Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Nelson Morán: La tercera edad en Venezuela; Confinamiento, resistencia y lucha por sobrevivir

Nelson Morán: La tercera edad en Venezuela; Confinamiento, resistencia y lucha por sobrevivir

 

En esta época (Desde inicio del presente año 2020 hasta hoy 12-05, y lo que supuestamente falta) el país y el mundo anda de resguardo voluntario, por decirlo de alguna manera, pero que en verdad es inducido; tanto por entes nacionales como internacionales; al momento, ya llevamos, en promedio, más de dos meses en confinamiento, con limitaciones para ejercer la manera de vivir de cada quien.

La cuarentena fué prorrogada por 30 días más de acuerdo con lo planteado en el decreto inicial, lo que supone que será para esté mes de mayo cuando se pueda dar por terminado el encierro que estamos viviendo. Si no se les ocurre a los “administradores” otra cosa.

Y precisamente, en estos días acaban de prorrogar por 60 días más el decreto de Alarma o Emergencia Económica, vale decir que según la denominación pueden tener algunas diferencias.

Está situación de aislamiento social, donde muchos no quieren ver a nadie, y otros tienden a hacer caso omiso de las indicaciones de la OMS y Organismos de Salud del país; ha dejado salir varias cosas; que  pueden ir desde el egoísmo a la solidaridad; desde el sentimiento localista, nacionalista al internacionalismo; de la negación a la aceptación; desde el pacifismo al guerrerismo; del radicalismo a ultranza al cohabitaciónismo colaboracionista. Y en el medio de todo esto surgen voces auticalificandose de vía alternativa, de tercera vía; todos esperan verlos actuar en razón de lo que predican. Aún la espera continúa.

Igualmente se han puesto de manifiesto las incapacidades al lado de las capacidades, de los ciudadanos en particular y de la población, cómo conglomerado social, en general.

Y en el ámbito de la sociedad, encontramos que grandes sectores poblacionales están pasándola, regular unos pocos, mal bastantes y muy mal la gran mayoría, con sus variantes por grupos sociales.

Entre estos grupos, tenemos a los Jubilados y Pensionados (J y P). Y entre ellos podemos ver por separado, a los J, quienes reciben su remuneración como tales y a los P, los cuales únicamente reciben la pensión del IVSS, y algunos pocos, que pueden recibir una pensión por el ente dónde laboraron, la cual no llega a ser significativa; pero en todo caso, este grupo corresponde a los héroes de la sobrevivencia; y nos referimos a todos, a los J y P. Debemos decir que a partir del presente mes de mayo, esté sector poblacional comenzó a recibir un bono, que dicho sea de paso debió recibirlo hace muchísimo tiempo, cuando la AN y el TSJ aprobaron y validaron la Ley que contempla el bono de alimentos y medicinas para J y P. Dicho bono es denominado tristemente “Bono contra la guerra económica”.

Decimos que son héroes de la sobrevivencia, puesto que constituye una verdadera hazaña lograr sobrevivir con la pírrica entrada, hoy por hoy de un poco más de 3 Dólares (según las variaciones de dicha moneda); Bs 400.000,00, más 300.000,00, no representan nada, Qué se puede comprar con eso hoy? Parece que un cartón de huevos o un Kg de azúcar, un arroz y un litro de aceite, y de segura le falta para la harina de maíz.

Entonces, Cómo pueden vivir los J y P? Alguien tiene una repuesta que los aliente y fortalezca? Al parecer nadie la tiene.

Y si se trata de medicinas, peor es la cosa. Estás están, cómo decimos, por las nubes, los altos precios las han hecho inalcanzables; y ello tiene fatales consecuencias en esté grupo de hermanos Venezolanos, que, generalmente, lo dieron todo por la patria. Muchas veces dejaron el cuero en el trabajo.

A los Jubilados y Pensionados se les hace harto difícil conseguir alimentos y medicinas; son muchos quienes fallecen cómo consecuencia de esas carencias. Sería bueno que los organismos responsables emitieran la información correspondiente.

Para colmo, ahora ni funcionan los comedores populares, el Seguro Social no entrega medicinas y los “administradores” del Estado se han negado rotundamente a cancelarles el Bono de Alimentos y Medicinas, como hemos dicho, aprobado por la AN, hace varios años, y refrendado como Constitucional por el TSJ.

A esta situación de J y P, se le agrega que muchos han quedado solos ante el éxodo familiar, los valientes héroes se niegan a marcharse de la patria dónde nacieron, crecieron, vivieron y envejecieron. Irse les significa un volver a construir un tejido social, y las condiciones pueden tender a no favorecerles, por lo tanto aquí decidieron quedarse.

Podemos seguir enumerando cosas esenciales para la sobrevivencia, cómo vestido y recreación, tan necesarios como las antes citadas, y podríamos seguir con lo del transporte y vivienda (solo el mantenerlas se hace imposible) y así sucesivamente.

Bien, ante ésto y más, en la Fundación para la Protección a la Vejez (FUNDAPROV), estamos trabajando, y queremos agilizar las consultas, en la elaboración de un Proyecto de Ley de Protección a la Tercera Edad; con la intención de crear una jurisdicción especial para este grupo, sector, segmento de la población Venezolana; andamos en la búsqueda de las posibilidades reales, que permitan, al menos, tratar de brindarles el disfrute de una vejez, una ancianidad en las mejores condiciones de vida posibles, donde se expresen en todo ámbito.

Dicha Ley establecerá un ingreso digno y representativo en función de las necesidades básicas y fundamentales, los índices de los entes financieros correspondientes y los indicadores de cestas y canastas de alimentos, y otros que se consideren pertinentes; y en consecuencia será actualizado permanentemente.

Estamos conscientes de los elementos negativos, que atentan contra el proyecto, pero vamos a seguir empeñados y comprometidos en ello.

Pero mientras se logra está Ley es eminentemente necesario paliar la situación de nuestros valientes héroes de la vida, de la sobrevivencia. Por ello exigimos una asignación transitoria, equivalente a 500 Dólares mensuales, en promedio 90.000.000,00 Bs. Y un poco más. Ahí estarían englobados: La pensión, los bonos de Alimentos y Medicinas, vestido, vivienda, transporte y recreación; sabemos que no es suficiente y por ello la Ley en referencia debe cubrir todos los aspectos de la vida, puesto que se trata de la Jurisdicción de la Tercera Edad, donde se contemplarán los mecanismos e instituciones para su protección y defensa, sus órganos de justicia; buscando que en verdad se haga justicia con nuestros ancianos, con nuestros héroes.

Fundaprov

Nelson Morán Guilarte: Presidente.

Arsenio Henríquez: Director General

Traducción »