Inicio > El pizarrón de Fran opinión > José Ángel Borrego: El “enemigo” del norte

José Ángel Borrego: El “enemigo” del norte

 

Cuando cayó Pérez Jiménez (antepenúltimo dictador) estudiábamos primer año en el Liceo Cajigal de Barcelona. Antes se ingresaba a primaria con 7 años según, aún, lo pauta la norma. De manera que seis años más tarde, con 13, ingresamos a la secundaria ignorando absolutamente todo sobre política. Jamás nadie nos mencionó a Rómulo, ni a Jóvito ni a Caldera, líderes de AD, URD y Copei, en ese orden. Mientras el PCV jefeado por Gustavo Machado metía bulla sindical y ganaba elecciones en liceos y universidades. En el Cajigal de Barcelona ese 1.958 no pudo porque una plancha independiente raspó a los adecos que llevaban a un Mogna a la cabeza y a los camaradas con “el loco” Pereney. Los derrotamos 5 a 2. Una pela.

Desde esa lejana época, hace 60 años, escuchamos a los camaradas hablar del “enemigo” del norte para referirse a Estados Unidos. Rómulo hizo migas con esa nación y trajo a su presidente contra opinión poco influyente del PCV a quien luego se unieron “cabezas calientes” hipnotizados por Fidel. Y hasta hoy, los sucesores de aquellos muchachos valerosos (Teodoro Petkoff entre ellos), ahora simples monigotes del castro-chavismo pretenden que veamos a Estados Unidos como nuestro enemigo aunque los chavistas enchufados viven o quisieran hacerlo en aquél gran país.

Estados Unidos no es enemigo de nadie gratuitamente. Es enemigo de uno o varios “algo” que evidencien ser tóxicos. Estados Unidos no invitó a musulmanes terroristas y delincuentes. Estados Unidos no invitó a traficantes de droga. Estados Unidos no invitó a chinos y rusos a espiar y plagiar tecnología “made in USA”. Pero tampoco espanta a quienes portan buenos propósitos. Sucede que por complejo cuarto mundista nuestra dirigencia política no comunista se repliega en sus propias criptas antes que acercarse a fuentes de civilización y Poder. Y líderes seudo comunistas, como los que nos gobiernan (corroborado por la Dra. Bachelet) vulneran derechos humanos en cambote, son vetados por Washington y en 20 años no se han retratado con el presidente gringo. (Eso escuece). Chávez habría dado un ojo por ser recibido en la Casa Blanca. Y Maduro lo solicita con afán e inventa ser convocado al Despacho Oval. ¿A qué tanto desespero si Estados Unidos es el enemigo? Y peor desde que Trump recibió a Guaidó. Estados Unidos, no solo NO es el enemigo, sino que podría resultar el Gran Aliado en el futuro inmediato, solo si el liderazgo político entiende que nada se obtiene gratis. Hay que esforzarse, no solo con Estados Unidos sino con el primer mundo en global. Es preciso definir qué buscamos y cuánto estamos dispuestos a sudar. Y sobre todo, no olvidar que las malas compañías traen pésimos resultados. Ejemplos sobran.

 

Traducción »