Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Pedro Morales: Infierno (II)

Pedro Morales: Infierno (II)

 

“Fui llevada por un Ángel al abismo del infierno. Es un sitio de gran tormento. ¡Cuán terriblemente grande y extenso es! Las clases de torturas que vi: La primera es la privación de Dios; la segunda es el perpetuo remordimiento de conciencia; la tercera es que la condición de uno nunca cambiará; la cuarta es el fuego que penetra en el alma sin destruirla…La quinta tortura es una oscuridad continua con un terrible olor sofocante y que a pesar de la oscuridad, las almas de los condenados se ven entre ellas. La sexta es la compañía constante de Satanás; la séptima es una angustia horrible, odio a Dios, palabras indecentes y blasfemia. Estos son los tormentos que sufren los condenados, pero no es el fin de los sufrimientos. Existen tormentos especiales destinados para almas en particular. Estos son los tormentos de los sentidos. Cada alma pasa por sufrimientos terribles e indescriptibles, relacionado con el tipo de pecado que ha cometido”. Diario de Santa Faustina Kowaiska

Testimonios

“Santo Dios, las colas no han dejado de ser el día a día. Los precios cada día más altos. No hay control, no hay conciencia. Todo desvergonzado e inescrupuloso que quiere vender a precio de dólar lo hace como le viene en gana. Ellos no quieren  que este país se arregle. Hay un grupo de estos individuos que se la tiran de vivos y quieren hacerle daño al más desvalido y humilde. Mientras tanto otros incautos, inocentes o no sé dónde ubicarlos, lo único que saben y repiten es que Venezuela se va arreglar el día que saquen al presidente.

Que gran frustración que aquí es el mismo pueblo contra el pueblo,  o el más “vivo contra el más pendejo”. Venga quien venga si no se cambia la conciencia,  y si no aprendemos a ser gente jamás se va a arreglar este gran problema que tenemos. Venga quien venga lo único que sabemos es llorar y criticar. Aquí tiene que haber mano dura con toda esto que ha venido pasando,  porque de lo contrario no nos van a matar ese coronavirus sino el hambre que es el que nos afectando cada día a los venezolanos” (Don Leonardo. Santa Juana, Mérida, Venezuela. 23-04-2020)

“Por otra parte, no es el dólar el que está subiendo. No nos damos cuenta que es el bolívar soberano el que está perdiendo valor cada minuto. Si el gobierno dice que las páginas son las que inventan y ponen el precio al dólar, entonces el gobierno está muy quedado porque no ha creado una página que se llame petroleotoday y le pone el valor al petróleo.

Con respecto a los múltiples regalos que se les hicieron a todos esos países de gran parte de América,  es bueno recordar  que también en esos países se financiaron campañas electorales a partidos izquierdas y eso si ha significado un desangramiento significativo a la nación, y hoy pagamos esas consecuencias. Además mi apreciación con respecto al que raspó cupos e hizo dólares de esa manera (nunca lo hice) se resumen en: “la culpa no es del ciego, sino de quien le da el bastón”, es decir, sigue siendo culpable el gobierno venezolano”.  (Don Carlos Correa. Santa Juana, Mérida, Venezuela. 25-04-2020)

Consideraciones:

El gobierno es el gran culpable por el empeño de implantar un modelo de economía política insensato y desleal. Sin embargo, existen grandes cómplices inmorales y antiéticos que pertenecen a otros sectores, a nivel nacional e internacional.

En ese sentido, ¿qué les parece si creamos un monitor del dólar con algún nombre con “atractivo comercial”? De tal forma como los especuladores de oficio están pendiente del referente más alto, se le podría asignar  al gusto un precio más alto (o más bajo) como por ejemplo cinco o diez puntos. Entonces es muy probable que se tendría éxito, la gente no sabría cómo se origina el valor pero lo tomarían como referencia. Esta una forma fácil de desequilibrar económica y política: generando beneficios extraordinarios a  especuladores y politiqueros empedernidos  a costa de la pobreza y miseria del pueblo.

Por otra parte, no existe oferta porque por una parte el gobierno y sus cómplices se dedicaron a derrochar las reservas internacionales. Por favor no olvidar (por ejemplo) los regalos que hacía el gobierno a diferentes países vecinos, entre ellos Brasil, Argentina, Perú, Ecuador, Bolivia, Colombia, etc., pero tampoco olvidar todos los enchufados y aprovechadores “circunstanciales” o  “coyunturales” o “estructurales” que se la pasaban “raspando la tarjeta” y haciendo viajes ficticios para beneficiarse del dólar preferencial.

Y muchos de esos mismos han estado involucrados en el juego macabro de devaluar y empujar la inflación a diario: enchufados, políticos de la oposición y raspadores de tarjeta que se hicieron millonarios. Pero también gobiernos y países hipócritas, con doble moral, que mientras que les daban “petrocheques” no decían ni hacían nada en contra del gobierno.

Digresión:

Todos dependemos de todos. Todos somos responsables por todos. El virus “deliberado e inducido” no diferencia a nadie, ataca a todos por igual. Al mínimo síntoma hay que activar las alarmas porque se insiste: todos somos responsables de todos.

Se respeta los diferentes niveles de parcialidad política, para un bando u otro o neutral, pero debemos seguirle pidiendo a Dios y su Divina Misericordia que nos proteja con su manto sagrado, para que nuestro país no alcance los niveles trágicos de incluso países vecinos.

Ante cualquier síntoma y sospechoso activar las alarmas y el protocolo respectivo. No dejemos pasara nada para después no lamentarnos.

“Divina Misericordia de Jesús en ti confiamos

Perspectiva Económica y Académica Contemporánea. UNET. Años: 2018 al 2020

pedromoralesrodriguez@gmail.com

 

Traducción »