Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Comienzan las elecciones en Bolivia

Comienzan las elecciones en Bolivia

Compartir

 

7.332.925 votantes definirán el futuro de la democracia boliviana

Los bolivianos vuelven a las urnas después de los fallidos comicios que derivaron en una grave crisis en el país entre octubre y noviembre del pasado año.

La comunidad internacional instó al pueblo a celebrar elecciones pacíficas. Entretanto, el presidente del TSE, Salvador Romero, pidió a la población confiar en el proceso electoral

El pueblo boliviano acude a las urnas para preservar la democracia.

Los bolivianos hoy tienen una cita histórica en las urnas para definir el futuro del país. Las elecciones generales se repiten un año después de los fallidos comicios que derivaron en una grave crisis en el país, con la incertidumbre de si servirán para reafirmar la democracia o desembocarán en una nueva convulsión.

El nuevo Padrón Electoral Biométrico, presentado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) el pasado 15 de septiembre, establece que son 7.332.925 ciudadanos los habilitados para sufragar. De esta cifra, 301.631 electores radican fuera del territorio nacional en países en los que Bolivia cuenta con representación diplomática y está habilitada la modalidad de votación en el exterior.

También se informó que los connacionales no podrán emitir su voto en Panamá y Chile aunque sí podrán hacerlo en Santiago. El grueso de los votantes para las elecciones generales en el exterior del país se encuentra en siete países, Argentina, España, Brasil, Chile, Estados Unidos, Italia y Gran Bretaña.

Por otra parte, 250.805 ciudadanos bolivianos emitirán su voto por primera vez al haber alcanzado la mayoría de edad hasta la jornada de votación, representando el 3.42 % del padrón electoral, 11.747 de estos registraron su inscripción en el exterior del país.

Las justas electorales en las que pugnan cinco partidos políticos, luego de la declinación de tres agrupaciones, serán observadas por delegaciones de América y de Europa. Además, del pedido de organismos internacionales que instan a celebrar elecciones pacíficas.

El Diario de Bolivia

Observadores electorales ven oportuno prescindir de conteo preliminar de votos

Americanos (OEA), afirmaron este sábado que la decisión de prescindir del conteo preliminar ha sido adoptada «oportunamente» y que favorecerá la certeza.

En un comunicado, las misiones de observación electoral de la OEA y de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (UNIORE), así como la de expertos del Centro Carter, explicaron que fueron informadas hoy de la decisión «unánime» del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de cancelar el programa de Difusión de Resultados Preliminares (DIREPRE) al no poder garantizar su funcionamiento óptimo.

«En este contexto entendemos la determinación adoptada oportunamente como una medida que, de forma transparente, privilegia la certeza y busca evitar poner en riesgo la difusión correcta de los resultados», apuntaron.

Las misiones indicaron que los resultados oficiales se difundirán a través del sistema de cómputo que empezará a funcionar en la tarde del domingo 18 de octubre, que se alimenta de las actas originales y contempla el 100 % de las mesas.

Asimismo, subrayaron que el TSE «es la única autoridad facultada para dar a conocer los resultados oficiales».

Agregaron que la transmisión del cómputo iniciará una vez concluido el escrutinio público, tan pronto como las actas lleguen a los tribunales electorales departamentales y al TSE, y que se podrá consultar por los ciudadanos «con todas las medidas de transparencia y publicidad comprometidas».

«Las misiones observaremos el desarrollo del cómputo, a fin de verificar su funcionamiento y la publicación de los resultados oficiales», destacaron.

En la nota también hicieron un llamamiento a los bolivianos para que participen en las elecciones y «acompañen hasta su conclusión la difusión de la información oficial a lo largo de los próximos días».

«Exhortamos a todos los actores políticos a que actúen con responsabilidad y eviten pronunciamientos anticipados», concluyeron.

Pocas horas antes de comenzar la jornada de votación del domingo en Bolivia, el presidente del TSE, Salvador Romero, informó de que «por responsabilidad con el país» ese órgano había decidido no utilizar el sistema de resultados preliminares, ya que no desean generar incertidumbre entre los bolivianos en un «clima de alta polarización».

En las elecciones del año pasado, el sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP), distinto al DIREPRE, fue cuestionado al permanecer casi un día sin emitir datos y reanudarse de repente con un resultado a favor del entonces presidente, Evo Morales.

La Jornada de Bolivia

El TREP, la otra suspensión que generó la anulación de las elecciones de 2019

Desde la elección anulada de 2019, en el país hay una especial sensibilidad por los resultados preliminares; se los sobredimensiona.

En la víspera de la elección general 2020, siendo de por sí “la elección más compleja de la historia democrática del país” (Salvador Romero, presidente del Tribunal Supremo Electoral, en entrevista con Animal Político), un nuevo hecho vino a terminar de complejizarla más todavía: se suspendió el nuevo sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre).

En los comicios de 2019, precisamente la suspensión del sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), pero esta vez cuando se encontraba en curso, fue el motivo del descalabro que devino después en la anulación de las elecciones.

En entrevista con Animal Político publicada el domingo 11, el asesor electoral principal del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Luis Martinez-Betanzos, apuntaba que en la elección lo esencial es el sistema de cómputo, el Direpre apenas era un añadido informativo para que “la población sepa, antes de irse a la cama, el día 18, qué es lo que ha pasado, más o menos”.

TREP de 2019

El TREP tenía ese mismo carácter. Según el reglamento para las elecciones generales de 2019 (aprobado en mayo de 2019), el TREP solo era “un sistema de información no vinculante, que permite transparentar el resultado de las elecciones dando a conocer, en el menor tiempo posible, los resultados preliminares de cada una de las mesas”.

Por este carácter no vinculante y meramente informativo (como iba a ser el Direpre), el 3 de noviembre, antes de la renuncia del expresidente Evo Morales, el politólogo Jorge Richter (en Animal Político) reclamaba que por qué toda la narrativa del fraude se cargaba a la “modificación de la tendencia” de este sistema de datos preliminares: “Es inaceptable que una tendencia política pueda proclamar el resultado de una elección sobre un instrumento que es meramente informativo, hasta, como dice la norma, el escrutinio final (el cómputo oficial)”.

20 días antes de las elecciones del 20 de octubre de 2019, el 30 de septiembre, el entonces vicepresidente del TSE, Antonio Costas, también informaba de la realización de simulacros internos en la implementación del nuevo sistema TREP; fue en esa ocasión que dijo que el TREP iba a dar el día de la elección hasta el 85% de los resultados preliminares, tal como se había logrado en las elecciones judiciales de 2017.

Aquella vez, Costas decía que el funcionamiento del TREP era “muy simple”: se iba a tomar la fotografía del acta de escrutinio y que dicha foto iba a ser enviada a una “nube”, en el sistema central, desde donde se expondría a la ciudadanía.

Suspensión en 2019

Pero, como se sabe, el sistema fue suspendido la misma noche del 20 de octubre, y al ser reanudado al día siguiente con un cambio de poco más de 3 puntos porcentuales, se vio esto como la primera prueba de un fraude electoral. Tal es la sensibilidad que se tiene con el sistema de resultado preliminar que una de las líneas de investigación de la Fiscalía en el caso Fraude I es precisamente ésa: quién mandó, y a órdenes de quién, a suspender la publicidad del TREP, el sistema de datos preliminares sin carácter vinculante.

Un “añadido” que en 2020, sin embargo, fue tomado muy en serio por el actual Tribunal Supremo Electoral (TSE), al punto de haber sido concebido como un “diseño propio” del organismo electoral. La semana pasada, en entrevista el streaming Piedra, Papel y Tinta de La Razón, Romero reivindicaba la ventaja del Direpre sobre el TREP.

“Es un sistema confiable por dos razones: hemos partido de las observaciones que formularon al sistema anterior para trabajar, para tener un sistema de difusión de resultados preliminares y un sistema de cómputo, por un lado, diferenciado, que sean sólidos. Hemos trabajado los sistemas para brindar una máxima confianza técnica”, dijo.

El jueves 15, en el programa Piedra, Papel y Tinta de La Razón, la vicepresidenta del TSE, María Angélica Ruiz, destacaba que el Direpre esencialmente era para “dar información del comportamiento de la votación; es como si fuera un conteo rápido a gran escala; entonces, teniendo claro la finalidad, sabemos que es meramente informativo, que da resultados aproximados, que por eso se llama preliminar, tiene un carácter referencial; lo que busca es la rapidez de la información, por tanto, su alcance es limitado”.

Ruiz informó que los datos que iba a recoger el Direpre irán alimentando un “repositorio”, en el que incluso estará la imagen del acta; a dicho repositorio tendrían acceso sólo los delegados de los partidos políticos, los observadores internacionales y “los representantes de la sociedad civil que estén acreditados en el órgano electoral”.

Este repositorio iba a servir además para conocer algo que no había en el anterior sistema (TREP): la meta-data, información de quién ha tomado la imagen, dónde y a qué hora, lo cual sirve para control interno, destacó Ruiz.

Suspensión en 2020

La noche de este sábado, a horas del inicio de las elecciones, Romero informó que el Direpre fue suspendido debido a que las pruebas que se hizo sobre el sistema no permiten tener seguridad de una difusión óptima de los datos: “Los resultados de las pruebas no nos permiten tener la seguridad de la difusión completa de los datos que le ofrezcan certidumbre al país. Es por esto que, con seriedad técnica y motivados por la responsabilidad con el país, el Tribunal Supremo Electoral ha decidido el retiro del Direpre de la jornada de votación”, afirmó en rueda de prensa.

Hasta el cierre de esta entrega, solo el Movimiento Al Socialismo (MAS) y la alianza Creemos habían manifestado su protesta por la intempestiva suspensión del Direpre. Organismos como Naciones Unidas y la Unión Europea tomaron nota de la decisión y respaldaron al TSE.

La Razón de Bolivia

 

Compartir
Traducción »