Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Olga Ramos: La respuesta del gobierno nacional para la educación ha sido muy pobre

Olga Ramos: La respuesta del gobierno nacional para la educación ha sido muy pobre

 

“Con la pandemia se vive una agudización de los problemas que ya se venían padeciendo en todo el país”.

Es una de las primeras afirmaciones de la profesora Olga Ramos en conversación con Radio Fe y Alegría Noticias.

No se puede olvidar que Venezuela ya estaba en una emergencia humanitaria compleja antes de la aparición del Coronavirus. Para el sector educativo eso significaba que las escuelas estaban en el piso, sin mantenimiento, en muy mal estado, con fallas severas de los servicios de electricidad, de agua, del programa alimentario escolar, entre otros.

Se suma a este cuadro la migración constante y en aumento de estudiantes y maestros hacia otras actividades económicas para poder subsistir, incluyendo hacia otros países.

Sentencia que frente a este panorama la respuesta gubernamental “ha sido muy pobre” porque en un país donde no hay buenas comunicaciones, persisten los problemas del servicio eléctrico, dificultades para el acceso a la telefonía e internet, no se puede sustentar un modelo de atención educativa a distancia sobre la base de la conectividad permanente.

Este escenario representa un gran problema para las familias “porque necesitan comunicarse a través de los teléfonos y por internet para poder interactuar con los docentes”.

Apunta, además, que los maestros tampoco cuentan con posibilidades de conectarse a lo que se le suma que “en la formación docente, por tradición en Venezuela, no se había incluido la capacitación en educación a distancia”.

Ramos es más pesimista cuando señala que ni las familias están en condiciones de educar porque no cuentan, en muchos casos, con los aprendizajes básicos sobre lo que tienen qué enseñar ni los docentes están en condiciones de impartir conocimientos a distancia porque no tienen la formación para ello.

Ante esto, retoma una propuesta que ha hecho con anterioridad. Haber efectuado una pausa con repasos de lo que se había visto hasta entonces para que los niños y los jóvenes no perdieran la dinámica y la disciplina de aprendizaje.

En ese sentido, la segunda parte de la propuesta es diseñar y construir un sistema alternativo que sea eficaz y funcional.

¿Cuál es el panorama actual luego de dos meses de cuarentena social?

Para la especialista en materia educativa el porcentaje actual de estudiantes prosiguiendo su ritmo académico es muy bajo. Pronostica que en comunidades y en regiones donde no hay posibilidades de señal telefónica y de conectividad la ruptura de la continuidad pedagógica es total.

Y al perderse la continuidad pedagógica también se pierde el aprendizaje. “Son muy pocos los estudiantes que pueden decir que culminaron con éxito el segundo momento pedagógico a pesar de que el Ministro anunció que todo el país lo había terminado exitosamente”.

Pero mira con peor proyección el inicio del tercer momento “porque se han incrementado los problemas de electricidad y de conexión, entonces, el número de estudiantes que han podido proseguir ha bajado considerablemente”.

La especialista educativa llama la atención al decir que una cosa es el desarrollo de un discurso comunicacional “que le permite al Ministerio decir que el año escolar se viene desarrollando con éxito y otra es la realidad problemática de los estudiantes y los docentes”.

Acota que si el sistema educativo actual no garantiza aprendizaje no tiene ningún sentido estar poniéndole tareas a los muchachos que no le van a servir para su crecimiento y su formación.

Consejos para las familias

A las familias les sugiere que se sienten con sus hijos a revisar qué es lo que hicieron antes de la suspensión de las clases para poder repasar lo que ya aprendieron.

Cree fehacientemente que el repaso le permite a los estudiantes profundizar y apropiarse del conocimiento.

Como segunda recomendación invita a los padres a revisar si tienen libros en la casa para que lean junto con sus hijos y comentar y reflexionar el contenido de ese texto “dependiendo, obviamente, de la edad del muchacho y de las competencias que ya tiene desarrolladas”.

Aunque aclara que también es cierto que muchas familias hay analafabetismo y por tanto pudieran no contar con un lector adulto. Para estos casos sugiere sentarse a ver televisión y analizar de manera crítica un programa que sea de calidad.

Se trata de conversar con el estudiante sobre los términos que se están utilizando, la lógica que se está desarrollando, revisar los elementos de los cuales se puede aprender. Es decir, mantener una visión analítica de la información que pueda estar en otros medios.

Con los quehaceres de la casa, dice Ramos, también se pueden desplegar actividades pedagógicas como cuando se está cocinando. “Quien esté cocinando puede explicar qué ingredientes está utilizando y cómo es la preparación”.

Igualmente con acciones que tengan que ver con la música, la escritura, el teatro.

También propone recurrir a adultos de la comunidad que tengan las competencias para enseñar y comunicar.

Como apartado final destaca como positiva la experiencia de La Escuela en La Radio. Una iniciativa del Movimiento de Educación Popular y Promoción Social Fe y Alegría que se transmite de lunes a viernes de 9 a 10 de la mañana y de 3 a 4 de la tarde por la red nacional de radios de la institución en todo el país. Por eso invita a todas las familias a escuchar las clases con sus propios chamos para que juntos puedan aprender con calidad.

Fe y Alegría Noticias

 

Traducción »