Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Gerónimo Figueroa Figuera: Capriles y Stalin son cómplices de Maduro

Gerónimo Figueroa Figuera: Capriles y Stalin son cómplices de Maduro

 

Es necesario aclarar que todo el que esté secuestrado por un régimen sanguinario y cruel, como el que está usurpando los poderes en Venezuela, tiene derecho a buscar ser liberado sin importar la forma ni el cómo, en esos casos lo que importa humanamente es la libertad de los secuestrados. Tampoco nadie tiene derecho a sacar provecho económicos ni políticos de esas liberaciones. Tampoco hay que hacer juicios de valores sobre las declaraciones que han ofrecido algunos de los que fueron liberados, porque por encima de cualquier consideración es necesario comprender que no es fácil estar secuestrado y depositado en una celda de 3X3 sin ventilación ni luz solar, donde se pierde la noción del tiempo sin saber cuándo es de noche ni cuando es de día. Y un hueco como sanitario para hacer las necesidades fisiológicas.

La parodia que montó Maduro con un decreto, y que para indultar a 110 diez presos políticos, legalmente no puede ser considerada como un indulto sino una liberación de rehenes que estaban secuestrados por parte de cuerpos represivos cumpliendo órdenes del propio Nicolás Maduro. El Código Penal establece que el “indulto o gracia que condona la pena la hace cesar con todas sus accesorias”. Esto significa que el reo para ser indultado debe estar condenado y todos esos venezolanos estaban en calabozos infrahumanos sin pruebas en su contra y sin juicio que justificaran su detención, por lo tanto, estaban secuestrados y privados de su libertad en abierta violación a sus Derechos Humanos. Ninguno estaba sentenciado por delito alguno.

El tan cacareado papel firmado como decreto por el usurpador de Miraflores dando a conocer que liberaba a 110 secuestrados o perseguidos políticos, que por cierto solo representa el 20% de los que están secuestrados por el régimen madurista, es producto de un pacto entre Henrique Capriles de Primero Justicia y Stalin González de UNT con Maduro, aunque voceros de la mesita de noche de la Casa Amarilla dicen que fue por las conversaciones de ellos con el régimen madurista. En todo caso, lo que si está claro es que es una traición para dar oxigeno a Maduro y tratar de barnizar el fraude parlamentario ante la comunidad internacional.

Es bueno recordar el pasado para entender nel presente. El 16 de octubre 2019 cuando sentado cómodamente en el palco del estadio Nationals Park de Manhattan, viendo el juego de la semifinal de las ligas mayores entre los equipos de Nacionales de Washington y los Cardenales de San Luis, donde según algunos conocedores para poder entrar y sentarse allí, hay que pagar la módica suma de 12 mil dólares, Stalin González tuiteo que estaba luchando para liberar a Venezuela. En esa oportunidad se comentó que como era posible que un diputado de la Asamblea Nacional Venezolana que todos los días decía que tenía cuatro años sin cobrar sueldo, se diera el lujo viajar a Nueva York a ver un espectáculo tan caro como ese.

En ese momento quienes llamamos la atención sobre ese comportamiento poco transparente del diputado Stalin González para justificar de donde pudieron salir los dólares, no solo para pagar la entrada al estadio, sino para costearse el pasaje hasta Nueva York y la estadía en esa ciudad que está considerada como una de las más caras del mundo, fuimos fuertemente atacados por un ejército de francotiradores en twitter acusándonos de estar en contra de Guaidó, y seguidamente alegaban que la entrada al estadio se la había regalado un amigo al diputado Stalin González pero sin decir nombre y sin mostrar más detalles que no fuese la pretensión de imponer una “verdad”.

El ataque fue tan bestial, que los francotiradores en ese momento se atrevieron a comparar a Stalin González con Don Rómulo Betancourt, publicando una foto cuando Betancourt estuvo exiliado en Nueva York y asistió a un juego en ese mismo estadio. Sin embargo, en esa oportunidad la presión de la población fue tan grande, que la junta directiva de la Asamblea Nacional para calmar las tensiones nombró una comisión presidida por el diputado Edgar Zambrano, vicepresidente del parlamento y vicepresidente del partido Acción Democrática para que “investigara” lo del viaje a Nueva York del diputado Stalin González. Un año después no se sabe cuál fue la conclusión de esa comisión. Cosas como estas y otras más, han hecho que el 90% de venezolanos que padece el peso de la crisis, esté decepcionado y frustrado.

Por su parte, el comportamiento de Henrique Capriles tiene algunos lunares que destacan. En las elecciones presidenciales de 2013 que ganamos por estrecho margen, no tuvo el coraje suficiente para reclamar el triunfo, sino que se conformó con los resultados dados por Tibisay Lucena y frenó una manifestación de ciudadanos que íbamos para el CNE a reclamar que se hicieran auditoria a los cuadernos electorales que comprobarían el fraude cometido. Luego en 2019 fue mencionado por el dueño de la constructora brasileña ODEBRECHT de haber recibido soborno y en base a eso el TSJ legitimo en el exilio anunció apertura de investigación, pero Capriles en vez de decir que estaba dispuesto a colaborar para aclarar su situación, solo generó una campaña de descredito contra el alto Tribunal venezolano en el exilio.

Ahora Henrique Capriles en el 2020 al confirmar reuniones secretas para pactar elecciones en Venezuela con el gobierno totalitario turco, que está considerado como un aliado incondicional de Nicolás Maduro, terminó de mostrar las costuras  de compromiso con la corporación criminal que sostiene la tiranía en Venezuela. El colaboracionismo de Henrique Capriles con Maduro es tan grande, que miércoles 2 de septiembre 2020 el periódico Granma, órgano oficial del partido comunista cubano, lo alabó en una nota publicada en primera página. Lo que antes se decía sobre las traiciones de Capriles en redes sociales, fue confirmado oficialmente el miércoles 2 de septiembre por el propio Capriles al reconocer todas las reuniones con el madurismo para apoyar el fraude electoral del próximo 6 de diciembre de este año.

La libertad de algunos secuestrados políticos es importante, pero más importante es la liberación de Venezuela completa, donde por supuesto estarían todos los secuestrados políticos depositados en las cárceles. Cada semana mueren por desnutrición y falta de medicamentos 5 niños recién nacidos. Centenares de pacientes en los hospitales mueren mensualmente por falta de tratamientos, miles de personas comen diariamente de la basura, tres millones de pensionados mueren de hambre por solo cobran 400 bolívares que solo alcanza para comprar un kilo de harina Pan, y seis millones de compatriotas huyeron a otros países para escapar de la crisis… Eso, Henrique Capriles y Stalin González, no se resuelve con elecciones parlamentarias fraudulentas

geron2ff@yahoo.com – geron2ff@hotmail.com – @lodicetodo

 

Traducción »