Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Leonardo Padilla: La legitimidad y Felipe González

Leonardo Padilla: La legitimidad y Felipe González

Compartir

 

El ciudadano Felipe González, ex presidente de España y una figura Política de especial relevancia en Europa, ha venido cooperando en un esfuerzo envidiable con la tarea de recuperar la Democracia en Venezuela.

Siendo militante del PSOE (partido socialista obrero Español) se ha deslindando muy claramente de las posiciones sostenidas por otro ex presidente Español también dirigente del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero.

Hoy Felipe González participó en un foro sobre el futuro de la Democracia en América Latina y el caso de la transición Española del Franquismo a la Democracia como modelo para Venezuela.

Felipe González fue un artífice de esa transición y hoy reconoció que en esa lucha no pocas veces sintió la libertad fuera de sus fronteras la extraño en su tierra.

Ese sentimiento de libertad anhelada le hizo insistir y persistir junto a millones de Españoles hasta lograr la Democracia y la Libertad, nuestro presidente encargado Juan Guaidó expresó ese mismo sentimiento, confesó que también ha sentido la Libertad en otros países y la extraña en su tierra y por ello está  luchando.

González Diferenció los procesos de lucha chilena y la propia Española de la Venezolana, elogió y reconoció la larga batalla en contra de un Estado fallido, Terrorista, criminal, depredador y narcotraficante, hizo hincapié en que nuestra batalla es contra una alianza donde otros países están involucrados directamente.

El ex presidente Español le concedió un papel distintivo y determinante en nuestra lucha al reconocerle la legitimidad que expresa la AN.

Para la política, dice el catedrático Español José Luis Villar: “la Legitimidad se relaciona con la capacidad de un poder para obtener obediencia de la sociedad sin recurrir a la coacción como amenaza de la fuerza, pudiendo decir entonces, que un Estado es legítimo si los miembros de la comunidad aceptan la autoridad vigente”

Este concepto no sólo nos ubica en la Legitimidad de nuestra lucha, por cuanto el origen de la AN fue un origen democrático, surgido del poder ciudadano del voto y su desempeño ha estado sujeto a las normas constitucionales y en consecuencia Juan Guaido como presidente de la AN y presidente encargado es el único depositario de la Legitimidad y por ello el reconocimiento internacional, este es una característica y ventaja adicional que tiene nuestra lucha comparada con la Chilena o con la Española.

La Justeza de nuestra lucha no tiene discusión, tampoco la Legitimidad y es por ello que se hace imprescindible que la Legitimidad no ceda terreno a la coacción, al uso de la Fuerza y al relajamiento o flexibilización de sus bases.

La ilegitimidad del  Régimen es total y absoluta, se mantienen por la vía de la fuerza.

La ciudadanía, es decir la gente, rechaza a la autoridad usurpada, hay un sometimiento derivado en opresión por las amenazas y la coacción, por el control y la represión.

La Legitimidad jurídica, la Legitimidad política debe tener una Legitimidad social y es esa la que tenemos que expresar en protestas y movilizaciones, si, otra vez se hace necesario que el asfalto, que las calles se llenen de ciudadanía que hagan valer el derecho legítimo a la libertad.

Felipe González Junto a otros muchos estadistas del mundo democrático no están equivocados, saben que con Maduro en el poder no se puede ir a procesos electorales, el caso Venezuela no es el de Chile con Pinochet o el de España con Franco.

La propuesta del Gobierno de Emergencia Nacional es la que debemos impulsar como un todo, se trata de unirnos para salvar a Venezuela.

¡Nuestro destino es la Libertad!

Responsable Estadal – Voluntad Popular-Monagas

Compartir
Traducción »