Inicio > El pizarrón de Fran opinión > Luis Bravo: Vamos a ver

Luis Bravo: Vamos a ver

 

Reprogramar el año escolar en tiempos de Promoción Automática, parece ser el momento histórico que vive el Sistema Educativo Escolar Venezolano.  Es la contradicción política y pedagógica que habrá de superarse en este momento para evitar la pérdida miserable del año escolar para las mayorías y que el año 2020-2021 se lesione gravemente por efectos del descalabro del modo en que se gobierna este país. Nos abrasan los fuegos del hambre cuando se teme que lo que se está haciendo en materia de Educación,  tiene más provecho real para unos pocos y queda la Promoción Automática para quienes son más.

La  Educación se esta moviendo al compás de la crisis destapada por el coronavirus y la más despiadada incompetencia oficial para entender que de seguir como vamos nos vamos todos por el albañal de la historia.   Nos alcanzó el futuro de los resultados de horrible  política económica y social que rodilla en tierra se desarrolló para complacencia  de unos pocos.

Lo más importante de la semana fue la definición del programa para el cierre del año escolar y la fecha misma que,  en el papel o en la realidad virtual,  luce sensato. Como siempre desde 1999,  la gestión pública de la Educación Escolar parece razonable en el plano de las intenciones. Pero ocurre que la Gestión y Política Pública de la Educación se ha reducido en la gesticulación oficial a la idea de milagro, principalmente a partir del año 2003 cuando la escolaridad oficial se hizo misional. Diagnósticos tremendistas, exagerados  y respuestas monopólicas de signo mágico.  Hoy frente a la pandemia que nos arropa después de haber desestimado las más elementales razones para preocuparnos por el estado lamentable del Sistema Nacional de Salud, se formula un cronograma para culminación del año escolar 2019-2020, que supone un trimestre de emergencia sustentado en emisiones de Vive Tv y la colección bicentenaria que nos obliga nuevamente al vamos a ver, como respuesta a esta nueva y noble intención de la Gestión y Política Pública oficial. Esperemos que no sea otro selfie de la élite que gobierna la Educación con escaso correlato en la realidad cotidiana que viven las mayorías escolarizadas. Que de nuevo sea política para el provecho real de unos pocos y quede la promoción automática para quienes son más.

También se  impone la reprogramación del país por intermedio de un Acuerdo Nacional para un nuevo gobierno de emergencia que priorice una ruta electoral  para encarar la reconstrucción democrática del país. Ante los hechos que van indicando que la crisis se va haciendo menos asunto de higiene para convertirse en una espantosa crisis  social,  al macabro ritmo de la nueva vuelta de tuerca del colapso económico causado por una economía muy mal gobernada y ahora magnificado por el derrumbe de la industria petrolera.

 

Traducción »