Inicio > Regional > Ni lavan, ni prestan la batea; Los militares les prohíben a los ambientalistas entrar a Morrocoy

Ni lavan, ni prestan la batea; Los militares les prohíben a los ambientalistas entrar a Morrocoy

 

Diez días han transcurrido desde que ambientalistas reportaron un derrame de petróleo en la costa oriental de Falcón y aún en los cayos hay hidrocarburo en la arena.

Asociación de ecologistas advierte que el gobierno prohíbe acceso de ambientalistas a Morrocoy

El especialista en desarrollo sustentable y coordinador de Relaciones Internacionales de la Asociación Ecologistas para la Preservación del Ambiente, capítulo Falcón, Henderson Colina, dijo que el desequilibrio ecológico permanecerá por al menos 30 años en la zona costera de Falcón

Este lunes 10 de agosto, Henderson Colina, especialista en desarrollo sustentable, y coordinador de Relaciones Internacionales de la Asociación Ecologistas para la Preservación del Ambiente (AEPA), capítulo Falcón, denunció la militarización del área afectada por el derrame de hidrocarburo en la costa oriental falconiana, que ha impedido el acceso a los grupos ambientalistas para cuantificar el impacto generado por el derrame de crudo desde la refinería El Palito hasta Boca de Aroa, el Golfo Triste y algunos de los cayos más importantes del parque nacional Morrocoy.

Colina, quien además es representante para Venezuela de la Alianza Internacional de Territorios Marino-Costeros y Cambio Climático (Almacc), que se conformó en julio pasado, manifestó en entrevista telefónica con El Pitazo que el ecosistema marino de Morrocoy es de gran fragilidad, debido a que son humedales marinos costeros donde una parte del petróleo se precipitó en el lecho marino y la otra flota destruyendo la flora, la fauna y los microorganismos de los que nadie ha hablado hasta ahora.

«Los microorganismos marinos son vitales para el mantenimiento de las cadenas tróficas, pero son los que primero mueren por lo que generará un desequilibrio ecológico por al menos los próximos 30 años», dijo Colina.

El especialista recordó que AEPA Falcón no tiene dos días trabajando los efectos de los derrames petroleros en su radio de acción, como lo ocurrido en Cardón y Amuay, documentado al igual que lo sucedido el pasado 1 de agosto en Boca de Arona, comprobado por imágenes de satélites reveladas por el Laboratorio de Sensores Remotos de la Universidad Simón Bolívar, en las que se muestra que la mancha de petróleo se originó en la refinería El Palito, entre el 19 y el 22 de julio, contenido en la costa por al menos una semana y que su desplazamiento predominante se debió a los vientos de tierra (caldereta).

El representante internacional de AEPA Falcón explicó que esta asociación ha documentado 237 derrames de hidrocarburo en los últimos 12 años en Falcón, con la antigua y actual directiva de Pdvsa, que, dijo, se agudizaron en esta administración, en una industria petrolera que siempre ha trabajado de espaldas al ambiente y a las comunidades.

Coincidió en lo señalado por fuentes ecologistas y de la Asamblea Nacional en que fuertes precipitaciones, previo al derrame, provocaron que los desechos por malas prácticas, acumulados sin ninguna política de seguridad y ambiente en los patios de las refinerías, como ocurre en oriente, Cardón, Amuay y El Palito, se desbordaran y salieran desde los drenajes y lagunas de oxidación, desde los que no solo sale petróleo pesado, sino otros componentes derivados de las escasas prácticas de refinación que se están dando pero que todavía están activas dentro de la industria petrolera.

El Pitazo

 

Traducción »