Inicio > Regional > Habitantes de Cumarebo beben agua de los riachuelos

Habitantes de Cumarebo beben agua de los riachuelos

 

En Cumarebo la falta de agua potable obliga a sus pobladores a buscarla en riachuelos y quebradas, sin tomar en cuenta si es apta para el consumo humano.

Habitantes del municipio Zamora, en el estado Falcón, denuncian diariamente las dificultades por las que atraviesan para poder obtener un poco de agua, comunicarse vía telefónica, tener conexión para realizar pagos bancarios o simplemente soportar noches sin energía eléctrica

Las fallas constantes en los servicios de agua por tubería, electricidad y conexión telefónica o de internet son algunas de las demandas diarias que habitantes de varios sectores en el municipio Zamora del estado Falcón hacen a los medios de comunicación o a través de las redes sociales.

Los problemas se han acumulado para algunos desde el año pasado, cuando comenzaron a confrontar la falta de agua de manera continua y que se agravó en los primeros dos meses del 2020, lo que provocó protestas de los habitantes de Cumarebo, La Ciénaga, La Cañada, y Corozalito, según lo manifestó el exconcejal Ismael Colina.

La crisis del agua está afectando la vida de algunos caseríos en el municipio, por lo que demandan a las autoridades de Hidrofalcón que se avoquen a solucionar la falta del servicio lo antes posible, debido a que tienen más de tres años que no ven un camión cisterna en la zona, por el intrincado acceso al sector.

En el caserío Corozalito, a unos 40 minutos de Cumarebo por una carretera maltrecha, sus habitantes denunciaron, a través de de las redes sociales, que toman agua de una represa que está a punto de secarse, que esperan pueda llenarse con las lluvias que están cayendo desde hace unas dos semanas.

Sin embargo, Magdalena Primera, quien tiene toda una vida en esta población, señaló que necesitan tomar agua potable sin tener que compartirla con los chivos y las cabras que crían. Advirtió que perdió la cuenta de los años en que no ve agua limpia, por lo que anhela ver nuevamente el servicio restituido y poder beber sin ningún temor de enfermarse.

Otros de los problemas que enfrentan los cumareberos son las fallas casi a diario del servicio eléctrico que los deja a oscuras por hasta cuatro horas continuas. Aunado a los pésimos servicios públicos, que incluyen el transporte público y el suministro de gas doméstico, se suman la falta de alimentos en la zona y la intransitabilidad de las vías agrícolas debido a las fuertes lluvias.

Pedro Duno, poblador de la calle Progreso, en Cumarebo, denunció el estado en el que se encuentra uno de los principales estadios de la localidad, donde las torres están a punto de caer. Advirtió que la estructura «está en el suelo», pues no funciona el alumbrado y el terreno está lleno de monte, cosa que saben las autoridades locales.

Algunos cumareberos solicitan mayor presencia policial las 24 horas, y como Chelo Acosta, productor agrícola de la zona Sur del municipio Zamora, señalan como uno de los mayores problemas -en este tiempo de pandemia- las vías impenetrables e intransitables.

 

“Las deplorables condiciones de la carretera Barrialito-Zazarida responde a la desinversión de los gobiernos regionales desde el año 2000 que descuidaron las carreteras rurales, cuando son las que permiten que lleguen los productos del campo a los mercados en las distintas ciudades, esgrimió Acosta.

Con el inicio de la temporada de lluvias, se agrava la situación vial en las zonas rurales, por lo que el acceso es imposible. Los productores de queso por ejemplo, no tienen como sacar su producción. Ahora que el problema de la gasolina está medianamente resuelto se presentan las lluvias y con ello el desborde de quebradas repletas de escombros y basura que obstruyen el caudal de agua producto de las precipitaciones.

«Es necesarios que las autoridades municipales se avoquen a limpiar y desmalezar las quebradas del municipio, porque ya comenzó a llover y las quebradas están sumamente sucias», opinó Gustavo Salas.

El Pitazo

Traducción »