Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Orlando Viera Blanco: ¡El Yaque, pueblo de libertadores!

Orlando Viera Blanco: ¡El Yaque, pueblo de libertadores!

 

El Yaque pueblo de campeones no es sólo la historia de cuatro talentos venezolanos del windsurf sino de la Venezuela generosa y abundante que va por las venas de cada venezolano. Comencé a ver este trabajo bien dirigido por Javier Chuecos, pensando que era un sencillo videoclip playero; me percato que tiene una duración casi de hora y media, por lo cual me dije, veo el comienzo y lo termino después. Imposible. No pude despegarme de la pantalla.

El Yaque pueblo de Campeones, me robó varias lágrimas. Y para mayor prueba de nuestra fascinación, me lancé a escribir lo que ahora narro… La musa fue como la brisa del Yaque, indetenible, abundante, por lo cual, aquí les va en “freestyle” [estilo libre] lo que vi, lo que sentí…

Eso no da, Venezuela es Venezuela

El documental comienza con tres niños de unos 10 años. Tres sonrisas y tres sueños…José “Gollito” Estredo, Ricardo Campello y Douglas ‘Cheo’ Diaz. Tres historias de tres humildes venezolanos que haciendo vida en El Yaque [Isla de Margarita] su pasión era usar tablas de Windsurf prestadas a los puestos de alquiler del Yaque, para navegar a mar abierto. Permutaban trabajo por un sueño: ser campeones de windsurf. Desde pequeños mostraban un talento natural en ese valle acuático de olas y vientos indómitos, donde como peces espadas, hacían piruetas de circo..!

Es la historia de tres quijotes del mar y la brisa, que derrotaron todos los molinos de viento…

De José ‘Gollito’ Estredo, quién con sus primeros ‘cobres’ como campeón de la disciplina de freestyle, compró una casa para su familia. Le han ofrecido patrocinios y ayuda de otros países. Pero él dice “que va, eso no da, Venezuela es Venezuela”.

Se nos arruga el listón cuando vemos que esos gladiadores del mar compiten con un esguince en su pie, sufren al caer, pero no por el pie [que duele], sino por país. Hoy suma 9 campeonatos mundiales…

Ricardo Campello es de padres Brasileños. Pidió autorización a su papá para radicarse en El Yaque y dedicarse al windsurf. Es super competitivo y aguerrido. Acepta con “sangre, sudor y lágrimas” sus derrotas. Ya suma 4 campeonatos. “Iba a competir por Brasil pero que va, Venezuela es mi país y al Yaque le debo lo que soy…” Pocos se atreven a hacer los saltos y retos radicales que Ricardo ha hecho en las competencias. “Parece un helicóptero en el horizonte” exclaman los jueces impresionados por sus hazañas… Y Douglas ‘Cheo’ Díaz, subcampeón, quién con la gracia propia del buen margariteño también le regaló una casa a su abuela, su mamá y su hermana. Hijo de un noble pescador, no escatima en luchar cada día para volver a elevar la bandera tricolor en las Canarias, Austria, Australia o Alemania… Me causó gracia verle decir cuando mostraba orgulloso a su catirota novia alemana, “¡con este hembrón quien no va estar contento!” Ahora hace pizzas en Italia, pero no suelta las velas…

La Virgen del Valle también surfea…

Yoli de Brendt es otra de sus protagonistas. Una venezolana de una dulzura y sencillez luminosa. En el Yaque existe un muro que hace honor a los campeones. Ella no aparece habiendo sido campeona. Pero lo que le importa es defender con modestia las buenas condiciones de ese mural. “Bueno, y si quieren, me pueden incluir después”.

Ha sido subcampeona de windsurf. Aprendió a maniobrar la tabla y la vela !sin saber nadar!. Una venezolana, hermosísima, risueña, reservada, que va por lo suyo sin ínfulas de nada. Eso sí, su talante competitivo va en cada ola como locomotora desenfrenada. Yoli es devota de la Virgen del Valle, y le dedica a su mami, a su virgen y Venezuela, todos sus triunfos…Pasa temporadas separadas de su mamá atendiendo sus entrenamientos y competencias. La virgencita la ayuda, “surfea con ella”, ahora viviendo en Islas Canarias con su bebé y su marido Tom [Alemán] dando clínicas en Lanzarote…

El Yaque: Un pueblo libre

La magia de este documental además de su excelente fotografía [Manuel Díaz Casanova, guión [Horacio Collao], dirección [Javier Chuecos], es la presentación de una inmensidad que va de la mano a la grandeza deportiva de sus protagonistas. Es la gloria y abundancia empotrada en los corazones de estos “ángeles del mar”. Es la acumulación de sueños convertidos en nobleza. Porque “El Yaque pueblo de campeones”, no es un documental biográfico.

El verdadero paisaje que es el mensaje, es el carácter y determinación de padres, hijos y amigos, de hacer un sueño realidad, donde el valor es ser libres para ser felices.

Libertad que es inmensamente humana, que no es otra cosa,que hacer lo que me gusta para vivir, y modestamente crecer y morir al pie del mar…

Gracias Javier Checos y a su equipo de producción por esta cascada de orgullo y amor por Venezuela. Gracias Yoli, Cheo, Gollito, Ricardo…por tanto lealtad y corazón por su país. Gracias Viejo Chamo [QEPD] por dar tanto teniendo tan poco, lo cual es más ejemplo de la generosidad de nuestro pueblo…Y gracias a las madres de estos dignos y regios jóvenes venezolanos, que han sabido apoyar a sus vástagos en ese difícil el desafío como lo es triunfar en una Venezuela donde hacerlo puede se morir en el intento.

Embajador (designado) de Venezuela en Canadá

@ovierablanco

 

Traducción »