Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Neuro Villalobos: Fuerza para rescatar la democracia (II)

Neuro Villalobos: Fuerza para rescatar la democracia (II)

 

“Aunque uno crea tener buenas razones, debe estar dispuesto a escuchar la de otros sin encerrarse a ultranza en las propias, porque lo contrario lleva a la tragedia o a la locura.”. Fernando Savater

Por formación y por convicción no soy partidario de la violencia, pero, dadas las duras y terribles condiciones en que nos encontramos los venezolanos hoy, soportando un régimen de oprobio y de terror, me inscribo entre los que creemos que para rescatar la democracia, la vigencia de sus principios y valores, entre los cuales se encuentran fundamentalmente la vida y la libertad, es necesario el uso de la fuerza.

Es evidente que a lo interno, los demócratas del país contamos con la fuerza de los votos y del espíritu liberador, pero no son suficientes para enfrentar la fuerza bruta de las balas y el poder de fuego que el malandraje nacional e internacional con su falso ropaje ideológico, ha acumulado. No es sencillo. Solos no podemos, ya se ha repetido por  líderes políticos de alto calibre. No podemos enfrentarlos con evocaciones divinas de santos y apóstoles, tampoco con invocaciones de tratados internacionales así estén editados con letras de oro, es con poder de fuego similar o mayor que el que ellos tienen que se puede salvar la democracia continental.

Ese poder de fuego no lo tiene Guaidó ni la unidad democrática interna, dejemos la hipocresía y las acusaciones irresponsables. Asumamos con valentía  que esa capacidad de fuego necesaria sólo la tienen nuestros aliados en la lucha, es decir, los E.E.U.U y cerca de 60 países que han reconocido la legitimidad y necesidad de apoyo que requerimos. Sólo esa fuerza combativa puede frenar la usurpación del poder y anular la capacidad bélica de la delincuencia organizada como una gran corporación criminal internacional que se ha aposentado en Venezuela.

Un factor es esencial para que la fuerza de nuestros aliados actúe, es la unidad sin fisuras de los distintos actores y factores políticos internos que, en un gesto histórico que los enaltezca, facilite la conformación de un gobierno de emergencia nacional que esté presto y preparado para asumir con responsabilidad la contingencia de tomar las riendas del país y el compromiso de aplicar planificadamente las soluciones prioritarias que superen las calamidades humanas de los venezolanos, por un tiempo determinado,  mientras se logra la estabilidad política de la nación y se garantice el llamado a elecciones libres, transparentes y confiables.

Tenemos gente con probidad, con formación política y profesional que ayudará a superar los obstáculos y dificultades que seguirán siendo muchas, para colocarnos de nuevo en el sendero del desarrollo económico con justicia social. Es decir, en el camino de una segunda independencia que nos garantice una vida digna y decente para todos los venezolanos y extranjeros que acepten la convocatoria para reconstruir un país y conformar una patria nueva, amplia y agradecida, en democracia y con libertad.

nevillarin@gmail.com

 

Traducción »