Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Pedro R. García: ¿Consulta?

Pedro R. García: ¿Consulta?

Compartir

 

¿Con quién vamos?

A pesar de enviarles una nota recientemente a mis amigos que he intitulado “El Silencio” algunos creen que es solo un ardid, y ahora intentan que de mi opinión sobre la consulta convoca por los factores de la coalición que representa Juan Guaidó y coordina el Comisionado de gobierno, desde el Barrio Salamanca en Madrid, sustituyendo su propuesta de acción política de los creadores del ensayo hace tres años puesto en el tablero, una especie de Trinidad libertaria: “Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres hoy arrastrando los pies en una sorprendente cabriola que dejaría sin aliento al equipo acrobático de (El Cirque de solei), en una especie de celeste alquimia mutaron a consulta- Plebiscito. Le he dado vueltas al tema y hoy entre mis papeles tope con el discurso del Maestro Rómulo Gallegos en el Nuevo Circo en el acto inaugural de su campaña, toda una pieza de erudición sobre la inacabada discusión sobre democracia dixit (elecciones USA), algunas entre frases sueltas cito: (urgida de remedios heroicos para que supere su estado de alguna postración actual) y repitió una pregunta qué sirve de título inicial de su novela Doña Bárbara, ¿Con quién vamos? Que es una pregunta ritual que se hace el pueblo venezolano en las situaciones conflictivas y espinosas, cada vez que recomienza una experiencia democrática. Igual hoy de nuevo todos nos preguntamos, ¿Con quién vamos? total que interpelado por ese discurso inicié un repliegue, casi que avergonzado frente a esa oración de hace 75, años, contrastado con la retórica plana, de las frases hechas acompañadas de muecas y requiebros hoy que nos remiten a la época de la Venezuela pre-palúdica, retirada avergonzado decidí buscar en otras notas y !Eureka¡ y tropecé con una expresión de Woody Allen que lo tenía claro, cito: “La ventaja de ser inteligente es que puedes fingir ser imbécil, mientras que al revés es imposible”.

“La incapacidad para el esfuerzo cotidiano, con el vacío existencial que implica y que el aburrimiento delata”.

pgpgarcia5@gmail.com

 

Compartir
Traducción »