Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Andrea Bárcena: Ideario político sobre la niñez

Andrea Bárcena: Ideario político sobre la niñez

 

 

Estado-Niñez-Familia. Aunque niñas y niños no le pertenecen al Estado, éste sí se debe a ellos porque así lo establecen la Constitución, otras leyes nacionales que de ella derivan y acuerdos internacionales como la Convención Internacional de los Derechos de la Niñez, que México firmó en 1990. Desde los años 80 destacados economistas han demostrado que, más que el PIB o que el PNB per cápita, la calidad de vida de la infancia es el indicador más confiable para medir el desarrollo de los países.

1. Mientras el neoliberalismo anula compromisos con la niñez y señala a los padres como únicos responsables de sus hijos, en el ideal democrático el Estado es rector activo de políticas públicas que aseguren el desarrollo de los niños de todas las clases sociales, y su deber es igualar las oportunidades desde la primera infancia.

2. Si por alguna razón los padres no cumplen su papel protector y educador, los niños no quedan a la deriva, pues el Estado-gobierno tiene mecanismos para detectarlo y corregir las fallas a través de auténticos programas de acción social, que no sean simples dádivas de dinero.

3. El Estado-gobierno asume que niños y niñas son el sector más vulnerable y trascendente de la sociedad, y tiene el deber de priorizar acciones y presupuestos en su favor por encima de las necesidades de otros sectores. Porque sólo con infancias sanas, plenas y felices una sociedad puede transformarse de verdad y elevar sus niveles de desarrollo físico, mental, cultural y espiritual.

4. El Estado-gobierno tiene el deber de conocer a fondo las características de la población infantil de acuerdo con edad, ubicación geográfica, pobreza, nutrición, salud, escolaridad, tipo de riesgos, problemática general y particular para que, con base en esa información, diseñe programas estratégicos efectivos de acción.

5. Hoy una de las acciones más urgentes que el Estado-gobierno debe emprender es la educación intensiva de adolescentes, para que adquieran conciencia de los compromisos que implica procrear un hijo, y evitar los embarazos tempranos idealizados que suelen terminar en fracasos de pareja y en abandono de los hijos por uno o por ambos padres.

PS: 2018-2020: Nunca la niñez recibió tan poco.

infanciadestinoes@gmail.com

 

Traducción »