Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Luis Bravo: Un nuevo diseño para el año escolar 2020-2021

Luis Bravo: Un nuevo diseño para el año escolar 2020-2021

Compartir

 

¿Abrir las instituciones  para todos o solo para unos pocos como viene ocurriendo? Esa era la cuestión clave, el debate que procedía… Hasta el anuncio difundido: “Maduro aseguró que inicio de clases será en septiembre vía online…” (El Nacional, 26-08-2020; 9:00 pm):

La pandemia ha hecho más palpables las carencias y los desafíos del sistema de educación obligatoria. Entre las apuestas y las dudas, los docentes debaten sobre el futuro de la enseñanza y sobre la esencia y función de la escuela.

Abrir las instituciones para hacer de ellas opción educativa que atienda las necesidades de aprendizaje de las mayorías. Las que necesitan del Estado para sobrevivir. Medio vivir en esta edad media de sálvense quien pueda que estamos viviendo. Es cosa seria, mucho, pues tan noble intención de abrir las escuelas a quien más las necesita choca con fuerzas a las que les conviene un sistema escolar cerrado. La más importante de ellas es el poder político que ejerce el domino territorial, al menos hasta hoy viernes  28 de agosto 5:00 am. Le convienen Escuelas, Liceos y Universidades cerradas, pues de ese modo se quitan la piedrita en el zapato que siempre ha sido el Sistema Educativo Escolar para el autoritarismo nacional.

Hay una propuesta formulada por Leonardo Carvajal, que debemos debatir, como sustancia para una hoja de ruta de emergencia pedagógica,  que supondría conciliar algunas propuestas que están en la mesa. Haciendo un balance de lo que se ha propuesto desde  un arco de intereses que van desde el propio gobierno de Maduro, la Asamblea Nacional, los gremios educativos, los partidos democráticos, las Universidades, las organizaciones bisagra como la UDSE y otras, las organizaciones más activas de la Sociedad Civil, las iglesias y así.

1-Un trimestre de emergencia para organizar la reapertura del Sistema Educativo Escolar.  Clases por televisión en base al trabajo de una fuerza de tarea con docentes de avanzada que diseñen y ejecuten un programa de emergencia que sintetice una suerte de repaso mitigador de la brecha pedagógica y una suerte de propedéutico para una gestión hibrida de la docencia a partir de enero 2020.

2- Un nuevo diseño para el año escolar 2020-2021.

3-Un protocolo de apertura de las instituciones en base a lo que vienen proponiendo Juan Maragall y la gente del Plan País Educación, consultado con las universidades y la fuerza de tarea que encabeza Julio Castro. Que atienda además a las discusiones y aprobación razonable  de los convenios de trabajo.

4-Conciliación de intereses y exploración de posibilidades de financiamiento de un plan que saque la educación de los venezolanos de la lógica del  Sistema Patria y recomponga al Sistema Educativo Escolar Venezolano para contribuir a la lucha contra la Pandemia, por ejemplo con Educación Sanitaria y preparación para la vacunación masiva de la población.

5- Esto y otras cosas que cabría convenir, siguiendo el ejemplo del programa de salud establecido por oposición y gobierno que ha permitido reanimar el equipamiento de las instalaciones sanitaria, podría formularse por intermedio de un Acuerdo Nacional.  Convenimiento realizado en base a la Constitución y las declara de Emergencia Humanitaria fórmula para la Educación por la Asamblea y la Ideología de la Educación como derecho humano impulsada por los organismos internacionales. Con un Sistema Educativo Escolar sin vida activa, el trabajo en Educación   está obligado a cobrar aunque sea fallo, desconectado de los gremios y factores críticos, sin posibilidad de construir confrontación reivindicativa con muchos. Ocupados, los de siempre, en la atención de una minoría que accede a los sistemas digitales de comunicación. Otros,  entregados al dulce sueño ruso de “hacer que trabajan cuando el Gobierno hace que les paga”. Y así…

Ante lo dicho y lo que no para evitar herir susceptibilidades de gente buena,  se impone un acuerdo nacional para abrir el Sistema Educativo Escolar. Donde el centro de la agenda sea la hibridación del sistema,  combinando opciones de comunicación con un funcionamiento institucional (burocrático) mínimo que propenda a la atención pedagógica  de quienes no pueden hacer  otra cosa que depender del Estado para sobrevivir.

810 Memoria Educativa Venezolana, paso a paso

 

Compartir
Traducción »