Julieta Cantos: Elecciones en el ámbito urbano

Compartir
 

 

Estamos a escasos 15 días de las elecciones y se puede afirmar que la campaña electoral ha sido completamente diferente a la usual, debido a la pandemia, por supuesto. Hoy más que nunca, los medios han sido utilizados de manera directa e indirecta en la promoción del @scandidat@s. Ya no se trata de la televisión, la prensa escrita y los programas de radio, sino fundamentalmente del Instagram, el Twitter y el WhatsApp, entre otros.

Indudablemente. La ciudad se construye en torno a lo político, económico, y social, incluyendo lo cultural y deportivo. En su más amplio espectro y, por supuesto, cada uno de estos aspectos influyen en el desarrollo y consolidación de la misma. Y aquí es donde debe haber una interacción importante entre candidat@s y ciudadan@s. El tener claro las propuestas enmarcadas en tiempo para convertirse en metas a alcanzar es fundamental. La jerarquización de problemas es fundamental. La caracterización de cada sector es fundamental. Por todo ello, el contacto con la gente es fundamental, porque si no es así, se está haciendo política para nadie, como no sea la personalización de los intereses de cada quien.

La necesaria contención social debido a la pandemia es una determinante en esta campaña…pero de igual manera, como se establecen normativas sanitarias para hacer mercado e ir al trabajo, debe existir una relación con los habitantes, con los ciudadanos, aquellos que conforman la ciudad… ¿se acuerdan?

En lo particular, he observado lo siguiente:

*La mayoría de las convocatorias se realizan en espacios institucionales con los miembros integrantes de los partidos.

*Algunos candidatos…muy pocos, han hecho un esfuerzo en reunirse con las consabidas medidas, con las comunidades.

*La mayoría hace declaraciones a través de los medios.

*La mayoría no tiene metas claras.

 

Lo que se le olvida a la mayoría de los candidatos es que hoy existe una población más madura políticamente, que se encuentra organizada en organizaciones de base. Que saben cuáles son sus dolencias, y que tienen la capacidad para jerarquizar sus problemas.

En estos momentos, en donde pareciera que los gobiernos regionales y locales no tienen claro cómo ejercer ese ejercicio del poder para el cual fueron elegidos democráticamente, son las organizaciones populares las que han salido a dar la cara por la ciudad, enlazadas con algunos entes oficiales, organizaciones sin fines de lucro, y alianzas con el sector público y privado.

El punto y círculo del que tanto hablo, y que no es otra cosa que ejercer la vida cotidiana, el quehacer diario dentro de nuestro ámbito territorial, permitiendo desplazarnos en cortas distancias, fortaleciendo, comercio, educación, salud, finanzas, industria, y esparcimiento, en nuestros sectores, me ha permitido constatar ejemplos concretos. Por ejemplo, a través del Consejo Comunal María del Carmen Ramírez, en el sector de Barrio Obrero, la comunidad, con muchas limitantes, ha logrado rescatar parte importante de sus espacios en alianzas concretas con entes oficiales y empresas privadas. Esto ha significado que Barrio Obrero se siente limpio, activo. Se han conformado brigadas de prevención que han realizado despistajes y control de casos posibles. Hay censos actualizados  por familias que indican las necesidades existentes, y las aspiraciones de rescate de áreas. Pero, por supuesto, como dijimos al inicio, lo político, lo económico y lo social entretejen la ciudad. Y en caso de pandemia es más evidente, por lo que la supervivencia, que no es tonta, convoca a ejercer en los espacios rescatados lo que no es capaz de realizar en sus propios espacios. El hecho es que Barrio Obrero, hoy más que nunca es atractivo para el pequeño, el mediano y el gran emprendedor. Y aquí es donde la comunidad de este sector se rebela. Estos esfuerzos deben ser retornados a esa comunidad. El que se quiera beneficiar, debe cumplir con las normas de convivencia. Las empresas privadas asumiendo parte del mantenimiento del ámbito, pero también con la generación de empleo que signifique la incorporación de la población desempleada de la comunidad. Esto significa ahorro en transporte, y mayor cumplimiento. El pequeño y mediano emprendedor proveniente de otros ámbitos territoriales, debe respetar los espacios, no se puede apropiar de las calles ni de las aceras, que ha costado tanto rescatar. Debe consultar y autorizar con el Consejo Comunal y, sobre todo, cumplir con las normativas. Existen personas que vienen de otros territorios y pretenden montar ventas de bebidas alcohólicas y fomentan reuniones en espacios pequeños, muy pequeños, cerrados, promoviendo el contagio y el malestar por contaminación sónica a los vecinos…esos vecinos que forman parte de la comunidad, y conviven y se han comprometido en rescatar y mantener los espacios.

Las candidat@s deben tener una visión global, integrada con el país nacional, con lo que somos, pero tienen que tener una visión regional sobre nuestra condición fronteriza, y lo que significa a nivel de acuerdos binacionales, políticos, económicos, sociales y culturales, y tienen que tener compromiso con las comunidades para reforzarles desde la Asamblea el poder para ejercer su propio destino en su propio territorio, el poder discutir de tú a tú con los abusadores, respaldados por el poder político y los cuerpos de seguridad. El poder discutir y aprobar o no, con los entes responsables de administrar el poco o mucho dinero en arcas regionales y locales, en dónde se invierte, cómo se invierte, en qué tiempo, con qué controles. Estas son las cosas por las que los candidatos deben luchar en la Asamblea, mayor poder para los ciudadanos, versus la concentración de poder para intereses particulares.

Ejerzamos la democracia…que no es otra cosa que el poder del pueblo, en las polis…es decir en nuestras ciudades.

Comentarios bienvenidos a julietasinlimite28@gmail.com

 

Compartir
Traducción »