Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Antonio Urdaneta Aguirre: Votar es aún una incógnita

Antonio Urdaneta Aguirre: Votar es aún una incógnita

 

La decisión definitiva de votar, aunque parezca extraña posición de un pueblo que conquistó el derecho al sufragio a fuerza de sangre, cárcel, exilio y muchos sacrificios, en Venezuela se ha convertido en una incógnita en proceso de despeje. Las estrategias que ha desarrollado el nazicomunismo para destruir la institución del voto, constituye uno de los principales logros del régimen. Es ese infame y bestial hallazgo lo que les ha permitido mantenerse en el poder durante más de veinte años. La cúpula militar dictatorial y sus marionetas civiles saben que el voto es el arma más poderosa que tiene la sociedad para el ejercicio pleno de la democracia y para designar a sus principales autoridades.

Por otra parte el discurso abstencionista de los partidos democráticos, quizás sin proponérselo, ha resultado un extraordinario aliado de la tiranía, a los efectos de que los ciudadanos pierdan todo interés por su derecho al sufragio, hasta el punto de considerar el voto como algo inocuo. Basta hablarle a la gente de elecciones, para darse cuenta de la cultura abstencionista que ha logrado cultivar la dictadura. ¡A nada le tiene más pánico el totalitarismo que a la eventualidad de una victoria popular, mediante los recursos civilistas y democráticos de la sociedad.

Asumir la situación política desde el punto de vista expuesto, es una responsabilidad de todos los liderazgos del país, puesto que los diferentes sectores de la nación, además de los políticos, hoy tienen la obligación de sumarse a una campaña sistemática bien concebida y mejor desarrollada, con el único patriótico propósito de rescatar el voto como herramienta importante e insustituible, de la que pueden hacer uso efectivo todos los ciudadanos del país, si de verdad existe la disposición civil y política de liberarnos del régimen nazicomunista.

Es cierto que los partidos opositores en todo su conjunto, han cometido errores que han contribuido a oscurecer más el panorama político; pero esas son las únicas y más idóneas herramientas democráticas con las que un pueblo, también democrático, puede contar. Aglutinarnos alrededor de los partidos políticos libres que decidan participar en las elecciones parlamentarias, como voluntades para la liberación, es la tarea más inmediata de la sociedad venezolana en general. Hacerlo es cumplir un compromiso patriótico de urgencia, dadas las limitaciones de tiempo y espacio que predominan en el momento. Si es que recuperamos el ánimo y la convicción para salir a votar, habrá que vencer las dificultades a que haya lugar, a la hora de los eventos y movilizaciones de carácter electoral. ¡Quiera Dios que resolvamos la ecuación con gratificante éxito!

Educador – Escritor

urdaneta.antonio@gmail.com

@UrdanetaAguirre

 

Traducción »