Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Alejandro Bautista González: ¿Libertad o Estado Comunal…Que prefieres?

Alejandro Bautista González: ¿Libertad o Estado Comunal…Que prefieres?

Compartir

 

Después de cumplidos más de 200 años desde el descubrimiento y conquista de Venezuela, fue el reino de España, quien durante ese tiempo se encargó de administrar y explotar las riquezas de nuestro país, aprovechándose de la candidez e ignorancia de  sus habitantes y el trabajo de esclavos traídos desde África, sin remuneración alguna,  para ocuparlos en faenas agrícolas y explotación de la minería, cuya producción era inmediatamente enviada a España para abultar las arcas del reino.

Con los sucesos acaecidos en Venezuela en 1810, cuando es declarada su Independencia, la cual es consolidada en 1821 con el triunfo de Carabobo, el país todo y sus habitantes iniciamos el camino “en libertad”, sin rendir cuenta a gobierno o potencia extranjera,  a delinear y consolidar nuestro destino de país y habitantes libres de cualquier yugo o sumisión foránea.  A la fecha de hoy, 2020, han pasado ya 200 años, siendo los últimos 60 años del pasado siglo, los de más intenso desarrollo y prosperidad experimentados en su historia. Contrariamente, las dos décadas transcurridas entre los años 2000 y 2020, podemos considerarlas, sin equivocarnos, como décadas pérdidas o tiempo muerto, donde Venezuela, como país se derrumbó, cayendo tan abajo, que actualmente ocupa los últimos lugares en los rankings mundiales de cualquier índice de producción o desarrollo en que se le quiera medir o comparar.

Todo ello involucra el rotundo fracaso de la inacción de un desgobierno incapaz, de corte socialista o comunista, más otros calificativos peyorativos que el pueblo soberano le endilga, para los cuales no tiene respuesta, salvo la represión de sus fuerzas de choque y la prepotencia de sus dirigentes. Paradójicamente, esta es la organización política que contra la voluntad de un pueblo que no quiere más sometimiento y, encontrándose  hastiado, intenta continuar gobernando, ignorando así, el sentir popular que en un 85% aproximadamente,  lo detesta, pretendiendo además, acabar con la poca democracia que existe con la implantación de un tipo de gobierno, al estilo cubano, al que se le denomina Gobierno Comunal.

La libertad que nos legaron nuestros libertadores llevó mucho tiempo en conseguirse y costo grandes sacrificios y derramamiento de sangre que bañaron los campos desde nuestro suelo venezolano hasta los confines y alturas de Perú  y Bolivia…del Titicaca o El Chimborazo. “…los ríos, páramos, desfiladeros, llanuras y montes, testigos fieles del valor y hazañas de nuestros liberadores, jamás podrán  callar”. “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud” (Gálatas 5:1).

Recientemente, el régimen imperante a través de su principal vocero dio a conocer que la nueva Constitución Nacional, pretendida, ya no va. Que en su defecto el país venezolano adoptara la instauración de un Estado Comunal o Poder Comunal, por el cual se regirá. ¿Acaso es posible tal decisión, sin consultar con el pueblo? Nuestra Constitución de 1999 no ha sido derogada por lo cual está vigente y es la que determina nuestro sistema de gobierno. No existe otra forma legal.

La Constitución de 1999, constituyo a Venezuela como un Estado Democrático y Social  de Derecho y de Justicia, “que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad,  la democracia, la responsabilidad social y, en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político” (art.2), organizando a la República como “un Estado federal descentralizado” que “se rige por principios de integridad territorial, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad” (art.4) (Allan R. Brewer-Carias. Sobre el Poder Popular y el Estado Comunal en Venezuela). Ese es el Estado constitucional en Venezuela: un Estado Federal, Descentralizado, Democrático y Social de Derecho y Justicia.

Contrario a todo tipo de libertad y democracia, de nuestro conocimiento y dominio, el Estado Comunal, es una forma totalmente distinta a la forma jurídica del Estado venezolano de acuerdo con la Constitución, muy poco adoptada por países de alto desarrollo, ni por gobiernos americanos con muy contadas excepciones, hasta ahora. Con los gobiernos comunales, desaparecen muchos estamentos de vieja tradición consolidada,  como las Gobernaciones estadales, las alcaldías y los Concejos municipales, entre otros. En los Estados comunales impera la anarquía y el caos, desaparece el crecimiento y desarrollo económico,  el mérito profesional no cuenta. Significa retornar a épocas pretéritas, hace tiempo superadas.

El Estado Comunal  a) niega relevancia al sistema representativo, a favor de medios de “participación ciudadana directa”; b) desconoce la existencia de representantes electos, con lo cual la separación de poderes pierde relevancia y, c) la supremacía constitucional y el principio de legalidad se difuminan, ante la preeminencia de la voluntad popular expresada directamente.

Hechas estas aclaratorias y salvedades de lo que significa vivir en libertad y disfrutar sus beneficios o, asumir las consecuencias privativas de un Estado Comunal que atenta contra los derechos naturales de los ciudadanos, descarta todo tipo de libertad y libre albedrío y conmina a la silenciosa sumisión a los menos capaces. De ahí la pregunta: ¿Libertad o Estado Comunal…Que prefieres?

El peor enemigo de la libertad es la ignorancia. Cuídate de las decisiones que tomes sin reflexionar. Participa en la Consulta Popular y dígale NO a la usurpación y NO al Gobierno Comunal: Alza La Voz Por Venezuela.

Doctor en Cooperación Internacional. Integración y Descentralización: Los Desafíos del Desarrollo Internacional

 

Compartir
Traducción »