Inicio > El pizarrón de Fran opinión > José Manuel Rodríguez: ¿Qué nos pasa?

José Manuel Rodríguez: ¿Qué nos pasa?

 

Decía en un anterior artículo que fraude político es, como dijo Baudrillard, simular lo que no se tiene y disimular lo que realmente se es. Y decía también que tal fraude deriva en esquizofrenia al pretender que lo imaginado es real. En todo caso, lo cierto es que el complejo momento que vive la República ha facilitado que tal caracterización del hecho político afecte hoy a toda la nación.

Ahora bien, con la derecha esto no es nuevo. Ella, desde que el neoliberalismo se extendió como pandemia, liquidando a la santurrona socialdemocracia; asumió sin corta pisas un rol mentiroso que raya en la locura. Es su manera de ocultar que el desarrollo económico, social y cultural al servicio de toda la nación no forma parte de sus planes. Mi preocupación es con la izquierda, teóricamente empeñada en convertir ese tipo de desarrollo en su objetivo.

Por eso veo equivocado que el gobierno, enredando sus asuntos con los del partido, haya decidido luego de Chávez (y además sin debate), relativizar los esfuerzos de construcción del nuevo modo de producción, por la estrategia de dejar que la derecha extrema se agote desarrollando sus agresiones. Su cálculo es que tal cosa llevará al desastre a toda la oposición. Pero, supeditar los asuntos de Estado, a los altibajos de la política, generan enormes males a la nación entera pues tiene un considerable costo para la economía y la institucionalidad del país.

Una guerra siempre es destructiva. Jamás, decía Sun Tzu, una guerra prolongada beneficia a algún país. Por eso el combate al capitalismo requiere que los colectivos organizados llenen el vacío que el empresariado, siempre de derecha, no está dispuesto a cubrir. Y es un despropósito que el Estado, por cálculo político, deje de sancionar con severidad y sin dilación, a los que violentan la institucionalidad vigente.

Pudiera ser yo el equivocado. Tal vez el “abandono de la nueva manera de producir y el dejar de cumplir la ley” fuera sólo aparente. A lo mejor es, efectivamente, una estrategia de Estado y con ella no hay porque apresurarse. De ser así no cabe duda que el fraude y la esquizofrenia también es una pandemia.

 

Traducción »