Inicio > Regional > José Borges un pensionado guariqueño que no puede pagar una bombona de gas

José Borges un pensionado guariqueño que no puede pagar una bombona de gas

Compartir

 

Borges tiene que conseguir leña para poder cocinar.

José Borges lleva cuatros meses sin el servicio de gas doméstico ya que no puede pagar el costo de un cilindro de 10 kilos.

Borges vive en La Morera, en San Juan de los Morros, y declaró a Radio Fe y Alegría Noticias que con la falta dinero en efectivo y lo poco que cobra de la pensión, no le alcanza para comprar la bombona.

Este pensionado de 61 años de edad debe decidir entre pagar el cilindro o comprar comida. Mientras tanto, contó que prepara los alimentos a leña o con una cocina eléctrica.

Borges señaló que tuvo que cambiar una bombona de 18 kilos por una de 10, ya que no puede hacer fuerza para levantarla.

“Tengo problemas motores y no puedo cargar tanto peso. A veces hay que viajar al centro, hasta Las Palmas, porque hay que buscar manera de ir el sitio donde haya”, agregó.

Él está desempleado y contó que “más nunca me llegó el bono”, en referencia a los aportes económicos que ha hecho el gobierno a través del sistema Patria.

Tiene dos niños, uno de tres años y medio y otro de 11 meses de edad de su segundo matrimonio, que solo lo sostiene con el dinero que cobra de la pensión.

“La pensión son 400 mil bolívares y ya el kilo de queso ya está 620 mil, imagínate y no alcanza para la mantequilla. Algunas personas me ayudan con los niños y algunos trabajitos que hago por ahí de vigilante, algún negocio que haga y así”, dijo.

Perdió su trabajo por la cuarentena

Borges comentó que antes de la cuarentena alquilaba teléfonos en un puesto ambulante por el centro de la ciudad y con lo que ganaba en el día podía resolver en su casa.

No pudo seguir porque “el alcohol está muy caro (para desinfectar los teléfonos luego de cada cliente), las llamadas no caen, el teléfono tiene que ser inteligente porque te cortan las líneas de chip ese normalito para que compres uno inteligente que vale 18.000.000 de bolívares”.

Aumento de la bolsa de comida

Borges indicó que el despacho de la bolsa de comida aumentó de 20.000 a 75.000 bolívares durante la cuarentena y los productos que llegan no alcanzan para resolver alimentación de los pequeños.

“La bolsa del CLAP llega regularmente pero eso no alcanza. Llegan tres arroz, cuatro harina, a veces llega azúcar, a veces no llega; antes llegaba un poquito leche para los niños”, agregó.

Exclamó además que a sus hijos tampoco les llega la chicha que dan en la escuela “entonces yo me hago todas esas preguntas. La inspección que deberían hacer los entes gubernamentales del sistema, para que pueda haber una evaluación de lo que se hace y poner todo bien. Pero nadie investiga, nadie hace nada”.

Fe y Alegría Noticias

 

Compartir
Traducción »