Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Pedro Morales: Kerigma

Pedro Morales: Kerigma

 

Kerigma como centro de fe:

“Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mí”. (Libro de los Hechos de los Apóstoles 13, 26-33)

Jesús de Nazaret murió, resucitó y fue exaltado a la derecha del Dios Padre. Luego, la conversión es un cambio de ruta de carácter trascendental para el ser humano en lo que sentimos, en lo que pensamos y en lo que hacemos.

“…Y ahora, reyes, sed sensatos, escarmentad, los que regís la tierra: servid al Señor con temor, rendidle homenaje temblando” (Fragmento del Salmo 2)

Gedeón:

“El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, anunció (26-03-2020) la presentación de cargos criminales por narcotráfico contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro… y ofrece una recompensa de US$15 millones por su captura”. Más adelante (05-05-2020) el presidente de los EE.UU. Donald Trump en relación a la “Operación Gedeón” (el destructor y guerrero poderoso en hebreo) afirmó: “No tiene nada que ver con nuestro Gobierno…” Mientras que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo,  reiteró (06-05-2020) que “no hubo implicación directa del Gobierno de Estados Unidos”. Por su puesto se niega la firma o el aval para esta “operación militar” por parte del presidente de “dos poderes públicos” de Venezuela Juan Guaidó.

Por otra parte, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro declara (06-05-2020) que Gedeón “fue una operación para apartarme del poder…, ordenada por Donald Trump, contratada por el Departamento de Estado, llevada a la práctica por la DEA y articulada en territorio colombiano bajo el amparo de Iván Duque”. Además,  el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, el 05-05-2020 “muestra cronología y antecedentes del golpe intentado por mercenarios” el pasado 03-05-2020.

ReferenciasConclusiones. Miércoles, 06 de Mayo de 2020 con Fernando del Rincón.

Divagación:

Ciertamente el “éxito” ha sido debido a las torpezas, incongruencias e inconsistencias. Inolvidable la convocatoria por parte de la mayoría de los partidos de “oposición” para no ejercer el derecho y deber al voto o sufragio en las elecciones parlamentarias de Venezuela en diciembre de 2005. Tampoco se debe olvidar que mientras el proceso constituyente no cumplió con todas las pautas constitucionales y por tanto considerado como inconstitucional, un significativo número de venezolanos se hicieron presentes con su participación en las elecciones presidenciales pautadas para mayo de 2018. Como secuela de todo lo anterior, las decisiones y acciones contrarias a la Constitución de Venezuela desde el 10 de enero de 2019: por ejemplo, según la norma fundamental la separación de poderes es obligatoria.

Las riquezas de Venezuela, que en la “actualidad” no lo representa exclusivamente el petróleo, son de carácter estratégico para nuestro país pero también para el mundo entero, principalmente para las potencias que luchan por mantener o transformar el orden mundial.

La creación de la Reserva Federal, la primera guerra mundial, el inicio de la producción petrolera a escala mundial por parte de Venezuela, la pandemia “española”, la introducción de las ondas de radio a nivel mundial, definen en la segunda década del siglo 20, un conjunto de factores determinantes iniciales que fundamentan la hegemonía planetaria de los Estados Unidos de América. Pero un siglo después se presenta un escenario para ese país de extremado e inminente debilitamiento en su poder mundial: basado en el petrodólar. Entonces: ¿cómo se podría efectivamente “sembrar el petróleo” si la triada USA, Rusia y China no aceptan o les sería inaceptable una diversificación de la economía venezolana y una autonomía en sus criterios de desarrollo sustentable y sostenible?

La desdolarización es un proceso que se ha venido desarrollando progresivamente. Es un factor clave en la “compleja” realidad referida al virus deliberado e inducido, e influye notablemente en la “desesperación” de los que ostentan el poder en el mundo.

De una muestra de 56 mil pacientes infectados por el covid-19, la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2020) ha presentado hallazgos como los siguientes: “80% desarrollará síntomas leves (fiebre, tos y, en algunos casos, neumonía), el 14% síntomas severos (dificultad para respirar y falta de aire) y un 6%  sufrirá una enfermedad grave (falla pulmonar, choque séptico, fallo orgánico y riesgo de muerte)”.  Alerta: consciente, sensata  y responsablemente debería tenerse en cuenta estos referentes al momento de decidir reactivar la actividad económica y social.  Es decir, el 6% de la población podrá morir. ¿Lo van asumir como un costo social a favor de la economía?

Es una transformación absoluta de todos los patrones de conducta y comportamiento desde las mismas bases o raíces del modelo circular de la renta. Pero el problema económico, político, social, jurídico, de salubridad o como se pueda presentar y exponer solo tiene en esencia la solución kerigmática, que en términos generales la humanidad no la acepta, ignora o subestima, y continua creyendo que la actual “crisis sanitaria” es mientras persista  la “cuarentena”.

Fuente: “Perspectiva Económica y Académica Contemporánea”. UNET. Años: 2018 al 2020.

pedromoralesrodriguez@gmail.com

@tipsaldia

 

Traducción »