Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Oscar Fuenmayor: Reenviado

Oscar Fuenmayor: Reenviado

Compartir

 

Hay una carta en mis manos, una frase hace palpitar mi corazón: «Más temprano que tarde». Me fue entregada por mi wasap por alguien que no estaba entre mis contactos. No he podido comunicarme con su remitente, quien escuetamente expresa que se trata de la foto de un arrugado papel que alguien rescató de la papelera en una oficina de un alto funcionario. Me parece que tiene aspectos de interés.

La carta:

Apreciados camaradas y jefes del partido:

Me siento muy preocupado por el las características que están tomando las campañas electorales de nuestros candidatos ya que he venido notando ciertas peculiaridades en sus discursos y en otras actividades. Así como están las cosas tengo la impresión de que van a encontrar mucha resistencia al momento de anunciar sus ofertas debido a que  sobre ellos también pesará la crisis alimentaria, salarios de hambre, colapso de los servicios y de casi todo lo que tenía que colapsar por la gestión del gobierno. Me parece que en este momento estamos perdiendo la AN y lo mejor será que nos demos prisa con la Ley Antibloqueo para blindar nuestra continuidad en el poder aun por encima de una eventual  derrota en la elección de diciembre.

Por tal razón, un equipo de ciudadanos revolucionarios hemos aprovechado el ocio creativo que producen la cuarentena y la crisis de gasolina por el desastre que creamos en PDVSA, y hoy les presentamos para su consideración un compendio de sugerencias que esperamos será de gran ayuda para los cooptados por el partido que van a dar la cara por todos. Así pues, que de ahora en adelante los cooptados, además de regalar mortadela, tapabocas,  lenteja o pollo ─lo que realmente se ve bastante feo─,  podrán prometer a su gusto también de modo elegante y redondo.  Por mucho sentido de culpa que sientan por el hambre  y la política salarial del Gobierno, podrán transmitir inocencia frente a los ciudadanos y los medios como si no tuvieran nada que ver con el desastre de nuestras vidas.

Consejos prácticos.

*Cuando vaya a exponer alguna idea de su ocurrencia para buscar los votos, no se olvide por nada del mundo de decir primero “en el marco de…” Así podrá decir, por ejemplo; “en el marco de la próxima reconversión monetaria…”, o “en el marco del Estado Comunal…”, “en el marco de la exitosa política salarial del gobierno… “. Esta manera de hablar lo hará parecer como un político profesional bien consustanciado con la narrativa habitual en el alto Gobierno.

*Dese un poco de bomba frente a los medios asegurando que lo que usted dice es un compromiso histórico con el pueblo. Puede estar seguro que en menos de una semana aumentará tres puntos, verifíquelo en las encuestas.

*Muéstrese seguro y docto en las entrevistas y ruedas de medios. En algún momento diga la frase aguas arriba o aguas abajo según sea el caso; a muchos ciudadanos desprevenidos les impresiona esta frase y pensarán que usted es un verdugo en la materia y que no es un candidato que solo representa al partido y al gobierno.

*Pula bien los zapatos, fíjese que la gente se fija.

*Para indicar que algo está cerca (y que tal vez nos vaya a oscurecer mas la vida a los ciudadanos) diga “de cara a…” Por ejemplo, “de cara a la próxima reconversión monetaria…”, “de cara a la Ley Antibloqueo…”,

*Puntual, es otra de esas palabras de moda entre políticos profesionales que nunca debe faltar en su arsenal retórico.

*Jamás comience a responder en una entrevista con un “o sea…” y, muchísimo menos, si a continuación parece que no tuviera cómo expresarse.

*Si estuvo metido en algún chanchullo raro (también si fue gobernador o alcalde o constituyente) que afectó a los votantes o perjudicó al país y, ahora por azares de la vida tiene que representar al partido, culpe a la guerra económica y al imperialismo, a los infiltrados o a los otros candidatos opositores. Jamás reconozca la responsabilidad del Gobierno o la del

*Si no pudo resolver el problema del servicio eléctrico o algún otro problema de servicios, nunca diga que “se nos fue de las manos” como aquel hombre de los casinos. No se vaya a enredar con explicaciones acerca del dinero que recibió para resolver esos problemas, insista en que el imperio ha impedido que esos reales no hayan dado las soluciones previstas.

*El tema. No prometa que va a acabar con la corrupción, a cambio de eso diga que va a atacar a fondo “el tema de la corrupción”, que es una excelente ambigüedad para evadir un asunto que se ha agravado y ha arruinado a PDVSA y al país y por eso estamos como estamos.

*No tenga pena prometer que va a acabar con el alto precio de los alimentos aunque nadie le crea, juegue con la desesperación de la gente. Diga que apenas logren los 2/3 en la AN se acabarán los abusos con los precios y que muchos especuladores irán derechitos a la cárcel. Y agregue: caiga quien caiga. No espere demasiado entusiasmo.

*Use la frase más temprano que tarde cuando vaya a prometer. Ese juego de palabras no dice qué tan temprano usted va a cumplir lo que promete y, por otro lado, tarde suele significar 20 años o nunca. Al Gobierno le ha estado dando resultado y por eso no se anduvo con remilgos y prometió, mas temprano que tarde perniles, cajas clap y hasta la lista de los corruptos de cadivi. Tenga cuidado y preste atención que le está hablando la voz de la experiencia,  los votantes están pendientes del más mínimo desliz verbal de los candidatos.

*Ni se le ocurra hablar de privatizaciones de modo explicito. Eso asustará más a los votantes quienes pensarán que les privatizarán el agua que no tienen, la electricidad que tampoco tienen, lo mismo que el gas y demás servicios que tampoco tenemos. Sea sutil y técnico al mismo tiempo y hable de la ley Antibloqueo; verá los resultados. Diga que lo que usted propone es tan bueno para el país que hasta la dirigencia de Fedecámaras apoya esta Ley.

*Y, sobre todo, mientras esté hablando y prometiendo lo que usted y los ciudadanos sabemos que no va a cumplir, ¡pele bien esos dientes!, a nadie le cae bien un candidato que promete con una cara demasiado seria que recuerda la situación del país.

*No pare mientes en lo que va a ofrecer aunque parezca ciencia ficción; ofrezca empleo, seguridad, becas, bolsas de comida, café y zapatos en las bolsas clap, lo importante es no quedarse callado y sobresalir. Tenga en cuenta que esta es una elección entre maquinarias partidistas que son lo que cuenta en una elección de este tipo.

*Siempre échele la culpa a otros; al imperialismo, a los infiltrados, a los críticos que no dejan trabajar y lograr la Venezuela potencia.

*Tenga de verdad mucho cuidado cuando ofrezca perniles. Todavía mucha gente se acuerda del fraude y del embarque de las navidades pasadas, podría suscitar recuerdos de amargas inquietudes y de amargos desencantos en las comunidades.

*Use tapaboca siempre que se encuentre en público, sobre todo si se le ha visto acompañado de colectivos que atropellan a maestros y docentes cuando pacíficamente exigen aumento de salarios. No es por salud, sino para evitar que lo reconozcan sus víctimas y voten en contra suya.

No escatime en recursos y láncese al ruedo que los votos andan por allí esperando ser seducidos. Desplácese abiertamente y sin pudor por toda esa amplia gama de malabarismos verbales que lo acercan al poder. Actualice y personalice los más eficaces artilugios oratorios sin caer en la chabacanería vacía de la IV república. Hable con elegancia desde el antiimperialismo hasta la lucha contra el terrorismo… patria, socialismo, o muerte.

Atentamente,

D.C.R.

oscar.fmyor@gmail.com

 

Compartir
Traducción »