Inicio > Regional > 15 dólares pagan los valeranos por una bombona de gas

15 dólares pagan los valeranos por una bombona de gas

 

Las colas con bombonas vacías que esperan ser llenadas le dan la vuelta al país. Desde las grandes ciudades hasta los pueblos más escondidos tienen gente en las calles que busca abastecerse de gas. La situación ha llevado a la población a improvisar fogones y cocinar con leña. Los más favorecidos compran cocinillas eléctricas. La demanda de servicios básicos es una consigna habitual que se escucha entre los venezolanos en esta cuarentena por Covid-19.

Por el otro la caída de la producción de petróleo lleva a que tampoco se extraiga gas, lo que disminuye la oferta de gas doméstico. En este último caso, el Gobierno había optado por importarlo; sin embargo, dejó de hacerlo por las mismas razones que no importa gasolina: menos ingresos. A eso se suma la falta de camiones para distribuir las bombonas, ya sea porque no hay gasolina o no hay repuestos, y también el deterioro y no sustitución de los cilindros.

En el caso del estado Trujillo, parte de la demanda se cubre a través de Gas Comunal, quien distribuye el gas a las comunidades que tengan los llamados Clap, quienes se encargan de cobrar y organizar las entregas, más no es el caso de quienes tienen gas de otras empresas, esas no están surtiendo ya que no les están dando prioridad, por la misma escasez del producto y la falta de gasolina, que no es permite llegar al llenadero, mucho menos trasladarse a los domicilios a buscar los cilindros.

Miriam Cuevas, vecina de La Puerta, señala que en muchos sectores tienen meses esperando que les surtan. Mientras reponen las bombonas unos preparan la comida en fogones de leña y los que no pueden, consumen alimentos que no necesitan cocción.

En otras zonas valeranas donde el servicio de gas doméstico ya era irregular, la situación empeoró durante la cuarentena, que se mantiene desde el 16 de marzo. La gente dice que desconoce cuándo le venderán los cilindros las empresas privadas y otros aseguran que para poder obtener una bombona, la pagó en 15 dólares, como es el caso de Domitila Peña quien vive en el sector El Country.

Doris Rivas, vecina de la calle 14, en el centro de la ciudad, afirma que desde hace más de tres meses no tienen gas, y nos dice que en esta cuarentena, no se hace ilusiones para poder tener, ya que el Consejo Comunal, ni siquiera se aparece para las cajas del Clap.

El Tiempo de Valera

 

Traducción »