Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Protestas en Bielorrusia tras el resultado de las elecciones presidenciales

Protestas en Bielorrusia tras el resultado de las elecciones presidenciales

 

Los manifestantes salieron a las calles a protestar por el resultado de las elecciones presidenciales, en las que el actual mandatario bielorruso, Alexandr Lukashenko fue reelecto.

Choques entre manifestantes opositores y policías que usaban granadas sonoras antidisturbios se iniciaron el domingo  (09.08.2020) por la noche en Minsk, según medios rusos y bielorrusos, tras las tensas elecciones presidenciales.

La agencia rusa Ria Novosti registró los choques, así como los medios bielorrusos de oposición, en los alrededores del monumento Stella de la capital.

Un periodista escuchó la explosión de granadas sonoras en ese lugar y vio a las fuerzas del orden, equipadas con escudos antidisturbios, dirigirse hacia los manifestantes. El sitio era inaccesible debido al importante dispositivo de seguridad. Según la prensa, hubo detenciones de manifestantes.

Los manifestantes insultaron a la policía, otros mostraban banderas de la oposición y pelearon con las fuerzas del orden que impedían el acceso al centro de la ciudad.

Videos filmados por testigos y difundidos por los medios Nacha Niva y Nexta a través de redes sociales, mostraban a grupos de manifestantes que trataban de congregarse. Los policías los dispersaban por la fuerza en algunos lugares.

Se registran manifestaciones en otras ciudades, según medios bielorrusos de oposición.

La elección presidencial estuvo caracterizada por una movilización sin precedentes durante la campaña a favor de una novata en política, Svetlana Tijanovskaia.

Tijanoskaia dijo el domingo que “la mayoría” la apoyaba, mientras una encuesta oficial a salida de urnas acordaba la victoria aplastante al jefe de Estado Alexandre Lukashenko, en el poder desde 1994.

DW

Protestas contra el abultado triunfo electoral de Lukashenko en Bielorrusia

Las sospechas de fraude electoral han empeñado unas elecciones marcadas por las protestas durante las últimas semanas debido a la detención y persecución de varios opositores.

La Policía de Bielorrusia ha utilizado este domingo cañones de agua para dispersar a los cientos de manifestantes que se han congregado en las calles de la capital, Minsk, para protestar contra los primeros resultados electorales que dan como ganador con más del 80% de los votos al presidente, Alexander Lukashenko,, revalidando así por sexta vez consecutiva su mandato, desde que asumiera el poder por primera vez allá por 1994.

Las protestas y manifestaciones se han estado sucediendo en varios puntos del país, como Grodno o Brest, desde poco después de que se cerrarán los colegios electorales, 20.00 hora local, y los resultados señalaran que Lukashenko habría obtenido el 81,3% de los sufragios, muy por delante de la líder de la oposición Svetlana Tijanovskaya, con un 8%, tras una participación que ha superado el 84%, según la Comisión Electoral Central.

Aleksandr Lukashenko, despótico gobernante de Bielorrusia, ha ‘desnudado’ a su pueblo. Y todo por un desafortunado juego de palabras que los ciudadanos se han tomado al pie de la letra

Las sospechas de fraude electoral han empeñado unas elecciones marcadas por las protestas que se han producido desde las últimas semanas debido a la detención y persecución de varios opositores, entre ellos el popular bloguero Serguéi Tijanovski, marido de Tijanovskaya, quien antes de ser condenado a finales de mayo por un delitos de incitación a la violencia, pretendía presentarse a los comicios.

La candidatura de Tijanovskaya ha sufrido más contratiempos en las últimas horas, después de que su jefa de campaña, Maria Kolesnikova, fuese detenida un día antes de las elecciones “por error”, según las autoridades, a la salida de las oficinas del partido.

Así, los resultados no han sido reconocidos por la oposición, la cual ha denunciado un supuesto fraude electoral, un mensaje que se ha estado repitiendo a lo largo de la jornada, tal y como señala la agencia DPA, citando a varios ciudadanos que alertaban de la ausencia de papeletas en los colegios electorales y las largas esperas de varias horas para poder acceder a los recintos de votación, obstaculizando así el proceso.

Horas antes de que la Policía hiciera uso de camiones antidisturbios con cañones de agua para dispersar a la multitud que protestaba por el resultado de las elecciones, los agentes han lazando gases lacrimógenos y granadas aturdidoras. Fuentes del Ministerio del Interior citadas por la agencia estatal de noticias Belta, han señalado que las protestas están ya bajo control.

La semana pasada, la Unión Europea levantó casi todas las sanciones contra Bielorrusia, una decisión criticada por los disidentes del país. Pero el ejemplo de Ucrania pesa mucho

Se han producido algunas escenas en las que los manifestantes han respondido a la actuación policial atacando a varios agentes, tal y como se puede observar en varios vídeos publicados en redes sociales por el portal bielorruso de noticias independiente Tut.by. Varias decenas de personas han sido trasladas al hospital, aunque no se conocen todavía cifras oficiales.

Desde hace varias horas la conexión a internet está restringida, tal y como ha señalado la propia agencia rusa Sputnik, aunque siguen operativos los servicios de telefonía móvil.

Lukashenko, al frente del país desde 1994, comparecía como máximo favorito a revalidar mandato en unos comicios sin la presencia de rivales de envergadura, tras la descalificación o detención de algunos de sus principales oponentes.

Dos de los rivales más fuertes de Lukashenko han sido encarcelados en el período previo a las elecciones y un tercer candidato potencial, el que fuera embajador de Bielorrusia en Estados Unidos, Valery Tsepkalo, huyó a Rusia después de recibir un aviso de que él también sería arrestado en breve.

Alemania, Francia y Polonia expresaron su preocupación sobre la ausencia de la invitación a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), antes de señalar lo que describieron como “preocupantes informaciones de irregularidades electorales durante la votación anticipada”.

El Confidencial

 

Traducción »