Inicio > Regional > Asesinan a Carlos Clark, cultor popular y minero de El Callao

Asesinan a Carlos Clark, cultor popular y minero de El Callao

 

La violencia minera al sur del estado Bolívar cobra otra víctima. El fundador de la mítica agrupación de calipso La Nueva Onda fue acribillado por resistirse a las bandas que pugnan por el control del oro.

Habitantes del municipio El Callao, en el estado Bolívar, manifestaron su repudio por el asesinato del cultor y minero Carlos Clark, la mañana de este viernes 8 de mayo, víctima de múltiples disparos.

Según habitantes del municipio minero, Clark se negó a pagar una vacuna a quienes controlan de manera irregular las zonas mineras. Comentaron que días atrás denunció la invasión de su mina Las 4 Esquinas, ubicada en el sector Caratal de El Callao, la cual logró desalojar con apoyo de la Guardia Nacional.

“Carlitos Clark era un hombre muy caritativo y su pérdida es lamentable. Hace pocos meses había comprado una ambulancia dotada y equipada de su propiedad, para al pueblo y trasladar a los pacientes enfermos. Hoy el pueblo de El Callao ha perdido un ícono de la cultura a manos de la delincuencia, el llamado es a las autoridades a investigar y que se aclaren estos hechos”, manifestó un vecino que prefirió no identificarse.

Lo que ocurrió con Carlos Antonio Clark Wallace es resultado de la violencia minera al sur de Bolívar, donde grupos irregulares armados mantienen el control de la zona y en zozobra a la población.

Esta es la razón porque sus habitantes se abstienen la mayoría de las veces de denunciar lo que ocurre en el municipio.

Carlos Clark, nacido el 2 de septiembre de 1944, era considerado patrimonio cultural de El Callao. Junto a sus hermanos fundó la famosa agrupación de calipso La Nueva Onda de El Callao.

The Same People, expresó sus condolencias a los familiares.

“La organización The Same People, Calipso de El Callao, manifiesta de manera solidaria nuestro abrazo y condolencias a la extensa, respetable y reconocida familia Clark, ante la inesperada pérdida del popular Carlitos Clark. Hoy El Callao pierde a un hombre que por muchos años fue y será sinónimo de trabajo, deporte, música, minería, de esfuerzo, de lucha social, de ideas y convicciones claras y proyectos que sin lugar a dudas serán un legado. De igual manera nuestro pesar se hace extensivo a nuestros paisanos y cultores de La Nueva Onda Hermanos Clark, siendo Carlitos miembro fundador”, manifestó la agrupación musical a través de su cuenta en Facebook.

Violencia en el sur

Este es el segundo caso emblemático de asesinato en el municipio. El 22 de diciembre de 2019 asesinaron a Rosalba Mara Valdez, exconcejal de El Callao y dirigente de Primero Justicia, en el interior de su vivienda, en el sector El Perú.

Valdez había denunciado la presencia de grupos irregulares en las minas El Perú, Los Caballos y Nacupai. Seis meses antes de su crimen fue sacada de su vivienda y detenida arbitrariamente por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Más recientemente, en el contexto de violencia minera en Bolívar, la noche del 6 de abril fueron acribillados el comandante del Ejército en Tumeremo, Ernesto Solís, y el sargento mayor de segunda Gustavo Flores, en una emboscada cuando regresaban al Fuerte Tarabay.

Solís era acusado de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzosas en el pueblo y en las minas que tomó el Ejército desde la masacre en la mina Corregente, donde mataron a siete personas.

AMO, facha de la ilegalidad minera

En Venezuela, la minería promovida por el gobierno de Nicolás Maduro bajo el nombre de Arco Minero del Orinoco ha supuesto violencia, daños ambientales, proliferación de enfermedades, además de contrabando a través de las fronteras de Colombia y Brasil, así como las islas Aruba, Bonaire y Curazao. Con la pandemia del coronavirus, diversas organizaciones han pedido frenar las actividades extractivas en la Amazonía venezolana debido al riesgo que corren las comunidades indígenas.

Pero el gobierno no da pistas de frenar esta actividad, menos aún con un mercado petrolero venido a menos.

El último movimiento del gobierno de Maduro en materia minera fue aprobar la extracción de oro y diamantes en seis ríos de la Amazonía.

Ante este escenario de extractivismo voraz, la Asamblea Nacional declaró, el pasado 29 de abril, como “oro de sangre” todo el material aurífero que se extrae ilegalmente de los estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, que integran la Amazonía venezolana, y señaló que queda prohibida su venta, comercialización y circulación en todo el territorio nacional, así como su exportación.

Sin embargo, la crisis institucional que tuvo su origen en el desconocimiento del Parlamento electo en 2015 de mayoría opositora a través de un fallo de desacato emitido por el Tribunal Supremo de Justicia.

Mientras tanto, organizaciones de derechos humanos siguen elevando su voz de alerta sobre la situación de inestabilidad social y severos daños al medio ambiente que niega a las futuras generaciones el goce y bienestar de contar con una increíble biodiversidad a causa de un proceso de extractivismo sin controles, en un clima de opacidad que suma la presencia de actores armados irregulares.

Correo del Caroní

 

Traducción »