Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: El 6D venezolanos dijeron no a la consulta

Gerónimo Figueroa Figuera: El 6D venezolanos dijeron no a la consulta

 

Y por fin llegó el tan cacareado domingo 6 de diciembre 2020 para realizar las fraudulentas elecciones parlamentarias convocadas por el también fraudulento consejo nacional electoral y el usurpador Nicolás Maduro para su propio beneficio, pero el pueblo sin pensarlo dos veces cumplió con lo que venía expresando a través de las encuestas. Más del 85% de los venezolanos no fue a los centros electorales a servir de tontos útiles para que Maduro y sus aliados barnizaran el fraude electoral. Sin embargo, en ese aproximado 15% que fue a votar, un número bastante alto fue chantajeado con el hambre y los llamados bonos patria. En ese sentido, así como la ciudadanía ya cumplió con su deber de no ir a votar, ahora a los que dicen ser dirigentes les toca elaborar estrategias para terminar con la usurpación

Durante tres meses que parecieron eternos por las burlas en la televisión y la radio, tanto los del régimen madurista y los que se prestaron para validar el fraude dijeron muchas cosas en la parodia que llamaron campaña electoral, donde ambos bandos aseguraban despreciablemente que con las elecciones parlamentarias se resolvería la crisis humanitaria que está matando a niños recién nacidos y abuelos de la tercera edad por desnutrición y falta de medicamentos, miles de venezolanos que están comiendo de la basura y una diáspora integrada por casi seis millones de compatriotas que están regados por todo el mundo intentado sobrevivir.

Igualmente, durante el tiempo que duró la parodia de la campaña electoral, siempre dijimos que al final del túnel cuando el propio 6 de diciembre en la noche los herederos de Tibisay Lucena y Sandra Oblita, anunciaran los resultados no habría ninguna sorpresa con los números porque Nicolás Maduro y sus carnales se apoderarían del lomito y para los que se prestaron a validar el fraude electoral recibirían los pellejos y los huesos rojos raspaos. Y así fue cuando la exmagistrada del tsj y ahora presidenta del organismo electoral, Indira Alfonzo, aunque no utilizó la palabra irreversible, si dijo que con el 82% de los votos escrutados, había cargos que no sufrirían variación, y en seguida anunció los números finales y algunos cargos ya electos.

En ese sentido Indira Alfonzo también dijo que la participación fue de 31% y al mismo tiempo asignó  3.558.320 votos que representa el 67% para el llamado Polo Patriótico, alianza que postuló a los candidatos del chavo-madurismo, igualmente anunció 944 mil 665 votos, que representa el 17,95% para la llamada “alianza democrática” integrada por la acción democrática de Bernabé Gutiérrez, Copei gobiernero, Fuerza del Cambio del evangélico Javier Bertucci, Cambiemos de Timoteo Zambrano y Avanzada Progresista de Henri Falcón. Para VUP 220502 votos, 4,19%, PCV 143.917 votos, 2,63%. Y otros partidos 357.609 votos para un 6,79%.

Es importante recordar que en el 8 de marzo del 2020 en circunstancias extrañas “se incendió” un galpón del CNE en Guarenas y se quemaron las maquinas electorales, pero Nicolás Maduro inmediatamente asignó 100 millones de dólares para comprar maquinas nuevas, las cuales fueron presentadas en ruedas de prensa varias veces y alabándolas como mejores y más eficientes que las que se quemaron. Y si analizamos con claridad para encontrar la verdad, es cierto, estas maquinitas compradas en tiempo récord por Maduro, sí que resultaron bastante eficientes porque cuando les pidieron que “agilizaran el proceso”, que de acuerdo a las fotos y videos realizados en los centros de votación estaba bastante lento porque no había gente votando.

En ese mismo orden es importante precisar que según las encuestadoras que hicieron trabajos a boca de urnas desde las seis de la mañana hasta las seis de la tarde habrían comprobado que votaron un promedio del 15% del padrón electoral, algo así como 2 millones y medios de personas, pero a las seis de la tarde fue extendida la votación hasta las siete de la noche, y en esa hora adicional “pusieron a votar” el 16%, que representa dos millones 600 mil votos pero que tampoco se vieron físicamente en los centros de votación que seguían vacíos, para completar el 31% anunciado “oficialmente” por la flamante sucesora de Tibisay Lucena.

Ahora bien. De acuerdo a esos números arrojados por las nuevas maquinitas de votación, Maduro se agarra 188 diputados que significan más de la mayoría de dos tercios calificada, y para algunos opositores, no todos, les dieron como premio de consolación 89 diputados. Sin embargo, de acuerdo a esa “repartición” algunos como Claudio Fermín, Timoteo Zambrano, Felipe Mujica, Eduardo Fernández y Leocenis García, a pesar de haber gastado un dineral en cuñas de televisión y radio con dinero que no podrían justificar contablemente, se quedaron agarrados de la brocha porque les sacaron la escalera. También entre los que no salieron diputados están algunos de los llamados alacranes que se anotaron con las tarjetas expropiadas a PJ, VP, Copei y AD, pero se quedaron bailando solos porque en la repartición no hubo camas para ellos. Ahora el discurso de los alacranes estará centrado en echarle la culpa a la abstención por su fracaso.

Otra cosa importante que no podemos dejar de mencionar, es la participación como veedor en las elecciones parlamentarias fue la del Foro Sao Paulo, al enviar al prófugo de la justicia ecuatoriana Rafael Correa, el cocalero boliviano Evo Morales, la reina de las Farc Piedad Córdova, el chavista hondureño Manuel Zelaya, el comerciante electoral español Rodríguez Zapatero y delegados de Rusia, China, Irán Turquía, Corea del Norte, Cuba y Nicaragua, entre otros. Todos estos representantes del Foro de Sao Paulo, además de recibir posiblemente su chequecito de verdes con varios ceros a la derecha, también estamparon sus firmas en un documento asegurando que las elecciones fueron “limpias, justas y transparentes”.

Ahora bien. Conocidos los trucos aplicados por Nicolás Maduro para mantenerse en el poder, es importante que todos los sectores democráticos del país hagan un esfuerzo para ponerse de acuerdo y elaborar una estrategia única donde no existan los proyectos partidistas ni personales, sino que el objetivo sea liberar a Venezuela por encima de cualquier cosa, donde no se sigan repitiendo “errores” porque una vez más quedó demostrado que mientras Maduro usurpe los poderes no será posible realizar unas elecciones libres. Más que una consulta como la convocada por Leopoldo López y Juan Guaidó que pudiera ser considerada como electorera, lo que se necesitan son acciones concretas para terminar con la usurpación.

geron2ff@yahoo.com – geron2ff@hotmail.com – @lodicetodo

Traducción »