Inicio > Opinión > Cesáreo Espinal Vásquez:  Anarquía  institucional

Cesáreo Espinal Vásquez:  Anarquía  institucional

 

“El mundo es del hombre justo y honesto”. José María Vargas – 1.835

Se habla de la voluntad del pueblo, en donde reside la soberanía, participativo y protagónico y así lo define la Constitución vigente, pero se alardea que somos un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia…con “la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”, pero estamos viviendo en reiteradas violaciones de la Carta Magna. El Presidente Maduro tuvo la iniciativa de la constituyente conforme lo dispone el artículo 348 de la Ley de Leyes, pero el Consejo Nacional Electoral  convocó a elección de diputados para la Asamblea Nacional Constituyente violando los artículos 70 y 71 de la Constitución referidos a la participación y protagonismo del pueblo mediante el referendo consultivo, por lo que, sin ambages políticos partidistas, el Consejo Nacional Electoral, rompió el hilo constitucional y el Presidente de la República aceptó y fueron electos los constituyentes. Debido a esa violación de la consulta al pueblo, la Asamblea Nacional declaró ausencia absoluta del Presidente Nicolás Maduro y en aplicación “ipso juris” y  “mientras se elija y toma posesión el nuevo Presidente, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente de la Asamblea Nacional” conforme lo establece el artículo 233 de la Constitución, siendo el diputado Juan Guaidó. Ante esta situación de anarquía institucional, el país se encuentra con dos Presidentes de la República, una Asamblea Nacional y una Asamblea Constituyente, además de todos los demás actos y actuaciones que se ha realizado efectúen todos los poderes público, incluyendo el Tribunal Supremo de Justicia. Si se tiene un Presidente encargado por mandato constitucional, reconocido por varios países, no puede ser considerado de oposición porque es gobierno y el Presidente Maduro, tiene el poder del gobierno y oposición a la vez, total el país anda en un desorden institucional.  Este Consejo Nacional Electoral, es el responsable directo y sin justificación de la crisis política que tiene Venezuela porque debió una vez considerada y aprobada la iniciativa convocar el referendo consultivo y no lo hizo, sino por el contrario convocó a elecciones y se instalo la Asamblea Nacional Constituyente violando la Constitución y por ende, violando la participación protagónica del pueblo.  Ahora se ha convenido designar un nuevo Consejo Nacional Electoral lo que conllevaría  convalidar las violaciones en que incurrió el vigente CNE (Chávez para la vigente Constitución se realizó el referendo consultivo) Por ello, este mismo Consejo Nacional Electoral debe continuar en sus funciones con la obligación ineludible de convocar al referendo consultivo cumpliendo con la Constitución y si el pueblo está de acuerdo con la celebración de la constituyente, terminar con esta anarquía institucional.

cjev34@gmail.com

 

Traducción »