Inicio > Opinión > Luis Fuenmayor Toro: La pandemia y las acciones del gobierno

Luis Fuenmayor Toro: La pandemia y las acciones del gobierno

 

Discutir si el gobierno lo está haciendo bien, regular o mal, en relación a la pandemia del coronavirus es muy difícil en el país, pues la pugna entre éste y parte de la oposición política no permite arribar a valoraciones sociales de consenso. El tema tampoco ayuda, pues su comprensión no está al alcance de la mayoría de la población, al ser un campo profesional especializado. Tampoco se tiene la información necesaria, pues el gobierno es el único con acceso a la misma y, si bien diariamente hay unas tres alocuciones sobre la pandemia, éstas sólo brindan información muy gruesa: número de contagiados y su procedencia geográfica, número de pacientes recuperados y fallecidos y pruebas diagnósticas efectuadas, sin discriminar entre las que miden anticuerpos y las que detectan ARN viral.

De resto, son disertaciones donde la información limitada que se da se mezcla con arengas políticas, con demagogia, con propaganda y últimamente con acusaciones hacia terceros que no tienen el control de la situación. Así, se da un brote en Margarita y se culpa sólo a los afectados y al gobernador del estado. No lo estoy defendiendo. No sé qué ha hecho. Pregunto sólo si la autorización del vuelo desde República Dominicana a Maiquetía ya iniciada la cuarentena, que trajo a los contagiados, la hizo el gobernador o fue una autoridad nacional la responsable. Pregunto, además, si el ingreso por el aeropuerto de Maiquetía está bajo el control de ese gobernador, pues si no lo está y alguien pasó sin ser sometido a las medidas sanitarias debidas, los responsables son otros y deberían ser investigados.

El gobierno ha querido actuar solo. No consultar a nadie. Decidir todo. No aceptar recomendaciones, como no sean las de los médicos chinos y cubanos, y ojo, no estoy contra estas asesorías y esa ayuda, pero pienso que deben ser extendidas dentro del país a otros profesionales competentes, conocedores del tema y con mucha experiencia. Los hay y bastantes, y garantizarían un mejor manejo sanitario y hospitalario de la pandemia. Julio Castro, Carlos Walter, Oscar Noya, Edgar Capriles, son nombres que me vienen a la cabeza. Pero volviendo al tema, si lo han decidido de esa manera, pues quieren capitalizar políticamente el triunfo sobre el coronavirus sin compartirlo con nadie, pues asuman valientemente sus responsabilidades y no pretendan esconder sus errores achacándoselos a quienes no deciden.

He dicho que estoy entre quienes desean que el gobierno controle la epidemia y que adverso a quienes, por motivaciones políticas, quieren que fracase. Las declaraciones de Leopoldo López en ese sentido las considero perversas y totalmente condenables. Al igual que una serie de juicios cuyo carácter parcializado y politiquero se advierte en forma inmediata. Pero eso no me impide exigir mayor transparencia en la información. El gobierno no ha explicado cómo logró pasar de un centenar de camas de terapia intensiva a varios miles de las mismas. Ni las ha presentado distribuidas entre los distintos centros de salud de referencia para la pandemia. Tampoco nos dice cómo está haciendo con las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), que sólo se realizan en el Instituto de Higiene, cuya capacidad en ese sentido no supera los cien exámenes diarios.

La cuarentena fue decretada en forma oportuna, lo que ha logrado un número hasta ahora reducido de contagiados. El uso del portal patria para localizar posibles infectados también ha sido acertado, pues abarca un porcentaje mayoritario de la población, cosa que ninguna encuesta lograría. Buscar a los contactos en sus viviendas ha sido también una decisión procedente. Nos preocupa, en lo que atañe a la etiopatogenia de la virosis, la ausencia de información sobre los resultados de las autopsias que han debido efectuarse, ya que sólo el estudio anatomopatológico post mortem puede darnos con certeza la causa de la muerte. Y esto es importantísimo para evaluar el tratamiento médico que se sigue. No es lo mismo tratar una neumonía que una trombosis en todos los vasos pulmonares.

Todas son informaciones que le darían más confianza a los gremios de la salud y a la población en general. No creo que exigirla sea mucho pedir.

 

Traducción »