Inicio > Regional > Fedecámaras-Táchira planteó varias propuestas para reactivar la economía y evitar el cierre de empresas

Fedecámaras-Táchira planteó varias propuestas para reactivar la economía y evitar el cierre de empresas

 

En rueda de prensa, los directivos de las cámaras regionales expresaron sus propuestas institucionales.

Tres propuestas para superar la coyuntura actual, que mantiene en jaque al empresariado regional y nacional, hicieron Fedecámaras-Táchira para presentar a las autoridades. Incluyen la interconexión eléctrica con Norte de Santander, que funcionó en el pasado en sentido inverso; el suministro de gasolina y gas; además de solicitar la apertura de los pasos binacionales de mercancías de forma legal, y la reactivación de las empresas con todas las medidas preventivas frente a la pandemia de Covid-19.

El planteamiento fue presentado por Maximiliano Vásquez, presidente de Fedecámaras-Táchira, acompañado por Gerardo Gamboa, presidente de la Cámara de la Construcción; Pietro Ceniccola, presidente de la Asociación de Comerciantes del estado Táchira, Régal Labrador, presidente de la Cámara Inmobiliaria; Yuván Rosales, presidente de la Federación de Productores de Porcinos, entre otros representantes de diversos sectores que hacen vida en la región.

En tal sentido, Maximiliano Vásquez mostró la propuesta que se centra inicialmente en la recuperación de la estructura de servicios, como energía eléctrica, gas doméstico y gasolina para poder reactivar las empresas y garantizar la operatividad de los distintos sectores productivos.

Esta primera propuesta tiene como inicio explorar y hacer los esfuerzos logísticos y técnicos necesarios para reactivar la interconexión eléctrica con Norte de Santander, al igual que el suministro de gasolina y gas, “para paliar las necesidades de nuestra población regional e impulsar el incremento de la actividad económica y de los puestos de trabajo que se reactivarán con tal decisión”.

Igualmente Fedecámaras propuso como segundo aspecto fundamental para la economía regional y nacional trabajar en la reactivación del paso interfronterizo de bienes y servicios formales, con la reapertura de los cuatro puentes de frontera y todos los servicios de logística necesarios para el comercio binacional, respetando los protocolos sanitarios necesarios, de tal forma que el intercambio se haga de manera legal y esto represente una mejoría para ambas naciones.

Un tercer planteamiento, pero de igual relevancia, consiste en la reanimación gradual, responsable, de la actividad económica en el sector primario, la industria, el comercio y los servicios, mediante una decisión concertada con el empresariado organizado.

En su documento, presentado en rueda de prensa este miércoles, Fedecámaras considera que es evidente la necesidad de activar las empresas para garantizar el servicio a la población. “La supervivencia de las empresas y los puestos de trabajo, de manera muy especial de la micro, pequeña y mediana empresa que son la mayoría de nuestro parque empresarial”, con estricto apego a los protocolos de bioseguridad recomendadas por las autoridades sanitarias, con énfasis en la conciencia ciudadana para el cumplimiento de los mismos.

Con respecto a esta propuesta de trabajo en beneficio de la economía, Maximiliano Vásquez aseguro que, tanto Fedecámaras como los distintos representantes de sectores productivos de la región, han participado en reuniones convocadas por Freddy Bernal, protector del Táchira designado por el gobierno nacional, donde han expuesto diversas situaciones que afectan a los empresarios, como el tema del combustible que es absolutamente necesario para el traslado de bienes, productos, alimentos, medicinas y todo lo que la población requiere de primera necesidad.

Igualmente dijo que en estos encuentros se ha planteado la necesidad de permitir la movilidad en medio del decreto de aislamiento social y restricción entre municipios, para que se otorgue permisos a personas a fin de que puedan desplazarse hacia sus unidades de producción.

Queda solo 30% de las empresas

Con respecto a los efectos del cierre obligatorio de las empresas para prevenir la expansión de la Covid-19, dijo Maximiliano Vásquez que los efectos han sido devastadores para las grandes, medianas y pequeñas empresas formales, y de continuar cerradas muchas de ellas están condenadas a muerte, lo cual impactaría además en una “enorme ola” de desempleo.

No obstante, afirmó que los daños sobre el empresariado son desde hace años, y de esto Fedecámaras tiene registrado que en los últimos dos años han desaparecido numerosas empresas. A la fecha, “quedan solo 30% de las empresas formalmente establecidas en el Táchira”, dijo.

Vásquez afirmó que, mientras las empresas permanecen en una especie de cierre forzado, y pudieran abrir sus puertas de manera legal y con autorización cumpliendo todos los protocolos de seguridad y prevención sanitaria, en la calle crece el comercio informal, las actividades ilegales, y “se golpea más aún a los empresarios” que son quienes generan empleo, son contribuyentes y promueven actividad económica.

Recordó el representante de Fedecámaras que se debe reconocer al empresariado y a los trabajadores del Táchira y Venezuela por hacer posible que los consumidores tengan acceso a bienes y servicios que se ofrecen en las diversas cadenas de distribución y producción, en el campo y la ciudad; gracias al transporte, almacenamiento, distribución, comercio y despacho de alimentos, medicinas, comunicaciones, deliverys, salud, entretenimiento, siembra, radio, prensa, televisión, seguros, servicios financieros; todo ello llega a la población gracias al sector privado comprometido con la región, con el país y su gente. Empresarios privados que, a pesar de los escenarios tan adversos, mantienen sus empresas y a su personal.

La Nación del Táchira

 

Traducción »