Inicio > El pizarrón de Fran noticias > Aníbal Sánchez: En Venezuela sobrevivíamos un día a la vez y después de la pandemia ¿Qué?

Aníbal Sánchez: En Venezuela sobrevivíamos un día a la vez y después de la pandemia ¿Qué?

Compartir

 

Entramos en la segunda fase de la cuarentena por el Coronavirus y cada vez son más frecuentes los mensajes sobre que estamos llegamos al fin del mundo, quisiera creer que al menos es así para la forma en que lo conocíamos. Aún costo muy alto con muchas víctimas; como ha ocurrido con todos los  fenómenos capaces de provocar cambios históricos en las relaciones mundiales.

Cuando se sobrepasa el número de los dos millones trescientos mil contagiados por el Covid-19 y las muertes están cerca de 170.000 para la segunda quincena del mes de Abril. Debemos  ser responsables con nuestras opiniones “No pongo en duda que se logre mitigar esta infección pero esto podría llevar un año o más” cuando se aprueben los protocolos de inmunización por medio de una vacuna o parte de la población adquiriera anticuerpos por la exposición.

Los que tienen más claro el tema de la duración de este estado de Alerta o Emergencia tratan de visualizar cuáles pudieran ser las secuelas sociales y desde esa postura imaginar responsabilidades políticas, que vendrán; sostiene el Analista y Consultor Electoral Aníbal Sánchez.

Serán muchas las consecuencias en las áreas socio-económica nacional y personal, pasando a ser un problema existencial para muchos al no poder alcanzar los niveles mínimos de subsistencia.  En esta segunda fase se empezará  a develar la realidad sobre la cobertura real de los programas sociales del gobierno, como es el caso de Clap que tendrá que demostrar su efectividad como mecanismo de contención y de sobre vivencia, para muchos.

“En Venezuela veníamos sobreviviendo un día  la vez, lo que nos lleva a realizar un llamado a estar preparados, para poder pasar la cuarentena y para lo que pudiera venir después de esta pandemia”

Mientras más tiempo dure o tarde la superación a la pandemia, más profunda será la crisis, independientemente del tiempo en que se aplicaron o se desmonten las medidas,  los que las tomaron tarde tendrán un saldo más negativo no solo en número de muertes: pero los que no sepan desmontar y adecuarse a otro ritmo de vida podrían exponerse a revivir el estado de infestación.

Esto debe ser la visión de muchos líderes,  mientras la mayoría de la población está enfocada en evitar ser contagiados por un virus mortal, que a la fecha poco se conoce, pero capaz de provocar cambios históricos como en décadas atrás lo hicieron las guerras.-

Algunos analistas defienden la tesis que esta pandemia servirá para adelantar los cambios y transformar las relaciones; otros, los ambientalistas ven la oportunidad para que se visualice otra política ecológica capaz de preservar el ecosistema; los más visionarios, desde la óptica de defensa del capital, aprovecharon la pandemia para establecer otras líneas de negocios, cuando todos deberían estar preparándose para propiciar los cambios políticos y no solo de estructuras de poder.

Desde la primera etapa  de la cuarentena muchas pequeñas y medianas empresas se habrán visto en la necesidad de cerrar o reducir los puestos de trabajo, incluso en aquellos casos donde el estado tomó medidas de protección; preocupa que: Pudiera venir un periodo de recesión mundial.

Los países como Venezuela que dependen mucho de la exportación de materias primas (petróleo) son más vulnerables a estas situaciones; días antes de la propagación de esta pandemia se paleaba la crisis de la caída del precio del barril; sumado a la crisis de gobernabilidad política en el país que con la presión constante por los EEUU y las instauración de sanciones económicas, torna la situación más dramática en el país.

“De todas las crisis mundiales se pueden sacar oportunidades, en mi opinión, tanto EEUU como la Unión Europea deberían actuar con criterios más colectivos; todos debemos tener claro que, lo que hace o deja de hacer el vecino puede tener repercusión en todos” señalo Sánchez.

Las visiones nacionalistas en esta nueva era no tienen sentido, como tampoco la tesis de los gobiernos autoritarios que creen tener los recursos y medios necesarios para llevar al desarrollo a sus ciudadanos, cuando se ha demostrado que hace falta el incentivo privado.

Muchos creen que la tasa de mortalidad producto de la coronavirus en cada país pudiera estar atada a la ideología de sus gobiernos; por lo tanto, es lógico que posterior a la pandemia vengan sus condenas o críticas, como se observa en España o en los mismos EEUU pero, no se puede obviar que son de los países con mayor potencial para reponerse, a diferencia de los que con menos muertes pasan la pandemia.

Mientras en Venezuela algunos actores apostaban a cambios productos del descontento y la implosión, la amenaza para el gobierno es posterior pues la sociedad exigirá respuestas inmediatas, inclusión en programas sociales y las limitaciones no lo permitirán, abriéndose así, una oportunidad política a las organizaciones con una visión centro humanista que se alejen del populismo.

Aspectos estos que serían analizados en el próximo artículo sobre la posibilidad y tipo de transición que pudiera venir en Venezuela.

Partiendo de que la estabilidad política se pudiera obtener mucho después de la cura a la coronavirosis, porque en un ambiente de tantas carencias la estrategia populista estará presente, al igual que quienes piden castigo a culpables de la crisis  bajo la tesis nacionalista.  Estoy seguro que la estabilidad política la lograrán los que primero equilibren esa balanza social y económica, acotó.-

Whatsapp 04142627474

@anibalsanchez / @anibalsanchezi

 

Compartir
Traducción »