Inicio > Economía > Venezuela estaría en los últimos lugares de la lista de candidatos para recibir apoyos financieros

Venezuela estaría en los últimos lugares de la lista de candidatos para recibir apoyos financieros

 

Transparencia Venezuela presentó los resultados de la Encuesta de Presupuesto Abierto 2019, construida con datos hasta el 31 diciembre del 2018, según los cuales Venezuela se ubicó en el lugar 115 entre un total de 117 países examinados, siendo este uno de los tres desempeños más bajos a nivel global.

De ahí que la Organización asegure que “Venezuela estaría en los últimos lugares de la lista de candidatos a recibir apoyos financieros” para atender la crisis, agravada por la pandemia, y reconstruir el país; debido a que los donantes, financistas, agencias de calificación crediticia e inversores usan los resultados del Índice de Presupuesto Abierto referencia por para definir sus acciones.  De ahí, que reiteran la urgencia de garantizar la transparencia fiscal.

“En la séptima edición de la Encuesta de Presupuesto Abierto (Open Budget Survey, OBS 2019, por sus siglas en ingles), publicada  en el marco de la pandemia que enfrenta el mundo por COVID-19, el promedio de transparencia mundial fue de 45 puntos sobre 100, por debajo de los 61 considerados como el umbral mínimo para fomentar un debate público informado respecto de los presupuestos nacionales. Solo 31 gobiernos obtuvieron 61 o más puntos, pero hay ejemplos de una fuerte transparencia presupuestaria en seis de las siete regiones del mundo que fueron evaluadas”, refiere la organización en su portal web.

Detalla Mercedes De Freitas, directora Ejecutiva de Transparencia Venezuela, que en el índice que mide la Transparencia en cada una de las fases del Presupuesto Nacional (desde la elaboración hasta la auditoría del mismo y  la evaluación de su ejecución) y al igual que el año pasado, Venezuela obtuvo una calificación de 0 puntos sobre 100. Explica Freitas que esto se debe a que “hace dos años no tenemos acceso al presupuesto nacional, ni siquiera se presenta ni se publica la ley de presupuesto, ni la ley de  endeudamiento y por eso, poco podemos hacer o decir del proceso de  transparencia presupuestaria”.

En el segundo indicador, que mide la participación pública, es decir la posibilidad o la oportunidad que tenemos los ciudadanos de participar en cada uno de los proceso de presupuesto, Venezuela obtuvo un 0 sobre 100. Y eso lo explica Freitas en que si no hay acceso a la ley de presupuesto, si no conocemos los montos, ni ninguno de los proyectos, sino sabemos quiénes son los responsables, ni cómo se distribuyó ese presupuesto (cuánto hay para el Misterio de Salud o para cada uno de los hospitales, cuánto para sueldos o salarios, equipos) es imposible hacer un monitoreo, observación ni vigilancia desde el nivel ciudadano.

En el tercer indicador, que tiene que ver con el rol y la capacidad de la instituciones de control (Asamblea Nacional- AN- y  los procesos de  auditoría independiente de la Contraloría General de la República-CGR)  para supervisar el proceso presupuestario, Venezuela obtuvo 13 sobre 100: calificación nos pone en el rango de “insuficiencia”, y responde a algunos esfuerzos que hace tanto la AN como la CGR para hacer mención o hacer una solicitud de información o publicar  algún dato sobre los cuales tenga acceso, indica Freitas.

“El decreto de Estado de Emergencia Económica impuesto el 13 enero del año 2016, ampliado y prorrogado hasta el presente con diversos actos jurídicos ilegítimos, anuló la facultad del parlamento de aprobar el presupuesto y ejercer control de la actividad financiera, con ello también se anuló toda posibilidad de control ciudadano”, añade el informe.

Por su parte, la directora Ejecutiva de Transparencia Venezuela agrega que “el hecho de que Venezuela haya obtenido en una calificación tan baja y que el Estado no cumpla con los mínimos esperados en una democracia: responder  a los ciudadanos y trabajar para ellos afecta grandemente porque no solamente abre un abanico gigante de riesgos de corrupción, sino que al no haber la posibilidad de hacer una investigación  sobre lo que se está haciendo con los recursos que son de todos, no hay ninguna posibilidad de sanción si hubiera un incumplimiento. Tampoco hay la posibilidad de hacer críticas o proponer algunos cambios en las prioridades que define el gobierno para la distribución del gasto”.

Recomendaciones

Finalmente, Transparencia Venezuela publica una serie de recomendaciones para que Venezuela pueda mejorar su calificación, en este índice.

Algunas de las formuladas al Gobierno en función de la transparencia son: la publicación de la declaración previa al presupuesto, el presupuesto aprobado y el cierre del ejercicio, informar en línea de manera oportuna, y producir y publicar la propuesta de presupuesto del Ejecutivo, el presupuesto ciudadano, informes anuales, revisión de mitad de año e informe de auditoría en línea, de una manera oportuna. Asimismo, plantea implementar un mecanismo piloto para involucrar al público durante la formulación del presupuesto y para supervisar su ejecución. Además de facilitar la participación de las comunidades, directamente o a través de las organizaciones de la sociedad civil que los representan.

En tanto, propone al Legislativo y a la Contraloría adelantar acciones para mejorar la participación pública en el proceso presupuestario, como permitir a miembros del público o de las organizaciones de la sociedad civil testificar durante sus audiencias y las del informe de auditoría. Si desea verlas todas puede acceder al link: https://transparencia.org.ve/venezuela-mantiene-la-opacidad-en-materia-p…

“Este índice pretende presentarle una cantidad de recomendaciones a todo el país, no solo al sector público responsable del presupuesto, sino a cada uno de los venezolanos, que estemos pendientes de que estas cosas que hoy no cumple el gobierno, las cumpla pronto y las cumpla cualquier gobierno que asuma la responsabilidad de dirigir este país”, agrega Freitas.

Petroguía

 

Traducción »