de vida y sistema eléctrico nacional
  • Internet
  • La lista de CADIVI prometida por Maduro
  • Control de la inflación y los altos precios
  • El extraño caso de los perniles
  • Crisis del transporte publico
  • Altos precios de los alimentos
  • Las pruebas del fraude electoral
  • ¿Cuándo tendremos agua?
  • La guerra económica
  • Estamos en revolución rumbo al socialismo
  • El Gobierno Interino nos está cuidando CITGO

Tanto el Gobierno constitucional como el interino necesitan mentiras frescas acerca de estos temas para engañar mejor a la gente y continuar en el poder y en la gozadera de siempre.  Se acercan las elecciones de gobernadores y de alcaldes y vamos a tener que hacer como gato boca arriba para que no nos quiten mucho del poder que hemos acumulado gracias a Guaidó y su secta de abstencionistas.

─ ¿Sabe si concursarán Leopoldo López y Ramos Allup?  Tienen bastante currículo en eso de andar diciendo cualquier cosa.

─Tienen derecho como cualquier ciudadano; y tú también Oscar, échale coco a una buena mentira y la envías por correo. Cada participante podrá enviar su embuste si no le da pena estar en un festival tan vergonzoso, por  mentirasynegociopolitico@hotmail.com, si es que no te da pena decir mentiras como lo hacen los políticos de profesión.

─Prefiero trabajar honestamente, Dr., gracias de todos modos. ¿Y qué hay del premio?

Este año, por efectos de las limitaciones derivadas de la cuarentena por el Covid 19, se acordó evaluar a los participantes y a sus embustes por la vía online. Se dará un único premio gordo consistente en un viaje a USA a conocer a Donald Trump  y besar su rosado  trasero de genocida. También se entregarán como parte del premio  un pernil completo para la familia, una caja clap bien resuelta contentiva de café y zapatos a la medida, artículos de higiene para el hogar,  además de otras interesantes sorpresas.

─Y bien, Dr. Roñoquero, hemos llegado al final de la entrevista; espero que podamos conversar de nuevo cuando le den el ministerio ese que anda buscando; usted tiene madera de ministro.

Hasta pronto Oscar; y no te apegues tanto a la verdad, recuerda lo que le pasó a Cristo.

oscar.fmyor@gmail.com

 

Compartir
Traducción »