Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Alfredo Padilla: Agenda de urgencia

Alfredo Padilla: Agenda de urgencia

 

Ciudadanos en emergencia y exigencias

Tener conciencia que la tragedia que vivimos nos obliga a actuar con verdadero sentido de urgencia, este, es el punto de partida para intentar restablecer la dignidad humana de  los venezolanos; todos dolientes de carne y hueso, que sufrimos varios padecimientos a la vez.

Sabemos que es fundamental la ayuda humanitaria para aliviar la situación, pero en términos del esfuerzo social, la conducta y el comportamiento ciudadano, deberían estar orientados a reivindicar y a alcanzar  el trato que merecemos como personas.

Por solo  nombrar una aspiración: rechazar e impedir el sometimiento  por hambre con el chantaje que significa el  “carnet de la patria”.

No estamos hablando de la Agenda Para el Gobierno de Emergencia Nacional, ni de la Agenda de Dialogo Nacional entre el gobierno y sectores opositores. Estamos hablando de una “agenda de urgencia” para escalar desde el barranco a la orilla”. La urgencia en detener el desastre que vivimos es  motivo suficiente para pactar alivios a las dolencias de los ciudadanos. Tampoco estamos sugiriendo crear otro frente social ni competir con los que existen. Lo que sugerimos es un cambio de conducta, dejar de ser complacientes o ciudadanos pasivos, sin cumplir debidamente con nuestra responsabilidad ciudadana y, comportarnos como personas exigentes, con nosotros mismos y con quienes ejercen en nuestro nombre poderes políticos y funciones públicas.

Los factores con poder político están en la obligación de responder a esta demanda ciudadana. Los temas de urgencia mínimos son: Alimentación, Movilidad (transporte, combustible), Agua, Gas, Electricidad, Salud, Protección a los más vulnerables y restablecimiento de Derechos Humanos Fundamentales.

A propósito de estos temas, llamamos la atención sobre a la importancia que representa la articulación, conectada con cada padecimiento en agenda.

Alimentación. Productores del campo organizados, Redes Agro Alimentarias, Cámaras de la alimentación y distribución de alimentos, Pequeños Productores, Detallistas Organizados en Mercados Municipales y en Espacios Públicos. Federaciones sindicales en Alimentación y bebidas y, supermercados y consumidores a la vista de todos. Organizaciones especializadas en nutrición, Colegios Profesionales afines al tema, Iglesias y promotores de “ollas solidarias.”. Todos juntos activando la demanda de urgente atención al hambre y a su inmediata respuesta Alimentaria.

Movilidad (Transporte Y Combustible): Federaciones y Sindicatos de Trabajadores del Transporte. Comando Intergremial del sector,  Usuarios organizados, Cámara de talleres y repuestos. Expertos en Petroleó y en combustibles. Sindicalistas y trabajadores del sector; todos demandando información y respuesta al restablecimiento de un servicio básico fundamental.

Electricidad, Gas Y Agua: Usuarios afectados y organizados, liderazgo social de regiones y Municipios con pésimos servicios, Colegios de Ingenieros y expertos, exigiendo respuesta a los poderes políticos; Movilizados Todos.

La urgencia en salud: Sindicatos y Federaciones de Trabajadores de Hospitales y Clínicas, Colegios de Enfermeros, Federación de Farmacéuticos, Laboratorios, Federación y Colegios de Médicos, Facultades de Medicinas, Estudiantes, expertos, familiares de pacientes, pacientes organizados según su malestar, Clínicas privadas, Federación de Jubilados y Pensionados; Todos encabezando, liderando,  demandando sinceridad, dotación y reparación de los Servicios de Salud.

Familias Vulnerables: Trabajadores por cuenta propia sin ingresos del día a día y sus familias en carencias, Mujeres jefes de hogar sin ningún tipo de auxilio, sus organizaciones: Asociación de Trabajadores de la Estética, Asociación de Mujeres Emprendedoras, Trabajadores por cuenta propia en albañilería y afines, Trabajadores del deporte, el espectáculo y el entretenimiento, , Asociaciones de trabajadores en Mercados. Federación de Trabajadores no Dependientes (Futrand) Frente Nacional de Defensa del Trabajador No Dependiente (FNDTND) y sus familias, familias vecinas en situación de precariedad, ONGs, Todos exigiendo a los poderes políticos que tramiten un subsidio de 100$ mensuales, con carácter retroactivo desde el inicio de la cuarentena hasta su prolongación. Y exigir que coordinen a nivel internacional atención solidaria con los que se marcharon del país y están pasando hambre y maltratados en su dignidad.

Derechos Humanos: Reclamar activamente el derecho ciudadano a estar verazmente informado y  respetados en su derecho a la denuncia,  quejas y reclamos, guardando las debidas prevenciones. Reclamar el respeto a la vida, a no ser confinados, los derechos a la participación, consulta y elección en los asuntos de nuestro interés gremial  y/o político. Son muchos los gremios y prestigiosas organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales que pueden concertar  acciones de exigencias a los poderes políticos para que vigilen y restablezcan esos  derechos.

En resumidas palabras, el propósito es que en torno a los temas de urgencia, se active la sociedad civil organizada según el padecimiento de que se trate, con sus liderazgos naturales y actuando por encima de diferencias políticas. Procurar la aproximación de líderes y estructuras  para actuar con eficacia y fortalezas en estos temas; TODOS impulsando una agenda de emergencia de ciudadanos en Emergencia y Exigencias.

Tener presente a los dolientes de carne y hueso: la domestica que no puede salir a trabajar, la repostera que no tiene como comprar los insumos, el detallista en Mercados Populares no autorizado o limitado en horarios y en productos y clientes. El moto taxista sin gasolina, el del camión con los productos del campo pudriéndose. Los ciudadanos  que no reciben los clap por que no son del partido, padres con nombres y apellidos que difícilmente volverán a ver a sus hijos, dueños de finca contemplando como pierden sus cosechas, madres de hijos ajusticiados en el barrio, ciudadanos que tienen que vender sus corotos para comer,  activistas de partidos ignorados en sus barrios, familiares que se nos mueren sin necesidad, millones de compatriotas pasando hambre, bodegueros y buhoneros matraqueados y muchísimos dolientes más con nombres y apellidos.

Este impulso para animar la conducta ciudadana en Emergencia y Exigencias debe- y puede ser-  a  nivel nacional, en  cada  región, Municipio, Parroquia, Barrio, Calle, es decir, en  los escenarios  donde se padecen día a día las diversas calamidades. Debemos apoyarnos de manera inclusiva, en el liderazgo vecinal, asociaciones de vecinos, concejos comunales, activistas de base de partidos y de organizaciones sociales concurrentes en cada localidad; por encima de diferencias políticas.

Finalmente,  una “agenda de urgencia”,  desde el ámbito ciudadano, puede ser   un “test,” una prueba a los actores políticos sobre su disposición a pactar acuerdos por el interés  común, en restablecer la dignidad humana que merecemos los venezolanos, y apuntar entre todos hacia un futuro de prosperidad y bienestar.

 

Traducción »