Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Pedro Morales: Lecciones 2020

Pedro Morales: Lecciones 2020

Compartir

 

“El 2020 ha sido un año particularmente agitado, uno que muchos preferirían incluso olvidar. Al igual que en el resto del mundo, el brote de covid-19 cambió radicalmente la vida cotidiana de los latinoamericanos. Con el coronavirus en primera plana durante casi 12 meses, es probable que muchos acontecimientos relevantes hayan pasado al olvido con mayor rapidez que en otros años menos atípicos” Ver: “El 2020 en América Latina y el Caribe”. Fuente: Statista, 27-12-2020 El 2020 en América Latina y el Caribe

No obstante, “el que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del omnipotente” (a), es decir, el poder altamente religioso y espiritual, cónsono con un elevado nivel de conciencia de más del 60% de los venezolanos, que nos negamos ceder ante la adversidad y conflictividad irracional en sus diferentes dimensiones, nos hace acentuar con mayor ahínco y profundidad nuestra fe y esperanza en un nuevo mundo perfilado hacia el reino de Dios.

En la misma sintonía anterior, seguidamente el saludo navideño, por parte de distinguidos integrantes  de la comunidad universitaria de la ULA y UNET respectivamente (Ver: “Visión compartida de una gran universidad”

“Vivimos tiempos de excepción, en la actualidad penden sobre nuestra condición humana amenazas que tienen que ver con nuestra actitud para con el planeta, al que sin querer la mas de las veces lastimamos, sin darnos cuenta que de allí viene la pandemia que estamos viviendo y tratando de mantener alejada, y las afectaciones que se han padecido ocasionadas por el cambio climático, y si le agregamos una medida del proceso de hiperinflación que vivimos los venezolanos, tenemos un coctel difícil de digerir, sobre todo para los profesionales al servicio del estado venezolano, en las áreas de educación y salud  que con nuestra actitud y pasión por el deber cumplido hemos seguido llevando como una cruz durante el año que recién terminará.

Solo deseo para todos los universitarios del país, apóstoles de la docencia, seguir no subsidiando al estado, sino protegiendo a los más necesitados, los estudiantes de todos los niveles de la educación, desde la Básica hasta la Universitaria, tenemos que seguir luchando a la callada por la mejora sustancial nuestros ingresos, manteniendo vivo el interés en la educación, no cediendo espacios a la mediocridad, solo quiero desde aquí infundir algo de ánimo para que no perdamos la esperanza de tener una mejor Venezuela. Deseo a toda la familia universitaria una feliz navidad y un feliz año nuevo cargado de mucho optimismo”. (Chacón Fernández Carlos. Personal Administrativo UNET. 17-12-2020)

“En el contexto de estar viviendo una realidad difícil, en que el mundo atraviesa por una gran crisis derivada de la pandemia que azota al universo y afecta a hermanos y hermanas que sufren sus dramáticas consecuencias, unido, éste, a las graves dificultades sociales y económicas que padecemos los venezolanos;  expreso mis deseos a toda las familias venezolanas por que el Niño Jesús  nazca en todos su corazones  y los colme de salud y paz familiar todos los días del año venidero…” (Díaz Freddy. Docente UNET. 17-12-2020)

“Hemos confirmado con esta crisis de salud mundial, que todos juntos debemos pensar y planificar, con humildad y solidaridad planetaria, el futuro de nuestro planeta. Entonces es de vital importancia,  que en esta Navidad 2020 y el próximo año 2021 exista una renovada alianza entre la ciencia, el humanismo y la espiritualidad por parte de todos los responsables de las instituciones públicas y privadas, a favor del sector estudiantil y la sociedad en general” (Duque Manuel. Estudiante UNET. 27-12-2020)    .

“La pandemia tiene sus aspectos desfavorables, pero entre lo positivo es que nos ha obligado  a recogernos en lo más interno del ser y empujar el regreso necesario a Dios. Así pues, que estos días de tradición navideña y de víspera de un nuevo año, favorezca mucho más la creencia en Dios y la Virgen, como única opción para encontrar la libertad y felicidad verdadera”. (Paredes Marcial. Obrero ULA. 27-12-2020)

“Con esta crisis mundial debido al covid-19 aprendimos al menos un par de lecciones.  La primera está referida a la humildad por parte de todos en general: de cualquier estrato social, económico, político, etc. Todos somos seres que requerimos ayuda, compañía, amor, apoyo, etc. Igualmente la  solidaridad es la segunda gran lección que se ha aprendido. En nuestra exposición a la vulnerabilidad somos más interdependientes los unos con otros, y hemos descubierto que la seguridad de todos depende de la de todos. Por todo ello, sea propicia esta Navidad para reflexionar acerca de ello, de manera que nos pongamos en condiciones de pensar juntos en el futuro, reconociéndonos mutuamente necesitados”. (Rodríguez Juan. Egresado UNET. 16-12-2020)

“El dolor no es una estadística, el sufrimiento de perder seres queridos es profundo. Pero este sufrimiento no fue inventado por el covid-19. Los más de 1,6 millones de personas fallecidas a nivel mundial (hasta el día de hoy), son mucho menos que las muertes anuales por cáncer. O por enfermedad cardíaca. O simplemente por edad. Y, no olvidemos, son inmensamente menores que el número de muertes en el mundo por hambre o desnutrición. Lo que realmente está haciendo este virus es poner frente a nuestros ojos algo que generalmente preferimos no mirar: la brevedad y fragilidad de nuestra vida.

Por otra parte, al inicio de la pandemia escuché a un estadounidense decir en la televisión: “somos el país más poderoso del mundo sobre la tierra, el coronavirus no nos hace nada”. Hoy en día todavía estamos aprendiendo que la humanidad en pleno puede subsistir, siempre y cuando colaboremos entre todos antes que competir deslealmente. En verdad deseo que Divina Providencia encarnada en el hijo de Dios, haga prevalecer en los corazones de todas las personas  la verdadera hermandad y la sincera solidaridad en los tiempos venideros”. (Pernía Jesús. Docente ULA. 16-12-2020)

“Navidad, época de recogimiento y reconciliación personal y familiar. Este  año 2020 ha dejado una gran huella en cada ser de la vida humana terrenal, en el cual se ha manifestado con tristezas y dolor el conocer un aspecto mundial que toco vivir a la manera especial que DIOS dicto en cada corazón. Existen grandes personas desde niños hasta ancianos los cuales no comprenden la realidad, y les afecto este círculo del año, pero con la verdadera bondad y el nacimiento del Niño Jesús en cada corazón, le pedimos solo a él que restablezca la generosidad, humildad y sencillez para entender cuál misión de vida tocó vivir a cada uno.

Grandes huellas dejadas en el día a día de este año ha hecho que cada vivencia se haga participe de tener ilusiones como la infancia, bondad en la adolescencia y sinceridad en la adultez, para convertir cada deseo en flor, cada dolor en estrella, cada lagrima en sonrisa, cada corazón en dulce morada para recibir a Jesús nuestro salvador. Que el niño Dios, traiga mucha paz y bendiciones a todos en las comunidades y sectores donde desarrollamos la vida personal, laboral y espiritual, que converge a estar unidos por la reconciliación y el amor que nos profesa a lo largo de cada año, que no sea por unos días de sentir la felicidad de Navidad, sino que sea por día a día la construcción y el amor de Dios. Feliz Navidad y próspero 2021. Con el sincero deseo que todo sea en avance de salud”. (Contreras Yadira. Personal Administrativo UNET. 27-12-2020)

(a) “El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del omnipotente. Diré yo a Jehová: esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré.  Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora.  Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad.  No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya.  Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará…Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza…  No te sobrevendrá mal, ni  plaga tocará tu morada.  Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos…” Salmo 91

Fuente: “Perspectiva Económica y Académica Contemporánea”. UNET. Años: 2018 al 2020 – pedromoralesrodriguez@gmail.com  – @tipsaldia

 

Compartir
Traducción »