Inicio > Cultura > Nueve increíbles datos sobre el Triángulo de las Bermudas

Nueve increíbles datos sobre el Triángulo de las Bermudas

 

El Triángulo de las Bermudas, también conocido como el «Triángulo del Diablo» o el «Limbo de los Perdidos», se extiende en 3.9 millones de kilómetros cuadrados en una zona cercana al Caribe y delimitada por tres puntos: el sur de Florida, Puerto Rico y las Islas Bermudas.

Los misterios sobre este triángulo tuvieron inicio en el año 1945, cuando desaparecieron cinco aviones de la Fuerza Aérea de los Estados unidos, y de los que nunca se tuvo noticia.

 

 

Ahora, pon atención a estos nueve increíbles datos sobre el Triángulo de las Bermudas:

 

Es el caso que dio inicio a miles de teorías

Cinco aviones Avenger del vuelo 19 realizaban un entrenamiento con entera normalidad el día 5 de diciembre de 1945, hasta que se perdió el contacto con ellos y no se volvió a saber de sus 14 tripulantes.

En una de las últimas transmisiones, el comandante dijo que las brújulas habían dejado de funcionar.

 

 

Puede ser una anomalía magnética

Existen diversas explicaciones científicas que no convencen a quienes están cautivados por la fama del lugar.

Una de las teorías más extendidas es la creencia de que hay una diferencia entre el Polo Norte magnético y el Polo Norte geográfico de la Tierra que puede alcanzar los 20º.

Se dice incluso que en el Triángulo, la diferencia entre los polos se perdería y desorientaría a quien pasa por la región.

 

¿Culpa del clima?

El clima en la zona del Triángulo de las Bermudas no es confiable, y esto pudo haber sorprendido a varios aviones y navíos; de hecho, científicos opinan que las aguas calientes son propicias para súbitas formaciones de tempestades.

Eso puede provocar olas gigantes; y además, hay relatos de huracanes en la región desde 1502.

 

¿Túnel del tiempo?

Bruce Gernon, el aviador dueño del «Beechcraft Bonanza» y quien vivió para contarlo, dice que vio los instrumentos de su avión enloquecer cuando entró en una nube en forma de túnel.

Cuando salió de ella, había recorrido una distancia que le hubiera tomado 75 minutos en sólo 47 minutos.

 

¡La locura!

 

Gran reserva de gases

El lecho submarino del Triángulo tiene muchas reservas de gas metano.

Al liberarse, las burbujas de gas metano podrían envolver a un navío en segundos, reduciendo su fluctuación y haciendo que se hunda.

 

Las ruinas de la Atlántida

En 1968 se descubrió una formación rocosa debajo del agua que tenía un parecido a una calle.

Algunos dijeron que podría tratarse de la Atlántida.

Surgió entonces la teoría de que ciertos cristales de estas ruinas tenían el poder de hundir a los aviones y navíos.

 

¿Por qué no se han encontrado restos de naves y aviones?

Una de las explicaciones sobre la falta de restos de toda nave o avión perdido, es que la región tiene abismos oceánicos como la fosa de Puerto Rico, que tiene 8.648 metros de profundidad.

Los restos serían arrastrados hacia las profundidades del océano mediante la corriente marítima del Golfo, que es una de las más fuertes del mundo.

 

La pérdida más antigua registrada

 

 

El USS Cyclops, navío carguero que tuvo su último contacto el 4 de marzo de 1918, desapareció junto a sus 306 tripulantes.

La nave se dirigía de Norfolk a Río de Janeiro con un carmganeto de minas marinas y carbón, y se hundió después de dejar la Isla Barbados.

No volvió a saberse del USS Cyclops y su tripulación, tampoco se encontraron restos náufragos ni señales del buque.

En aquel entonces, no se le daba mucha importancia al área y, por ende, no exitstía tal polémica.

 

Traducción »