Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Benjamin Tripier / Análisis: Virus; El menor de nuestros males

Benjamin Tripier / Análisis: Virus; El menor de nuestros males

 

La semana que pasó nos deja como enseñanza que mediáticamente hacen más ruido los efectos políticos y mediáticos de la llamada Operación Gedeón, que la violencia con muertos, de ese mismo evento en Macuto, de la continuación de los enfrentamientos en Petare, que ahora ya incluyen a la fuerza pública; y del ya casi desaparecido tema de los muertos de la cárcel. Porque en realidad lo verdaderamente novedoso es que queda patente la escalada de violencia creciente que anticipa que habrá más y que será peor.

La parte político mediática, por el contrario, seguirá el ritmo de siempre, tendrá una efervescencia transitoria, pero que no cambiará el rumbo de los acontecimientos.

El manejo mediático de resignificar las situaciones que se viven, ya no es suficiente como para opacar una realidad que a todas luces nos muestra el descalabro del país en prácticamente todos los ámbitos que a alguien se le pueda ocurrir mencionar; y eso lo saben todos, chavistas y opositores, pero más lo sabe el pueblo que es la gran masa sufriente y olvidada, sujeto final de todas las disputas entre dirigencias, convirtiendo al virus en el menor de nuestros males.

Político

La violencia aparece cuando se cierran las puertas a las soluciones políticas. Un efecto colateral de Gedeón fue trazar una línea y mostrar las piezas en las que está segmentada la oposición, y que por sus características, no hay manera de que sea de otra forma. Pues van desde los elementos armados, que vimos en estos días, en un extremo, hasta los opositores funcionales al gobierno, en el otro; pasando por el establishment tradicional, dentro del cual también hay un espectro bastante amplio de opciones. También quedó claro que no hay un mando unificado bajo Guaidó, sino que él representa un centro político, que desde enero 2019, va marcando abiertamente la pauta opositora, cuenta con el soporte de algunos partidos, y es el dirigente político venezolano con mayor nivel de reconocimiento y aprobación de las bases; y, cuenta con el firme apoyo de EEUU y de sus países aliados. Como positivo para la oposición está el necesario proceso de reacomodamiento de fuerzas, de forma tal de darles cabida a todos, siempre dentro del ámbito político, con todo lo que eso significa.

Social

La gente le está perdiendo el miedo al virus y comenzando a romper la cuarentena, porque como se sabe, es muy difícil lograr el confinamiento de una gran masa de gente por tanto tiempo. A partir de ahora, debería haber un vuelco hacia la apertura y flexibilización, para que cada quien asuma la responsabilidad por sus actos, y que sea la misma sociedad –empresas y vecinos- quien controle que haya distanciamiento social, lavado de manos, uso de barbijo, medición continua de síntomas básicos (fiebre y olfato) y preservación de poblaciones de riesgo. Lo anterior para poner un cierto orden en la desbandada que podría producirse, del pueblo buscando alimentación y recursos para vivir. Aún no sabemos de qué tamaño será nuestro pico de contagios y fallecimientos, cuando llegue; pero lo que sí sabemos es que ya será difícil volver a jugar la carta de la cuarentena.

Económico

Los tres elementos que están faltando y condicionando nuestro desenvolvimiento económico son la gasolina, la electricidad y el agua, los cuales tienen la estructura de base para la actividad productiva desarrollada por la gente, el cual tiene a su vez elementos inhibidores como la falta de alimentación / nutrición, el confinamiento y la falta de esperanza. Cualquier proyecto que quiera iniciar, ya sea una refinería, un pozo o un mejorador, chocará con esa realidad, y no podrá progresar. Hoy, para que algo arranque, en contrapartida, algo tiene de frenarse; por lo que es muy difícil esperar algún tipo de reactivación.

Internacional

La presencia iraní y rusa, en estos momentos, en Venezuela, en temas críticos como construcción de infraestructura tecnológica y manejo de drones, respectivamente; a muy corta distancia del espacio geográfico de EEUU, van convirtiéndonos en la famosa “amenaza” que dio pie a las órdenes ejecutivas de Obama y de Trump, y que son la base de las sanciones que nos tienen aplicadas. Además, nos van incorporando a un tablero de guerra que no es el nuestro, y en el cual no tenemos nada que ganar y sí mucho que perder; ninguno de los dos tiene la capacidad de sostener un frente activo tan lejos de sus bases, por lo que más pronto que tarde, tendrán que volver a ocuparse de sus graves problemas en sus respectivos países; y nos quedaremos solos, pero ahora con un problema más grande que el que ya tenemos encima.

Recomendaciones

Al gobierno, que haga una revisión estratégica de su propia situación y de la del país como un todo, y lo haga en la perspectiva de buscar una solución con sentido patriótico, donde quepan todos.

A la oposición, que haga las adecuaciones internas para resolver las debilidades que este tema Gedeón, dejó a vista. Deben contar con una sala situacional y un buen mapa de actores, para anticipar y evitar las sorpresas.

 

Traducción »