Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Carlos Casanova: El voto ni elige ni cambia con este sistema actual

Carlos Casanova: El voto ni elige ni cambia con este sistema actual

Compartir

 

Con el sistema electoral automatizado lograron que se perdiera la función cívica y política del voto, conforme al cual un ciudadano ejerciendo su voto, legitimaba a su elegido, a su vez premia a un buen funcionario reeligiéndolo, o, sacándolo, negándole su voto. Esa función se perdió con el sistema electoral automatizado.

El régimen venezolano en esta oportunidad, se está asegurando el triunfo, para lograr su propósito político, que no es otro, que transfigurar la Asamblea Nacional y convertirla en parlamento comunal para poder declarar el estado socialista.

Para ello modificaron las condiciones de participación, aumentando la cantidad de diputados a elegir a 277, cuando existe menos población, en razón de que han emigrado 5 millones seiscientos mil venezolanos, y se inventaron unas listas nacionales, nuevas máquinas de votación, sin ningún tipo de auditoria en las distintas fases del proceso. Razón por la cual la comunidad internacional no reconoce esta elección ni su resultado. Ya previamente los partidos habían anunciado que sin mínimas condiciones no participarían.

Para dogmatizar su maquinación  política, se robaron los partidos, sus tarjetas  sus símbolos, nombrándole dirigentes que se prestaron y concitaron con el PSUV para una participación sin condiciones, para exhibir un pluralismo que no existe. Dicho de otra manera, en este proceso electoral la oposición ni participa ni está representada. Existen dos formas de votar por la revolución, de forma directa en las tarjetas de ellos o haciéndolo en las otras tarjetas que fueron de oposición y hoy están confiscadas.

De cara al próximo año 2021, nos encontraremos con una tercera expresión política que la constituirán los nuevos actores que sin ser del PSUV, usurparán las tarjetas de los partidos, que ya no buscan la salida del régimen sino su cohabitación; la función principal que tienen en el nuevo escenario, es ser el brazo político para en la comunidad internacional actuar  solicitándoles que abandonen las sanciones a los funcionarios del régimen, esto es, tendrán  como función principal hacer el lobby internacional para este propósito.

Su segunda tarea política, es tratar de opacar la vocería de la oposición, su trabajo es poner en debate precisamente el tema de las sanciones buscando encontrar conexión social, para alejar las bases democráticas de oposición hoy sin marco de actuación legal de sus dirigentes, para ello, actuarán desde el control hegemónico de los medios de comunicación controlados en un 90% por el régimen totalitario. Pretenden silenciar la real disidencia. Para estas cosas se prestan los que ya se acordaron con el gobierno.

Los que creen que después del 6D, existirá una suerte de reunificación entre los que participaron y los que nos abstuvimos, están mirando por el lente de los deseos que no siempre se hacen realidad, y este es ese caso.

Aquí se abren nuevas brechas, más retos por superar desde la oposición, que pasa por redimensionarse, pensando en modernas formas de organización y participación, recogiendo la doble vertiente de la política, formación y acción.

Luego hablaremos de estos temas.

Finalmente decirles, que el régimen ganara en razón de que así lo determina quien maneja el aparato automatizado, que desde Venezuela se exporto a otros países, constituyéndose en fraudes para elegir a los que pierden. EEUU es otro ejemplo de como el chavismo llego con su sistema automatizado volteando resultados.

Cuando regresemos a la papeleta de votación, al ciudadano le volverán a contar su voto.

Quiero pedirles fe y esperanza en estos días, la necesitaremos.

En esta navidad, mis mejores deseos es que se cumplan los suyos.

 

Compartir
Traducción »