Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Oscar Fuenmayor: No lo metan preso, es un error

Oscar Fuenmayor: No lo metan preso, es un error

 

¿Y por qué no meten preso al Guaidó?

Hasta hace muy poco la respuesta a esta pregunta estuvo  clara para todos  quienes sufrimos en este país la lucha por privilegios entre el madurismo y el guaidosismo, y para quienes nos escrutan desde más allá de nuestras fronteras.

El caso es que,  desde hace poco,  ciertas personas muy pedagógicas han comenzado explicarnos que si a este hombre que camina por toda la geografía nacional e internacional expropiando recursos y activos importantes al país  se le pone tras las rejas como a Leopoldo López, se estaría cometiendo un error que pondría en peligro la revolución y el socialismo. Intentan inocularnos la idea  de que se trata de una estrategia dejarlo suelto para que se desgaste y se equivoque haciendo lo mismo de siempre, es decir, convocando a concentraciones y marchas sin retorno hasta que Maduro se vaya,  prestándose para que gobiernos extranjeros roben a Venezuela y la apliquen sanciones y hasta  contratando  incursiones mercenarias, etc. Así pues, es una estrategia diseñada desde las más altas esferas. Pobrecito Guaidó, no sabe lo que le espera.

Quien parece haberse zumbado más a fondo por esta línea de pensamiento es un ciudadano de nombre Franco Vielma, quien escribió en el medio digital ciudadvalencia.com.ve una enroscada disertación acerca de las ventajas que supone para el país la libertad de Juan Guaidó. La tituló « ¿Por qué no agarran preso a Guaidó?»  y,  por medio de la cual nos ilustra que hay dos respuestas a su desocupada pregunta, una  corta y una larga, pero antes nos advierte que se trata de Una pregunta común, lástima que sea tan común, dado que hay tantos que la hacen que no han entendido este lío:

La corta: “No es el momento. No importa lo que el haga. No es el momento”. ¡Ave María Purísima!

La larga: (…)… De hecho, hay que aceptar, aunque no nos guste, que Guaidó es necesario para guiarlo a un entrabamiento político y operacional, que lo anule a sí mismo y al andamiaje que EEUU construyó sobre él. Pesé a lo doloroso que sea para el país. Eso va más allá de las operaciones en la sombra. En la política abierta, Guaidó es necesario para su desgaste e incluso para que ante un nivel de anulación crítica, no sea un mayor obstáculo para distenciones y salidas políticas. (…)… ¿Si el objetivo es el de la preservación de la nación, la política, la institucionalidad y la cohesión del país?, entonces hay que evitar la guerra. … (…)

En su tergiverso artículo da la impresión que confunde lo que realmente le interesa al Pueblo, que es el derecho a vivir dignamente, con las angustias políticas del Gobierno y su lucha por el poder con este hijo putativo de Donald Trump. Nos dice sibilinamente que Guaidó es necesario y que si queremos preservar la nación y evitar la guerra  habría que cuidarlo como si se tratara de patrimonio espiritual de la humanidad. En el tercer párrafo está la dirección para quien desee curiosear directamente su artículo y perder un poco más de su tiempo, además del tiempo de vida que nos ha quitado ya la ineficiencia gubernamental con sus apagones de 11 horas y la pesadilla de la economía arruinada.

Otro pedagogo ha escrito:

“Hasta ahora, nos ha beneficiado mas (políticamente a lo interno) que haberlo hecho preso. Meterlo preso es darle carne a los buitres, a la carroña, a los zopilotes. A los que esperaban una reacción “visceral” del gobierno para después usarlo en su propia contra”. También dice “Acuérdate que esto no es una guerra de machos, es un juego de inteligencia, de ajedrez, de estrategia. Donde el objetivo, la meta, es el exterminio de la revolución, no solo del gobierno en sí, ¡¡La revolución!!… Y ellos van perdiendo.

Me explico un poco mejor. En este juego el que logra el objetivo gana. Y hasta ahora no lo han logrado. ¡Ellos van perdiendo! El juego aun no termina. Es una guerra de desgaste. Cruel, sí. Pero no han logrado el objetivo, derrocar el gobierno y exterminar la revolución (no hay uno sin el otro)”.

Según estos puntos de vista la libertad de Guaidó, es estrategia del Gobierno con la finalidad de garantizar nuestra paz y nuestra felicidad. ¿Pero a este gobierno le preocupa la gente?  ¿Le preocupan los ciudadanos? Si esto es así ¿Por qué su política salarial? ¿Por qué morimos de hambre en la oscuridad? ¿Por qué arruinaron Pdvsa y así nos condenaros a todos a padecer las consecuencias de las cosas turbias que ocurrieron en esa empresa? ¿Descuidaron el sistema eléctrico y todos los servicios públicos como otra estrategia? ¿Por qué no meten preso a tanto especulador? No me extrañará que en cualquier momento algún desaprensivo analista nos explique que todo este gran caos, sufrimiento e ineficiencia, se trata de una jugada maestra para ir derrotando al imperio profundo, que los tenemos donde queríamos, que ahora si vamos rumbo al socialismo.

No expliquen  tan bien, que enredan.

 

Traducción »