Luis Bravo: Avanza la movilización del descontento pedagógico

Compartir

 

La Democracia Venezolana sí tiene plan. Tiene hacia dónde,  como es la alternativa que dibuja el Plan País y la acción cotidiana de  organizaciones como el Frente Amplio Venezuela Libre y la Unidad Democrática del Sector Educativo  que, con sus más y sus menos,  son capaces de integrar y movilizar democráticamente  los muy diversos  anhelos del Pueblo,  con las líneas políticas de los partidos políticos democráticos,  hasta con sectores emparentados históricamente con la alianza en el poder fáctico. Entre muchas fórmulas organizativas más, que muestran en los hechos  voluntad y capacidad para canalizar la esperanza concreta del cambio democrático que indefectiblemente tendrá que venir como opción alterna al desastre histórico que hemos vivido en estos 21 años.

Ocurrió pasó de nuevo. El sector educativo, esta vez marchando con los héroes de la salud,  y en casi todo el país levantó su voz incómoda por el colapso educativo que amenaza el derecho humano a la Educación de las mayorías nacionales. Ciertamente que convocó más a los resteados que a las masas que hacen vida en la Educación Nacional, pero lo hizo, y en todo el país una vez más probando el músculo del descontento creciente.

Avanza la movilización del descontento pedagógico, mientras el año escolar se desliza  por el cierre real de la más importante opción que tiene el venezolano de a pie para insertarse decentemente en la ruta del progreso personal y el bienestar social: el Sistema Educativo Escolar Venezolano.

Memoria Educativa Venezolana, paso a paso. Nº 818  Sábado 17 al viernes 23 de octubre

 

Compartir
Traducción »