Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Luis Bravo: Todo indica que el año escolar no arrancó

Luis Bravo: Todo indica que el año escolar no arrancó

Compartir

 

Difícil de creer que no haya habido alguna conversación con sectores del Gobierno de Maduro asociada a la salida de L.López, o que no haya habido largas conversaciones concluyentes entre factores adversos para el asunto José Gregorio. Acuerdos, sin duda alguna,  hubo, sin que se produjera  el abandono de  las diferencias históricas entre los actores del juego político. Nadie claudicó y Leopoldo  está en España y José Gregorio da un paso firme  a la santidad. Hubo en estos dos casos puntuales y en otros, como lo que valientemente  fue admitido a todo riesgo y sin claudicar, por ejemplo:  para la entrada al país de la ayuda humanitaria para palear los estragos del COVID 19 o para la liberación (relativa) de un poco más de un centenar de presos políticos. Entonces: ¿por qué no llegar a un acuerdo entre adversarios para la apertura real de la Educación Oficial,  hoy clausurada para las mayorías oprimidas por la ineficacia e ineficiencia oficial?;  ¿por qué seguir evadiendo la urgente necesidad de un acuerdo nacional para hacer viable la negociación política que atienda electoralmente la tragedia nacional en relativa paz?

Todo indica que el año escolar no arrancó para el grueso de los educandos. Hay serios indicios de que este año escolar va por el mismo camino del anterior: está naufragando  ante la promoción automática temeraria y la Plataforma Patria como fórmula de gestión pública de la escolaridad real, en macabro abandono del Sistema Educativo Escolar Venezolano que costó tanto instalar. Este año escolar no arrancó y la miseria que aplasta la vida cotidiana del trabajo en educación no lo permitió. De modo que lo que se impone es hacer un plan compensatorio para enero de 2021 pasando por la recuperación de la noción de salario decente para el trabajo en educación.

Memoria Educativa Venezolana, paso a paso

 

Compartir
Traducción »