Jesús Alexis González: Economía digital y digitalización de la economía

Compartir
 

 

La economía digital (ED) como concepto, se conoció a mediados de la década de los 90 haciendo referencia al uso de la Internet como plataforma global para la creación de riqueza, distribución y consumo de bienes y servicios orientados a cubrir las necesidades de la sociedad; para lo cual se afianzó en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) a efectos de proporcionar los instrumentos para el procesamiento, la administración y distribución de la información por intermedio de variados dispositivos tecnológicos. La ED, facilita una relación más directa entre el comprador y el vendedor e igualmente abre espacio a la globalización habida cuenta que las transacciones se suceden a una mayor velocidad espacio-tiempo, teniendo acceso libre a diferentes y remotos tipos de mercado de forma sencilla hasta inducir un crecimiento escalable (capacidad de poder multiplicar los ingresos sin necesidad de aumentar los costos) al mejorar sus procesos para hacerlos más eficientes, incluida la posibilidad del trabajo remoto, así como de una mayor conectividad (agilizar los procesos de comunicación tanto internos como externos). Es de resaltar, que la incorporación de las empresas a la ED exige una previa reestructuración como condición para instrumentar las TICs, en razón de estar dichos procesos estructurados en función de una gama de actividades económicas que utilizan información y conocimiento digitalizado como factores claves en la producción a la luz de transacciones, interacciones y actividades basadas en tecnologías digitales.

El funcionamiento de la ED se caracteriza por una preponderancia del conocimiento por encima del capital o del trabajo, en torno a una información almacenada digitalmente facilitando su transferencia de manera instantánea; y de igual modo los objetos físicos y tangibles se convierten en elementos virtuales. De suma importancia es el cambio que experimenta la estructura tradicional de trabajo por formas más flexibles como el teletrabajo, al tiempo de reducir el uso de intermediarios en un contexto donde la imaginación y la creatividad se vuelven trascendentes ante el hecho que las personas se convierten en productores y consumidores de contenidos digitales, lo cual impulsa que los productos sean distribuidos con inmediatez por la elemental consecuencia de un fortalecimiento de la globalización al tener las empresas mayor acceso a mercados extranjeros. En general, la ED facilita que los individuos e instituciones puedan realizar tareas mejor, más rápido y de forma distinta.

La digitalización, por su parte, ha de entenderse como el proceso mediante el cual la tecnología digital (conjunto de procedimientos y estudios necesarios para realizar avances científicos) constituye en la práctica la aplicación de métodos para desarrollar sistemas y facilitar la automatización de ciertos procesos; siendo que en la actualidad lo digital se ha extendido a toda la sociedad incluso en las formas más tradicionales de vida, e igualmente está presente en todo tipo de empresas en varios aspectos estructurales y de organización; en el entendido que digitalizar una economíava mucho más allá de asumir planteamientos básicos en relación con las infraestructuras hasta transformar a fondo todas sus vertientes; equivalente a desarrollar un ecosistema que impulse la modernización digital de la sociedad en su conjunto, en un contexto de nueva economía digital donde la información se halla en forma digital en pro de facilitar su procesamiento por intermedio de computadoras y la transferencia en tiempo real por medio de redes de comunicación, induciendo un aumento de la productividad y de la conectividad global (capacidad para conectarse a una red) en respuesta a la adopción por parte de las empresas de big data (gran volumen de datos tanto estructurados como no estructurados que se pueden analizar para obtener ideas); de inteligencia artificial (creación de programas y mecanismos que muestran comportamientos inteligentes); de machine learning (creación de sistemas que aprenden automáticamente); de cloud computing (oferta de diversos servicios y prestaciones digitales a través de la infraestructura de una red); de Internet de las cosas (conjunto de tecnologías que facilita el despliegue de sensores que informan  sobre el estado de los elementos cotidianos); de economía compartida (actividad económica que involucra transacciones en linea); de analítica predictiva (análisis avanzado utilizando datos nuevos e históricos para predecir la actividad futura y las tendencias); de la robótica (diseño y construcción de maquinas capaces de desempeñar tareas usualmente realizadas por el ser humano); del uso de plataformas virtuales (programas orientados a la Internet utilizados para el diseño y desarrollo de cursos o módulos didácticos) y mucho más. Tal acontecer, indujo la cuarta revolución industrial (de las TICs e Internet ) en sucesión de la primera revolución (de la máquina de vapor), de la segunda revolución (de la electricidad y el motor de combustión); y de la tercera revolución (de la computación).

 

Finalmente, y no por ello menos importante, es lo referente al impacto que tiene la ED en la educación al extremo de estar exigiendo al individuo el desarrollo de nuevas habilidades en pro de adaptarse a los continuos cambios de la economía web, a la luz de un dinamismo que le permita ajustarse a las múltiples situaciones que han de enfrentar procurando ideas y conceptos emanados de una creatividad innovadora. En tal sentido, se debe fomentar la participación de los estudiantes en temas vinculados con la programación, informática, realidad virtual, comunicaciones y telecomunicaciones, entre otros, para un mejor aprovechamiento de sus actitudes y aptitudes. Cara al futuro, ha de priorizarse en una capacitación que le permita al individuo obtener una formación especifica en función de sus deseos y/o necesidades.

 

Compartir
Traducción »