Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Arturo Tremont: Nuevas profesiones

Arturo Tremont: Nuevas profesiones

 

El desarrollo de las sociedades modernas ha generado nuevas profesiones, algunas de ellas postergadas o invisibles en el mercado de trabajo, que han resurgido en el contexto de la crisis económica y social, generada por la pandemia del Covid19, tras el cierre de miles de empresas: grandes, medianas, pequeñas y el consiguiente impacto de millones de cesantes en el mundo.

En nuestros países tuvimos el ciclo de pocas profesiones, médicos, abogados, administradores, militares y el servicio eclesiástico, posteriormente aparecieron los estudios artesanales, técnicos y profesionales de la informática y todos sus derivados. Como indicador básico, nuestros jóvenes se inclinaban anteriormente a los estudios sociales y en la actualidad por las amplias áreas de la tecnología.

Un estudio realizado en España, por un portal especializado en empleos, enumera una cantidad de nuevos oficios y profesiones, excluye por supuesto, los tradicionales trabajos manuales, carpintería, herrería, mecánica, ebanistería, propios de las escuelas diseñadas para combinar el estudio y el entrenamiento, como en su oportunidad fueron impulsadas por el Maestro Simón Rodríguez, en los tiempos de la Independencia y por el Maestro Luís Beltrán Prieto  Figueroa en la época contemporánea.

Estas novedosas formas laborales comienzan por el tele trabajo, utilizado como escape de profesionales impedidos de estar físicamente en las empresas, o con un emprendimiento particular, continúan con los servicios y tecnologías de la información, servicios financieros, consultoría de gestión, estudio de mercado y publicidad, especialistas en inteligencia artificial, suplidores de tecnologías, especialistas en ciberseguridad, ingeniería en Robótica y un sinfín de actividades conexas con esas modalidades.

Son modelos aplicables a los países desarrollados, pero estamos en un mundo globalizado, donde el conocimiento fluye por las redes de grandes buscadores tecnológicos, lo cual permite estudiar a distancia y seguir las nuevas tendencias que se vayan presentando.

Si el país dedica sus esfuerzos en el desarrollo de algunas de estas nuevas profesiones, es claro que estaremos sentando las bases para superar las actuales carencias.

[email protected]

 

Traducción »