Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Todos, y con razón, reclaman su “bono”

Gerónimo Figueroa Figuera: Todos, y con razón, reclaman su “bono”

 

Así como la especulación con los precios en dólares en un país donde el 90% de los habitantes sus ingresos son en bolívares y que de ese 90% el 70% aproximadamente son trabajadores de la administración pública y la empresa privada que reciben salario mínimo de 800 mil bolívares mensuales redondeados con un bono de alimentación incluido, que cuando lo comparamos con el precio del dólar a 520 mil bolívares, viene siendo un dólar con ochenta centavos. Es lógico y aceptable que en esa misma población se desate la fiebre de acceder a dólares como mecanismo de supervivencia porque su moneda, con la que vivieron durante años ya no sirve para nada. Sus billetes quedaron para jugar monopolio y adornar piñatas de cumpleaños de carajitos.

Cuando el 15 de abril del 2020 el presidente de la Asamblea Nacional legitima, Juan Guaidó, anunció que pagaría un bono de 100 dólares mensuales a los trabajadores de la salud durante tres meses, que es el tiempo que se calculaba duraría el encierro de la gente en sus casas ordenado por el régimen de Nicolás Maduro por el virus chino, y después de algunas declaraciones sobre saboteos a la página web donde se debían registrar los 70 mil trabajadores de la salud  que recibirían el beneficio de los 100 dólares, por fin, a principios de septiembre, cuatro meses después, se hizo efectivo el primer pago de 100 dólares de los 300 ofrecidos el 15 de abril 2020.

Pues bien, a raíz de ese primer pago de los 100 dólares vimos en las redes sociales y medios de comunicación declaraciones de funcionarios del gobierno que ejerce la directiva de la Asamblea Nacional, fundamentalmente del embajador de Carlos Vecchio y del propio diputado Juan Guaidó, vendiéndo como una hazaña muy exitosa ese pago, algo que en materia de estrategia comunicacional es aceptable en tiempos normales, pero por la forma como se armaron y publicaron las declaraciones haciendo énfasis que solo ellos podían hacerlo, esas declaraciones parecieron mas bien como si tratara de algo que quieren vender en una campaña electoral. A lo mejor esa no fue la idea, pero eso fue lo que percibieron muchos cuando vieron el bombardeo informativo.

Después que los 70 mil trabajadores de la salud recibieron el bono de sus primeros 100 dólares y los otros cien dólares en octubre, de los 300 ofrecidos por Guaidó, los maestros de primaria, profesores de educación media y universitaria, trabajadores del sector público y sector privado, y los tres millones y medios de pensionados y jubilados del Seguro Social, han levantado su voz para pedirle al diputado Juan Guaidó, que haga extensivo hasta ellos el bono de los 100 dólares mensuales porque como venezolanos y trabajadores que sufren y padecen la misma crisis humanitaria, creen también tener derecho a recibir ese beneficio que es cancelado con dinero de todos los venezolanos.

En esto también es importante recordar que cuando el diputado Juan Guaidó el 15 de abril 2020 anunció el bono de 100 dólares a los trabajadores de la salud, una semana después el dirigente de Primero Justicia Juan Pablo Guanipa, anunció que plantearía en el seno de la Asamblea Nacional un bono de 100 dólares mensuales a todas las familias venezolanas mientras durara el encierro por el virus chino. Luego Henrique Capriles Radonsky, una semana antes de anunciar su apoyo a las fraudulentas elecciones parlamentarias también dijo que lucharía para que todas las familias venezolanas recibieran 100 dólares mensuales para que pudieran compensar la crisis. Algo así como mu populista de regalarle el pescado a la gente y no enseñarles a pescar.

Ahora bien, y en honor a lo que debe ser la realidad, consideramos que maestros, profesores, empleados públicos y privados, médicos y enfermeras, pensionados y jubilados, así como la sociedad civil en general, a quienes reconocemos ser víctimas de la crisis humanitaria, en lugar de pedir un bono de 100 dólares para sobrevivir, lo que deben hacer es un documento conjunto pidiéndole al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, que ejerza el gobierno interinato y ponga en práctica el articulo 187#11 de la Constitución Nacional que permita la ayuda humanitaria para liberar a Venezuela y con un gobierno de emergencia de UNIDAD Nacional, podamos entre todos con  nuestros esfuerzos iniciar la recuperación donde hayan trabajos y salarios dignos.

Cuando en una sociedad se habla de entregarle bonos a la gente para que sobreviva, y la gente se acostumbra a recibirlos sin reclamar salarios dignos, es demagogia y populismo de quienes lo propicien sin importar a que bando político pertenezcan. Cuando se habla de bonos de cuatro millones de bolívares y de bonos de 100 dólares, la única diferencia es el poder adquisitivo entre uno y otro, pero al final del dia el objetivo es el mismo, hacer a la gente dependiente de las migajas y limosnas populistas. Reza el refrán muy sabio: “Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida”.

geron2ff@yahoo.com – geron2ff@hotmail.com – @lodicetoso

 

Traducción »